Enlaces accesibilidad

Biotecnología para crear pantallas luminosas con bacterias a modo de píxeles

  • Las bacterias unidas en colonias pueden brillar de forma coordinada
  • En un chip se pueden incluir hasta 500 'biopíxeles' con imágenes animadas
  • Son una forma de arte pero también tendrán aplicaciones prácticas en el futuro

Por

A la lista de materiales peculiares con los que se puede crear pantallas luminosas hay que añadir uno nuevo: las bacterias.

Un equipo de la Universidad de California en San Diego realizó demostraciones de un montaje en el que miles de bacterias se coordinan para formar una especie de rótulo de neón en el que hacen las veces de píxeles.

El resultado es una especie de 'pantalla viva' controlada por un microchip. La bacteria empleada en este biochip es una Escherichia coli (E. coli), una de las mejor conocidas y más utilizadas en investigación.

El resultado es una especie de 'pantalla viva' controlada por un microchip

La técnica consiste en insertar una proteína fluorescente que las hace brillar en función de su 'reloj biológico interno', y entonces manipular convenientemente las señales de forma coordinada para que miles de ellas brillen al unísono en las posiciones adecuadas de la pantalla.

Varios miles de bacterias forman los llamados biopíxeles, y en en un chip caben unos 500 de ellos. Las células utilizan un mecanismo de coordinación químico llamado detección de quórum para coordinarse unas con otras.

El problema al que se enfrentan los investigadores consiste en que las señales se propagan demasiado despacio como para que esto funcione con millones de colonias a la vez. De modo que las 'pantallas»'que pueden crear tienen todavía un tamaño limitado.

A medio camino entre el arte y las aplicaciones prácticas, la biotecnología que hay detrás de la fabricación de este tipo de pantallas también puede servir para crear sensores aprovechando la naturaleza de las propias bacterias.

En este sentido se ha descifrado ya cómo algunas bacterias detectan ciertos productos químicos, como el arsénico. Los investigadores afirman que podrían usarse para 'realizar acciones' a partir de esa información, por ejemplo midiendo los niveles de ciertos tóxicos forma continua en el cuerpo de una persona y avisando o reaccionando si alcanzaran ciertos niveles preocupantes.

Noticias

anterior siguiente