Enlaces accesibilidad

Hallados varios fragmentos inéditos de la zarzuela 'Luisa Fernanda'

  • Se trata de dos danzas y un ballet
  • El Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) las guardaba sin saberlo

Por

Los responsables del Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) presumen de que este fondo es "el Prado de la zarzuela" porque alberga casi todo el género lírico español, 10.000 zarzuelas y 1.700 partituras, a las que se suma un nuevo tesoro, dos danzas y un ballet inéditos de "Luisa Fernanda".

Su descubridor, Ignacio Jassa, trabaja desde comienzos de año como documentalista en este archivo situado en el sótano de la sede madrileña de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), un lugar repleto de cajas verdes de ph neutro que albergan miles de libretos, partituras y materiales de orquesta.

Jassa relata en una entrevista su hallazgo: mientras reordenaba todos los materiales de Luisa Fernanda, comedia lírica de tres actos compuesta por Federico Moreno Torroba en 1932, descubrió decenas de partituras correspondientes a dos danzas y un ballet, firmadas por Torroba después de que su zarzuela se estrenara en el Teatro Calderón de Madrid hace casi ochenta años.

Los fragmentos inéditos correspondientes a las danzas, explica Jassa, estaban destinados a sustituir otro número instrumental de la obra sobre el que se desarrollaba una escena hablada del acto segundo, mientras que el ballet es la continuación de las danzas.

Se ha editado la nueva versión

Un mes después de su descubrimiento, los números ya han sido editados para que cualquier compañía pueda llevarlos a escena, algo que finalmente no ocurrirá en las representaciones programadas en el teatro de la Zarzuela del 8 de abril al 22 de mayo por falta de tiempo.

Sí se ejecutarán en cambio el próximo otoño en Perú, con motivo de la temporada de ópera en el teatro municipal de Lima, bajo la dirección escénica de Goyo Montero y la musical de Juan de Udaeta.

Satisfecha por el hallazgo, la directora del CEDOA, María Luz González Peña ha explicado que, para la representación de esta u otras zarzuelas, es necesario que la compañía alquile el material al archivo por un precio que va desde los 110 euros a los 315, según la importancia de las orquestas o la popularidad de las obras.

"Somos imprescindibles y aunque sea exagerado, nos han llegado a decir que somos el Prado de la zarzuela", asegura González Peña, quien subraya que la zarzuela goza de "muy buena salud", a pesar de que al archivo ya no llegan obras nuevas y de que "todavía hay una generación que pone a este género el marchamo de franquista".

Al archivo ya no llegan obras nuevas

"Esto es absurdo porque la zarzuela es mucho anterior", añade González Peña, a la que le enorgullece que en EEUU, Italia, Rusia o Lituania el gusto por género y la música se imponga a prejuicios.

En el archivo, protegidos en salas ignífugas sin calefacción ni aire acondicionada, se pueden encontrar partituras manuscritas, y algunas autógrafas, de figuras como Ruperto Chapí, uno de los fundadores de la entonces llamada S.A.E. (Sociedad de Autores Españoles), o de Francisco Asenjo Barbieri, además de legados de diversos compositores.

Entre las "joyas" más destacadas, el CEDOA guarda celosamente La Gran Vía, La verbena de la Paloma y El barberillo de Lavapiés.

Noticias

anterior siguiente