Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El tren de Rigoberto Urán tiene parada en el Vélodrome de Marsella Arriba Ir arriba
Arranca la ofensiva de la ONU y Francia en Costa de Marfil

Helicópteros de la ONU y Francia bombardean a las fuerzas de Gbagbo en Abiyán

  • Los objetivos, dos campamentos militares y la residencia de Gbagbo

  • Francia: se va a neutralizar el armamento pesado que se usa contra civiles

  • Ban ki Moon: el objetivo es proteger a los civiles, no atacar a Gbagbo

  • Cinco personas, dos franceses, han sido secuestrados en Abiyán

|

La ONU ha dado un paso más en la crisis de Costa de Marfil y ha comenzado una ofensiva en la que cuenta con el apoyo de las fuerzas francesas desplegadas en el país. De la mano de sus helicópteros, la coalición internacional ha bombardeado un primer campo militar en Abiyán afín al presidente saliente, Laurent Gbabgo.

Por su parte las fuerzas francesas, Licorne, ha hecho lo mismo en otro centro militar de la capital financiera marfileña.

Minutos más tarde, un helicóptero de la ONU ha disparado contra el palacio y la residencia de Gbagbo, según ha confirmado una fuente del organismo.

Con todo, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha precisado que el objetivo de estos ataques está en proteger a los civiles y no en atacar a Gbagbo.

Esta ofensiva militar se conoce en el momento en el que se confirma el secuestro de cinco personas, incluyendo al menos dos ciudadanos franceses, en la capital financiera de Costa de Marfil, según informa la radio francesa Europe 1.

Mientras, la presión contra Gbabgo se incrementa también del lado de los las tropas afines al presidente electo, Alassane Ouattara, quienes según emisoras locales captadas en Dakar, ya han iniciado la ofensiva final por Abiyán con la ayuda de entre 4.000 y 5.000 soldados y decenas de carros de combate.

Resolución 1975 de la ONU

Este ataque se produce en el marco de, tal y como ha recordado el Elíseo a través de un comunicado, un creciente clima de denuncias por agresiones contra los "cascos azules" desplegados en el país y contra la población. Estos ataques violan la resolución 1975, aprobada el 31 de marzo por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que se pide a Gbagbo el fin de los ataques.

"Conforme a su mandato de protección de los civiles, la ONUCI acaba de emprender acciones para neutralizar el armamento pesado utilizado contra la población civil y el personal de Naciones Unidas en Abiyán", explica el comunicado, que confirma el inicio de los bombardeos contra objetivos militares del presidente saliente.

En concreto, la labor de Francia tiene el objetivo de acabar con las armas pesadas y materiales empleados contra civiles y fuerzas internacionales.

En este mismo texto, Francia informa que su acción se debe a una petición del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y ha vuelto a reiterar su postura: "Francia pide el cese inmediato de toda violencia contra civiles. Los autores de estos crímenes deberán responder ante la Justicia".

En dicha resolución se da todo el apoyo a la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil , ONUCI, para usar "todas las medidas necesarias para proteger a la población civil" y se subraya la necesidad de que esta misión lleve a cabo el embargo de armas pesadas usadas contra civiles.

Último paso en Abiyán

Pero Gbagno no está solo ya que cuenta con el apoyo de milicias, mercenarios y miles de "Jóvenes Patriotas" que no han dudado en ofrecerse como escudo humano.

Pese a ello, según había comunicado a la agencia Efe Afoussy Bamba, portavoz del primer ministro del Gobierno de Ouattara, Guillaume Soro, "las Fuerzas Republicanas han tomando posiciones para prepararse para la ofensiva" de Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil.

En una declaración a los medios, Soro, que también es ministro de Defensa, había precisado que la estrategia planeada por las FRCI para el asalto a Abiyán se ha ejecutado "casi a la perfección", aunque se ha negado a facilitar ningún detalle sobre la ofensiva en ciernes contra el bando de Gbagbo.

Las fuerzas favorables a Gbagbo mantienen sus últimas posiciones en los barrios de Le Plateau y Cocody, donde se ubica la residencia del presidente saliente, quien está rodeado de sus fieles.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente