Enlaces accesibilidad

'Graphic Journal', cómic y periodismo

  • Una colección de periodismo de calle y de denuncia
  • Trata problemas como la mafia, el Holocausto judio o la inmigración

Por
 Portadas de la colección 'Graphic Journal'
Portadas de la colección 'Graphic Journal' Norma

Han pasado casi 20 años desde que Maus, de Art Spiegelman, consiguió el Premio Puliztzer de periodismo, un hito para el mundo del cómic que, posiblemente no se repetirá jamás. Un tebeo que conseguía describir el holocausto Nazi, a través de la historia de un superviviente, contada por su hijo.

Pero, aunque los cómics no hayan conseguido un título tan mediático como el citado, siguen realizando una excelente labor de periodismo de calle y de denuncia, tratando historias sobre un momento concreto en un lugar determinado.

Ese es el leiv motiv de la excelente colección Graphic Journal de Norma editorial, que se estrena con cuatro títulos tan diferentes como interesantes. Todos ellos premiados o nominados, aunque no hayan conseguido el Pulitzer. Y cuyas introducciones están escritas por grandes periodistas.

‘Brancaccio’, una historia de la mafia cotidiana

La colección se inaugura con este relato sobre la mafia realizado por dos autores italianos, Giovanni Di Gregorio y Claudio Stassi, que relatan tres historias entrecruzadas en las que hablan de las víctimas de la mafia, que no son los policías o los jueces, sino los habitantes de las pequeñas localidades italianas dominadas por los criminales, que no pueden defenderse contra los abusos.

Y, sobre todo los jóvenes, chavales que dejan de ir al colegio a los diez años y se ven captados por la mafia, sin ninguna esperanza de futuro. Un cómic en la línea de la estupenda película Gomorra, con la que tiene muchos puntos en común y que ha recibido varios premios por su estupendo guión.

‘Sofía y el negro’, una pequeña historia de amor

Este estupendo cómic autobiográfico de la dibujante belga Judith Vanistendael cuenta su historia de amor con un Togolés y las dificultades que tuvo para que esa relación fuese aceptada por su familia y los complicados trámites para que al joven togolés se le considerase un refugiado político y pudiese quedarse en Bélgica, algo que no consiguió, teniendo que casarse para no tener que abandonar el país.

Una historia que se repite cada día porque, según la ONU, mil millones de personas pueden considerarse inmigrantes hoy en día. Una cifra que no deja de aumentar. Un cómic nominado en la sección oficial de Angouléme en 2009 y 2010.

‘La hija de mendel’, un homenaje a las víctimas del holocausto

Tan impactante como Maus es este cómic de Martin Lemelman, que trata el mismo tema y también está basado en hechos reales. El autor grabó a su madre en video para conservar las memorias de su infancia en la Polonia de los años 30 y su posterior huida de los nazis.

Un homenaje a las víctimas del mayor genocidio de la historia moderna.

‘Los hijos de octubre’, la lucha por la supervivencia

Para los que quieran saber la realidad social en los países de la antigua URSS, nada mejor que este estupendo cómic de Nikolaï Maslov, autor ruso especialista en retratar la difícil vida de sus conciudadanos. Una historia tan dura como apasionante sobre un pueblo acostumbrado a luchar por la supervivencia.

Una colección que aúna la denuncia social y los reportajes en profundidad con el poderío visual de los cómics para denunciar problemas que deberíamos haber solucionado hace años pero que siguen siendo una lacra para la llamada Humanidad.

Noticias

anterior siguiente