Enlaces accesibilidad

Cómo ha muerto Bin Laden: todos los detalles

  • Bin Laden residía en una lujosa mansión a las afueras de la capital
  • El líder de Al-Qaeda recibió un disparo en la cabeza
  • Estados Unidos no compartió información ni del paradero ni del operativo

Por
Todos los detalles de la operación que ha acabado con la muerte de Bin Laden

Una operación "de precisión quirúrgica". Así ha calificado fuentes militares estadounidenses el operativo que ha terminado con la vida del enemigo número uno de EEUU, Osama Bin Laden, este domingo en las cercanías de Islamabad.

En la operación, que apenas duró cuarenta minutos desde la llegada de los estadounidenses al lugar hasta su partida, murieron cinco personas: Bin Laden, uno de sus hijos varones, un mensajero y su hermano, y una mujer sin identificar.

Por su parte, fuentes del Congreso informadas por la Casa Blanca y citadas por los medios estadounidenses indicaron que Bin Laden murió de un disparo en la cabeza mientras se resistía armado a su captura.

Los altos funcionarios indicaron que los servicios de inteligencia estadounidenses habían sabido desde hace años que el líder de la red terrorista Al Qaeda se fiaba especialmente de uno de sus correos y se sospechaba que vivía con él.

Y así fue, según publica The New York Times,  el mensajero de más confianza de Bin Laden permitió a la CIA dar con el terrorista más buscado.  Su identidad no ha sido revelada,  pero pasó a ser la pista esencial de esta operación.

En noviembre, los agentes descubrieron que este correo residía en un complejo residencial, valorado en más de un millón de euros, en Abbottabad, un enclave vacional en las afueras de Islamabad, que curiosamente se encuentra junto a una base del ejército y a una academia militar paquistaní.

Por eso, según CNN, la mayoría de la población en este enclave no demasiado populoso pertenece a las fuerzas armadas de Pakistán.

Las dimensiones de la residencia y su lujo contrastaban con la falta de ingresos del investigado y su hermano, que vivía con él. Se sospechaba, entre otras cosas, por eso de que allí podría estar también Bin Laden.

Una lujosa residencia, su escondite

Y se confirmó. Su paradero era común. Para finales de abril se contaba con la certeza de que Bin Laden y su familia se refugiaban en ese lugar, y para sorpresa de los investigadores no tenía nada que ver con cuevas ni lugares remotos en los que la inteligencia se volcó para encontrarle en los primeros años.

El complejo contaba con dos puertas de seguridad y muros de entre cuatro y seis metros de alto coronados con alambre de espino. La residencia cuenta con tres plantas y aproximadamente es ocho veces más grandes que el resto de casas que le rodean.

Como parte de la seguridad, la casa no contaba con conexión telefónica ni acceso a Internet. Tampoco tenía televisión, y, según informa Reuters, se contacto con el exterior se reducía al mínimo. Tanto es así que la basura se quemaba en la propia casa.

Una operación de 40 minutos

Este domingo, un grupo de operaciones especiales estadounidense, formado por 20 militates de los Navy SEAL, penetró en el complejo donde se encontraba el terrorista más buscado del mundo.

La operación apenas duró unos cuarenta minutos, según las fuentes. El grupo antiterrorista accedió a la residencia desde cuatro helicópteros, uno de los cuáles fue dañado, sin llegar a ser derribado.

Al entrar en el complejo tuvo lugar un intenso tiroteo con intercambio de también de artillería, a resultas del cual fallecieron Bin Laden, uno de sus hijos  y otros dos varones, presuntamente correos. Murió también una mujer, que uno de los hombres quiso usar como escudo humano, y otras dos quedaron heridas. Tras la operación, los operativos abandonaron el lugar en helicóptero de nuevo.

"Fue una operación de precisión quirúrgica, a manos de un equipo pequeño, para minimizar el daño a civiles presentes en el complejo o a residentes de lugares vecinos", subrayaron las fuentes.

Obama dio la orden de atacar el pasado viernes, 29 de abril. EEUU no compartió los datos de inteligencia sobre el paradero de Bin Laden con ningún otro país, ni siquiera con Pakistán, por cuestiones de seguridad, explicaron.

"Era esencial para mantener el secreto y la seguridad de la operación", indicaron las fuentes, que precisaron que el Gobierno estadounidense informó "a posteriori" pero de inmediato de los resultados de la operación a las autoridades paquistaníes y a los aliados estadounidenses.

"Siempre hemos dejado claro a las autoridades paquistaníes que estamos en guerra con Al Qaeda y que perseguiríamos a Bin Laden allá donde estuviera", explicaron los altos funcionarios, que subrayaron que EEUU ha mantenido "el mayor de los cuidados" en actuar dentro de la legalidad internacional.

Sin embargo, un oficial paquistaní, citado por CNN, asegura que el ISI, el servicio de inteligencia de Pakistán aportó su asistencia a la operación antiterrorista estadounidense, que ha finalizado sin heridos entre las tropas.

El cadáver, custodiado en Pakistán

El grupo de estadounidenses se llevó el cuerpo de Bin Laden, que ha quedado bajo custodia de este país. Los altos funcionarios subrayaron que los restos del terrorista se han tratado según las costumbres islámicas.

Los medios norteamericanos apuntan a que el cadáver se ha arrojado al mar, tanto para cumplir, dicen, la ley islámica como para evitar que su paradero se convierta en un lugar de peregrinaje para seguidores islamistas radicales.

Se trata "de la mayor victoria jamás alcanzada por EEUU en diez años de lucha contra Al Qaeda" y con la desaparición de Bin Laden comenzará "el camino del declive para esta organización, que será difícil que pueda revertir".

Bin Laden, aseguraron estas fuentes, era "el único comandante, el supremo, de la organización, y el único líder de la organización cuya autoridad contaba con el respeto universal" entre sus filas

Noticias

anterior siguiente