Google y Motorola, ¿de camino hacia otra plataforma cerrada?

  • Los expertos temen que Google acabe beneficiando a Motorola
  • Marcas como Samsung o HTC pueden tener que cambiar de sistema operativo
  • La versión de Android para tablets no es de código abierto

Ampliar fotoGoogle y Motorola, ¿hacia otra plataforma cerrada?

Con la compra de Motorola Mobility por parte de Google, se abre la posibilidad de que ambas compañías configuren una plataforma cerrada de ’hardware’-’software’REUTERS / Kevin Lamarque

NACHO PALOUNACHO PALOU 

Tras la compra de la división móvil de Motorola por parte de Google, puede ser interesante recordar la historia del sistema operativo Symbian.

Aunque Symbian se asocia a los teléfonos Nokia, en realidad surgió de forma similar a como lo hizo Android tras la compra de Google: su desarrollo depende de un consorcio que agrupa a distintos fabricantes y marcas relacionadas con la tecnología móvil.

Entre las marcas participantes en el desarrollo de Symbian estaban Nokia, Sony-Ericcson, Samsung, LG, Motorola y Sharp y otras. Las participaciones eran todas minoritarias y la idea era desarrollar un sistema operativo de código abierto.

Con el tiempo los distintos movimientos de socios del grupo acabaron dejando Symbian en manos de Nokia, que se quedó con la propiedad y modificó la licencia de abierta a propietaria, licenciable.

De modo que el nuevo escenario era que Nokia hacía sus teléfonos, desarrollaba Symbian y lo licenciaba a otras marcas, empezando por la propia.

"The perils of licensing to your competitors – La lección (y el aviso) es que un licenciador que es también titular de una licencia hace que el resto de titulares se sientan incómodos. El proveedor es también el competidor. Una situación que siempre acaba en conflicto."

De hecho, muchas de las marcas que hicieron posible Symbian ahora se encuentran metidas hasta las rodillas en Android y ante una situación parecida a la que se daba cuando Nokia se hizo con el control de Symbian: el licenciador (Google) será también titular de una licencia de uso (para sus Motorola).

Lo que podría acabar incomodando al resto de socios: HTC, LG, Samsung, Sony Ericsson, entre otros muchos.

¿Cual será el futuro de Android?

Aunque la lectura de que Google se hace con las patentes es probablemente correcta, en mi opinión también es quedarse un poco en la superficie del asunto.

Es cierto que permitirá defender Android de demandas de la competencia, e incluso iniciarlas. Pero para eso estoy bastante seguro de que no hace falta comprar una empresa de tangibles entera cuando se podrían comprar derechos sobre patentes por menos dinero y sin la carga de entrar en el terreno del desarrollo y fabricación de 'cacharros'.

La versión de Android para tabletas no es de código abierto, como la versión para móviles

12.500 millones de dólares son muchos millones y lo lógico es que Google quiera sacar partido de ellos. Los móviles de Motorola van a competir con el resto de terminales Android, y es poco probable que Google no aproveche la ventaja que eso le supone.

No tanto con las actuales versiones de Android, abiertas, pero si podría suceder en el futuro. Más aún teniendo en cuenta el feo precedente que sienta el hecho de que, a diferencia de Android para móviles, la versión de Android para tablets no es de código abierto, sino que la licencia es de Google.

Aunque en teoría una versión equivalente –común para móviles y tablets– debería serlo en el futuro. En teoría.

De otro modo a la larga, como ha sucedido antes, Google y Motorola se convertirían probablemente en otra plataforma cerrada o monolítica en la que hardware y software tienen un mismo origen.

En Will hardware makers trust Google after Motorola buy? se compara la situación a la hipótesis de que Microsoft comprara Dell "¿Estarían HP y otros fabricantes contentos con eso?". No deberían.

Y hablando de Microsoft, su Windows Phone 7 es otra plataforma que puede estar camino de la integración plena entre software y hardware tras su matrimonio con Nokia, para posible espanto de los titulares de licencia de Windows Phone.

Otro caso, junto con el mencionado de Symbian (aunque éste esté cercano a la extinción) que sumar a los de Apple y BlackBerry: una marca, un producto completo y propio. Y cerrado. Pero que funciona

­ ­ ­ ­
Tenso recuento en las presidenciales de Túnez

Tenso recuento en las presidenciales de Túnez

El aspirante laico Essebsi proclama su ventaja al poco de concluir la votación. Su rival y candidato a la reelección descalifica esos datos parciales.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

Iglesias no quiere que Cataluña se vaya, pero dice que lo respetaría

El líder de Podemos da en su primer mitin en Barcelona. Ha advertido de que jamás se abrazará con Rajoy ni Mas.

­ ­ ­ ­
Las 'guerreras' se quedan a las puertas del oro

Las 'guerreras' se quedan a las puertas del oro

ANTONIO SERRANO

Noruega se ha llevado la final tras superar a España en una final muy igualada (28-25). Las chicas de Jorge Dueñas se tienen que conformar con la plata.

­ ­ ­ ­
El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El tribunal entiende que se convierten en derechos individuales del trabajador. Rompe con la limitación a un año de la 'ultraactividad' de los convenios que establecía la reforma laboral de 2012.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

Bunbury dice 'hasta luego' con un poderoso concierto en Madrid

En 2015 se alejará de los escenarios. No defraudan su voz imparable y una puesta en escena abrumadora.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

El invierno llega a medianoche y durará casi 89 días

El invierno de 2014-2015 comienza este lunes a las 00.03 hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, una estación que durará 88 días y 23 horas, y terminará el 20 de marzo con el comienzo de la primavera.

Espacio reservado para promoción
cid:1012