Enlaces accesibilidad

Air France y varias familias de las víctimas de accidente llegan a un acuerdo en Brasil

  • La cantidad no ha sido divulgada por las partes
  • Al menos 16 familiares han firmado el acuerdo

Por

Las familias de 19 víctimas del accidente del avión de Air France, que cayó al mar en mayo de 2009 cuando viajaba entre Río de Janeiro y París y dejó 228 muertos, han llegado este jueves a un acuerdo con la aerolínea francesa para recibir una indemnización.

El acuerdo de indemnización entre la compañía y los representantes legales de las familias, cuya cantidad no ha sido divulgado por las partes, se firmó ante el Ministerio Público en Río de Janeiro, según ha anunciado a periodistas la procuradora de Justicia de esa ciudad brasileña, Nadia de Araújo.

"Las personas creen que pueden ganar más en la Justicia que si se adhieren a un acuerdo como este, pero los acuerdos extrajudiciales pueden ser más ventajosos", ha aseverado De Araujo, quien ha añadido que las familias han pedido mantener en "sigilo" el valor de la indemnización, informa Efe.

La promotora ha explicado que "la Justicia tiene un proceso más lento con su sistema de recursos. Hasta ahora, por ejemplo, apenas una acción judicial (del caso) fue juzgada en segunda instancia", pero ha admitido que el acuerdo de este jueves "tuvo como parámetro las mayores indemnizaciones en casos semejantes", añade la misma agencia.

En total, 76 personas han sido beneficiadas por el acuerdo entre la aerolínea y 19 de las 58 familias brasileñas con víctimas en el accidente.

El accidente

La tragedia ocurrió el 31 de mayo de 2009 cuando un Airbus A330-200 de Air France, que había despegado de Río con rumbo a París, cayó al océano Atlántico, a 1.296 kilómetros de la ciudad brasileña de Recife, punto más cercano en el continente suramericano.

En el siniestro perecieron todos los 216 pasajeros, de 32 nacionalidades distintas, en su mayoría franceses y brasileños, así como los doce miembros de la tripulación.

El pasado julio, un informe de la Oficina de investigaciones y Análisis (BEA) estableció que la responsabilidad del accidente recaía sobre la compañía, ya que ninguno de los copilotos había identificado correctamente las indicaciones de pérdida de velocidad. Además, el informe señaló también que ninguno de los pilotos habrían recibido entrenamiento a gran altitud y ejecutaron una maniobra incorrecta.

Noticias

anterior siguiente