Enlaces accesibilidad

Noruega se disculpa por primera vez por su complicidad en el Holocausto

  • Había reconocido su papel, pero no pedido disculpas
  • Este viernes se ha celebrado el Día Internacional de Recuerdo del Holocausto

Por

Por primera vez en la historia, Noruega ha pedido disculpas este viernes, Día Internacional de Recuerdo del Holocausto, por la complicidad del país en la deportación y muerte de judíos durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial.

"Noruegos llevaron a cabo arrestos; noruegos condujeron los camiones y ocurrió en noruega", ha señalado el primer ministro, Jens Stoltenberg. "Hoy siento que es correcto expresar nuestras más profundas disculpas de que esto ocurriera en territorio noruego", ha afirmado.

"Ha llegado el momento de que reconozcamos que los policías y funcionarios noruegos y otros noruegos participaron en el arresto y deportación de judíos", ha aseverado durante un discurso con motivo del Día Internacional de Recuerdo del Holocausto.

Vidkun Quisling, el dirigente del país durante la ocupación cuyo nombre se ha convertido en sinónimo de traidor, ordenó el registro de los 2.100 judíos de Noruega en 1942. Más de un tercio de ellos fueron deportados a campos de exterminio, mientras que otros huyeron a Suecia.

"Lamento decir que las ideas que llevaron al Holocausto siguen estando muy vivas hoy en día, 70 años después", ha afirmado Stoltenberg. "En todo el mundo vemos que personas y grupos están propagando la intolerancia y el miedo", ha lamentado.

Compensaciones del Estado

En 1998 Noruega reconoció el papel del Estado en el Holocausto y pagó unos 60 millones de dólares a los judíos noruegos y organizaciones judías en compensación por las propiedades incautadas.

"Ese pago ha distado mucho de una disculpa pero ha sentado las bases del discurso que por primera vez se ha pronunciado este viernes, según ha manifestado a Reuters el historiador Bjarte Bruland. "Hasta entonces, los noruegos consideraban que solo los alemanes eran responsables", ha dicho Bruland, máximo responsable del Museo Judío de Oslo.

"Noruega actuó de forma similar a la Francia de Vichi en el sentido de que aplicaron sus propias leyes antijudías, usaron su propia mano de obra, confiscaron propiedades y discriminaron a los judíos antes de que los alemanes lo reclamaran", ha destacado por su parte Paul Levine, profesor de historia de la Universidad de Uppsala, en Suecia.

"Noruega no tenía que hacer lo que hizo", ha subrayado Levine, para quien la disculpa del país nórdico llega "inadecuadamente" tarde. El entonces presidente francés Jacques Chirac se disculpó por la complicidad de su país en el Holocausto en 1995.

Noticias

anterior siguiente