Enlaces accesibilidad

"Ser católica no va contra los principios del 15M"

  • Una asamblea en Madrid acerca posturas entre la religión y la laicidad
  • El respeto ha sido una constante en las intervenciones

Por
Vista de la asamblea que se se ha celebrado la tarde del domingo en Madrid entre laicistas y católicos. EFE/Luca Piergiovanni

Pocas horas después de la despedida del papa Benedicto XVI y de su regreso a Roma, se han reunido en el centro Madrid centenares de personas para propiciar un acercamiento de dos posturas que en los últimas días parecían irreconciliables: la religión y la laicidad.

A las nueve de la noche del domingo y bajo amenaza de tormenta, arrancaba la asamblea en la trasera de un centro comercial junto a la Puerta del Sol. "No somos el movimiento 15M, aunque pueda haber miembros que participen en él", explicaba uno de los organizadores.

La iniciativa de este debate surgió tras la manifestación contra la financiación de la visita del papa con fondos públicos del pasado viernes, cuando algunos participantes entablaron un diálogo con miembros de la JMJ que se encontraban en Sol alrededor de la medianoche.

Según uno de los participantes, en ese foro espontáneo se consensuó el respeto para todos, y que ninguna religión debía estar sujeta a una institución política ni disfrutar de retribuciones del Estado.

Fue ahí donde se acordó hacer pública una convocatoria para seguir debatiendo y encontrar puntos en común, que a lo largo del fin de semana se ha difundido a través de Twitter, con el hashtag #jmj15m.

Elena es una de las pocas personas que se identificaron como miembro de la JMJ. La participación de miembros de la organización católica ha sido escasa porque "estamos todos muy cansados", explica.

"Yo me he enterado porque sigo los foros del 15M, pero creo que la difusión ha sido muy limitada", ha añadido Elena, que asegura que los principios del 15M no van en contra de su religión.

El laicismo no es una amenaza para el catolicismo

"Tenemos que partir de la base de que el laicismo no es una amenaza para el catolicismo", explica Guillermo durante su turno de palabra.

María, miembro de la Comisión de Amor y Espiritualidad, añade: "En el 15M creemos en cualquier espitirualidad que promueva la paz, que no se beneficie de los favores de ningún Estado y cuyos gastos, además de públicos y transparentes, deben ser austeros y solidarios".

Respeto para todos

Los turnos de palabra y los matices se han sucedido hasta bien entrada la noche, mientras que el respeto ha sido un constante en todas las intervenciones.

"Yo también quiero pedir un respeto a la Iglesia, que en su discurso carga contra los homosexuales y las familias desestructuradas", exhorta una compañera. "Cuando veo la camiseta de la JMJ me siento ofendida, porque es un símbolo que niega a los colectivos gays", añade.

Elena reconoce que en la Iglesia hay contradicciones y los jóvenes católicos "somos críticos con ella". "La Iglesia está cambiando, pero hay que hacerlo desde dentro", asegura.

La historia de Cristo tiene mucho que ver con lo que reivindica el 15M

"La historia de Cristo tiene mucho que ver con lo que reivindica el 15M", explica Óscar, que se identifica como ateo. "Murió por enfrentarse a la oligarquía religiosa de su momento", explica. "Nosotros nos rebelamos contra las oligarquías de nuestra época, así que aquí tenemos otro punto en común", concluye arrancando un aplauso de los participantes.

Noticias

anterior siguiente