Enlaces accesibilidad

Spielberg y Jackson resucitan el cine de aventuras con 'Tintín: el secreto del Unicornio'

Por
Tintín en los cines, un estreno muy esperado

Sólo Spielberg puede rodar como Spielberg. A pesar de los últimos intentos de imitar su cine, el director vuelve a demostrar que, cuando se trata de películas de aventuras, sigue siendo el Rey. Y cuenta con la inestimable colaboración de uno de sus más aventajados discípulos, Peter Jackson.

Juntos firman un nuevo clásico del cine de aventuras y una estupenda adaptación del cómic que, no obstante, puede defraudar a los admiradores más acérrimos del personaje, porque en ocasiones más que Tintín parece el joven Indiana Jones; pero no se  puede negar que es una película con un ritmo impresionante, un estupendo guión, y una animación realmente revolucionaria.

Una auténtica montaña rusa de la que salimos agotados, pero con la sensación de haber vuelto a otros tiempos en los que el cine de aventuras seguía teniendo la capacidad de sorprendernos.

Una producción de lujo

Con ejemplos como El Capitán Trueno, queda patente lo importante que es tener un buen guión y una buena producción a la hora de adaptar un cómic al cine, y más si es como Tintín. Afortunadamente Spielberg y Jackson tiran la casa por la ventana.

Desde los espectaculares créditos iniciales, de sombras chinescas, asistimos a una revolución en la animación. Algo posible únicamente gracias a los avances en el sistema de Stop motion o captura de movimento con los que se ahn rodado películas como King Kong o El Señor de los anillos.

El trepidante guión es de tres estupendos escritores que ya se han hecho un nombre en el mundo del cine y la televisión:  Edgar Wright (director y guionista de Zombies party, Scott Pilgrim), Joe Cornish (Director  de Attack the Block, película revelación en Sitges) y Steven Moffat (Guionista y productor del Dr. Who)

Se basa, fundamentalmente, en el álbum El secreto del Unicornio, aunque también coge argumentos de El cangrejo de las pinzas de oro (la escena en la Tintín conoce al Capitán Haddok) y El tesoro de Rackham el Rojo, que será la base de la segunda película dirigida, esta vez, por Peter Jackson (Está prevista para 2013, aunque se podría retrasar por las dos partes de El Hobbit).

Un largo camino hasta la gran pantalla

Spielberg quería rodar Tintín desde hace casi 30 años. Incluso llegó a contactar con Hergé en 1983. El dibujante había visto En busca del Arca Perdida y  parecía entusiasmado de trabajar con él, pero murió antes de que pudieran encontrarse. Fue su viuda, Fanny, quien dio al cineasta los derechos para llevar al reportero a la gran pantalla, en 2006, tras arduas negociaciones.

Spielberg tuvo luego que esperar a la aparición y desarrollo de la tecnología de 'motion capture' (captura de movimiento) para poder filmar 'Las aventuras de Tintin'.

Una técnica, en la que los movimientos de actores reales dan vida a personajes digitales por medio de sensores -algo ya visto por ejemplo en las criaturas azules de Avatar o en el Gollum de Andy Serkis-, para poder dar así una mayor emoción y expresividad a los personajes. Y una técnica que alcanza grados de perfección nunca vistos en Tintín.

Unos protagonistas de lujo

A pesar de que hayan desaparecido, tras la animación, los actores realizan un estupendo trabajo, sobre todo  Andy Serkis (Gollum, King Kong), que borda su interpretación del Capitán Haddock. desde su aparición en la película, el personaje se erige en el gran protagonista. Hay que agradecer a los autores que no lo hayan descafeínado (Como cuando a Lucky Luke le cambiaron el cigarrillo por una ramita), por lo que sigue siendo un borrachín malhumorado, con malos modales, y que blasfema a la mínima, pero con un corazón de oro.

Jamie Bell (Billy Elliot, King Kong) está estupendo en su papel de Tintín y también hay que destacar el villano interpretado por Daniel Craig.

El resto de los personajes están expléndidamente adaptados, como Milú, Hernández y Fernández, La Castafiore e incluso el propio Hergé, que hace un cameo en la película.

Uno de los grandes del cómic

La primera aparición de Tintín se produjo el 10 de enero de 1929 en la revista Le Petit Vingtième, suplemento infantil del diario belga Le Vingtième Siècle.

Ya entonces su creador, Georges Remi -popularmente conocido como Hergé- le dibujó acompañado de su fiel compañero, el perro Milú.

Aquella primera aventura, titulada Tintín en el país de los soviets, presentaba al personaje como un reportero en la Rusia bolchevique. El álbum fue el prólogo a una saga de 24 aventuras que han llevado a Tintín por distintos países del mundo e incluso a la luna. La última de ellas, Tintín y los pícaros, se editó en 1983.

La muerte de Hergé significó también el fin de las aventuras del reportero belga, ya que sus familiares, respetando los deseos del autor, rechazaron que otros creadores se hicieran cargo de la saga, aunque Tintín sigue siendo un símbolo del cómic y enganchando a las nuevas generaciones.

Todo el mundo está de acuerdo en que es uno de los cómics más influyentes del siglo XX y el paradigma del estilo gráfico y narrativo conocido como "línea clara", característico de la escuela franco-belga.

Adaptaciones a otros medios

Antes de la película de Spielberg, Tintín protagonizó dos films con actores: Tintín y el misterio del Toisón de Oro (1961) y Tintín y las naranjas azules (1964). También dos largometrajes de animación: El templo del sol (1969) y Tintín y el lago de los tiburones (1972), y dos series de animación (1958 y 1991).

Además el porpio Hergé participó en la cereación de dos obras de teatro, en 1941. Desde entonces, Tintín ha pisado los escenarios en numerosas ocasiones, incluyendo un musical estrenado en 2001 en Amberes.

Y artistas como Andy Warhol o Roy Lichtenstein, han reconocido el impacto que la obra de Hergé tuvo en su trabajo.

Además Tintín ha protagonizado numerosas exposiciones, videojuegos, libros, sellos, monedas...

Polémico

En sus más de 80 años de historia Tintín no ha estado exento de polémica debido, principalmente, a dos motivos: los supuestos racismo y misoginia.

Estos días el cómic se enfrenta a un juicio por racismo en Bélgica por el álbum Tintín en el Congo, concretamente por la primera edición de 1931cuando el Congo era una colonia belga, y presenta a los congoleses como "idiotas, perezosos, incivilizados e incapaces de hablar correctamente", según dijo el abogado de la acusación, Ahmed L'Hedim, en su intervención ante el tribunal.

Además, algunos critícan a Hergé por no incluir personajes femeninos en las historias salvo contadas excepciones como la Castafiore, una cantante de ópera, de armas tomar, que también juega un importante papel en la película de Spielberg y Jackson.

250 millones de ejemplares vendidos

Tintín ha vendido 250 millones de ejemplares de sus álbumes, que han sido traducidos a 80 idiomas diferentes y adaptados a la pantalla, tanto en imágen real como en versiones animadas. Sin embargo se le resisten mercados como el norteamericano y el chino, cosa que podría cambiar tras el estreno de la película

De forma paralela a su éxito, Hergé fue ampliando la nómina de personajes secundarios, muchos de los cuales se han convertido en iconos del cómic tan reconocibles como el propio de Tintín.

Además de Milú, el capitán Haddock, los detectives Hernández y Fernández (Dupont y Dupont en el original), el profesor Tornasol o Bianca Castafiore han enriquecido las historias de Tintín durante estos 80 años de historia.

Noticias

anterior siguiente