Enlaces accesibilidad

Soraya Sáenz de Santamaría, de la mano derecha de Rajoy en el Congreso a la Moncloa

  • Abogada del Estado de profesión, nació en Valladolid hace 40 años
  • En 2000 comenzó a trabajar como asesora para Rajoy, entonces ministro
  • En 2008 sustituyó a Zaplana como portavoz del PP en el Congreso

Por
Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidente, portavoz y ministra de Presidencia

Soraya Sáenz de Santamaría será vicepresidente primera, ministra de Presidencia y portavoz del Gobierno de Rajoy. El nuevo presidente pronunció su nombre junto al de María Dolores de Cospedal, Ana Mato y Carmen Martínez Castro, días antes de ganar las elecciones generales cuando Pepa Bueno le preguntó en el Telediario de TVE por quién se había sentido apoyado en los últimos años.

Nadie dudaba de que esta vallisoletana de 40 años, abogada del Estado de profesión, portavoz del grupo parlamentario del PP desde 2008, que llegó hace once años a la política como asesora de Rajoy -entonces ministro de Presidencia- iba a estar en el Gobierno del nuevo presidente.

De hecho, Soraya Saénz de Santamaría ha sido la que ha dirigido el equipo de traspaso de poderes con el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. La primera reunión con el entonces ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, la mantuvo tan solo doce días después de dar a luz a su primer hijo, Iván, que nació el 11 de noviembre, en plena campaña electoral.

Sáenz de Santamaría, hija única, nació el 10 de junio de 1971. Se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid con premio Fin de Carrera y se sacó la plaza de abogada del Estado, como su marido, Iván, con el que se casó por la vía civil en Brasil.

Comenzó a trabajar con Rajoy en 2000 como asesora en temas jurídicos. La fichó el recién fallecido Francisco Villar, que era por aquel entonces jefe del gabinete del ministro de Presidencia.

En su caso, la política no fue una vocación. En una entrevista publicada este fin de semana, en la revista Mujer hoy, reconoce que tenía una “visión muy negativa” de la política, cierta “prevención”, pero que Rajoy la 'engatusó'.

En las elecciones generales de marzo de 2004 se presentó por la lista de Madrid pero no logró ser diputada porque iba muy abajo.

Diputada tras la marcha de Rato al FMI

Sin embargo, la marcha de Rodrigo Rato para ser el director gerente del Fondo Monetario Internacional dejó un escaño libre que ocupó finalmente Sáenz de Santamaría, la siguiente en la lista. Tomó posesión el 13 de mayo de 2004.

En octubre de ese mismo año, en el XV Congreso del PP, en el que Rajoy fue elegido presidente del partido, Soraya Sáenz de Santamaría fue elegida secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local.

Durante la primera legislatura de Zapatero, formó parte de casi todas las comisiones mixtas del Congreso para redactar las reformas del Estatuto.

Fue Soraya Sáenz de Santamaría la que presentó junto a Federico Trillo el recurso de inconstitucionalidad en contra del Estatut catalán en julio de 2006 tras ser aprobado en referéndum por los catalanes.

En las elecciones de 2008 fue elegida diputada (iba de número cinco en la lista por Madrid de Mariano Rajoy) y fue elegida portavoz del grupo parlamentario, un puesto que hasta entonces había ocupado Eduardo Zaplana.

Rajoy dijo entonces de ella que lo proponía porque "tiene preparación, conocimiento, experiencia, porque trabaja, porque tiene mucho empuje e ilusión, importante en estos momentos. Y se ha ganado el respeto de sus compañeros y sus adversarios".

Críticas por su juventud

Sin embargo, su elección fue criticada por parte de algunos miembros del partido e incluso por la prensa. En una de las portadas del día siguiente titularon “¿Resistirá?” sobre una foto de ella sentada en el hemiciclo del Congreso.

"Si eres joven, mujer y mides 1,50 te ven vulnerable", dijo entonces Soraya Sáenz de Santamaría, quien demostró que Rajoy no se había equivocado con ella cada miércoles en la sesión de control del Gobierno, primero enfrentándose a María Teresa Fernández de la Vega y luego a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pero Sáenz de Santamaría ha tenido que aguantar más críticas. Una de las veces, en enero de 2009, cuando posó para una entrevista personal para el Magazine de El Mundo sentada en el suelo, con un vestido negro que dejaba sus piernas al descubierto. La fotografía acabó siendo portada en el periódico.

“Desde fuera existe la sensación de que a las mujeres se nos puede atacar más por los temas personales que por los profesionales”, explicó poco después sobre la polémica en Elle.

Ahora se la ha criticado por no hacer uso del permiso de maternidad y ponerse a trabajar antes de las seis semanas. Soraya Saénz de Santamaría explicaba en Mujer hoy, este domingo, que las diputadas no tienen permiso y que tomó la decisión con quien la tenía que tomar, que era con su familia. Es su marido el que se ocupa del bebé, menos de darle el pecho que lo hace ella, escapándose cada tres horas del Congreso porque su casa está cerca.

Soraya Sáenz de Santamaría se enfrenta ahora a una nueva responsabilidad en el equipo de Gobierno de Mariano Rajoy once años después de convertirse en su asesora. De caminar todos estos años por la difícil senda de la oposición.

Noticias

anterior siguiente