Anterior El Tribunal Supremo Electoral de Honduras dice que no encontró evidencias de fraude en el segundo escrutinio especial Siguiente Un centenar de personas protesta por el traslado de Sijena y son desalojados por la fuerza por los Mossos Arriba Ir arriba

EE.UU., Reino Unido y Francia lanzan la 'Odisea del Amanecer' contra la defensa aérea de Gadafi


View La operación Odisea del Amanecer en Libia in a larger map
  • Atacan con misiles 20 objetivos militares en Trípoli y Misrata

  • La televisión estatal libia denuncia ataques contra objetivos civiles en Trípoli

  • Francia lanza el ataque con una ofensiva aérea contra objetivos libios

  • Los aliados despliegan sus medios aéreos y navales por el Mediterráneo

|

Estados Unidos, Francia y Reino Unido han lanzado este sábado una ofensiva a gran escala contra objetivos del régimen de Gadafi, fundamentalmente sus defensas aéreas en las ciudades de Trípoli y Misrata, después de formar una coalición de países este sábado en París para hacer cumplir la resolución de la ONU que exige un alto el fuego inmediato y la protección de civiles.

Washington y Londres ha entrado de lleno en la operación, llamada la Odisea del Amanecer, al lanzar 112 misiles Tomahawk desde sus barcos y submarinos en el Mediterráneo que han alcanzado 20 objetivos libios -misiles tierra-aire y defensas aéreas-, fundamentales para poder poner en marcha una zona de exclusión aérea en el país.

Primera fase

El vicealmirante estadounidense Bill Gortney ha informado en rueda de prensa que las operaciones de EEUU se han concentrado en esta primera fase en la parte occidental de Libia.

Gortney ha declinado hablar sobre operaciones futuras aunque ha insistido en que no hay desplegadas tropas estadounidenses sobre el terreno en Libia y que ningún avión estadounidense sobrevuela el país árabe en estos momentos.

"El alto el fuego abarca el este y el oeste del país", ha destacado Gortney, quien ha insistido en que la operación que acaba de arrancar tendrá "varias fases" y podría prolongarse durante "horas o días".

Obama y Cameron

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha confirmado desde Brasil que ha empezado la operación militar y el primer ministro británico, David Cameron, ha informado que sus aviones de combate están actuando en Libia.

"Hoy he autorizado a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos a que lancen una acción limitada contra Libia",ha inidcado Obama a periodistas en Brasilia, donde ha dejado claro que el ataque de las fuerzas estadounidenses "no es algo que EEUU o nuestros aliados hayamos buscado".

"No podemos quedarnos quietos -ha subrayado- cuando un tirano le dice a su pueblo que no tendrá piedad".

Soy muy consciente de los riesgos de esta inciativa, dice Obama

"Soy muy consciente de los riesgos que esta iniciativa conlleva", ha destacado Obama, quien aseguró que en ningún caso los soldados estadounidenses pisarán suelo libio.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, ha detallado que las fuerzas británicas han entrado en acción sobre Libia.

"Forman parte de una coalición internacional para aplicar la voluntad de Naciones Unidas. Todos hemos visto la brutalidad atroz infligida por el coronel Gadafi contra su propio pueblo", ha declarado Cameron en una declaración frente a Downing Street.

Tras presidir una reunión de emergencia de su gabinete de crisis, Cameron ha afirmado que la acción militar es "necesaria, legal y justa".

"Enemigos cruzados"

La televisión estatal libia ya ha informado de los bombardeos al asegurar que "los enemigos cruzados" han atacado varios residenciales en trípoli y que las ambulancias se dirigen a la zona ante las víctimas civiles.

Sin embargo, Al Yazira ha detallado que los ataques sobre Trípoli tenían como objetivo la base aérea de Mitiga, a las afueras de la ciudad, que es usada sobre todo para vuelos civiles para personalidades.

Los medios estatales también ha informado de que han bombardeado tanques que almacenan combustible en Misrata, la tercera ciudad del país controlada por los rebeldes y situada por las tropas de Gadafi aunque residentes han matizado luego que el objetivo era la base militar, situada a siete kilómetros de la ciudad.

Además, los medios de Gadafi han asegurado que las defensas antiaéreas libias han abatido a un avión francés, algo que ha negado posteriormente el Elíseo.

Francia abre fuego

La coalición de países que intervienen, que por el momento estaría formada por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Canadá e Italia, tiene ya desplegados 25 barcos de guerra, incluyendo tres submarinos armados con estos misiles Tomahawk y cinco aviones de reconocimiento estadounidenses, según han confirmado fuentes estadoundienses.

Precisamente la intervención de Estados Unidos había sido hasta ahora la gran incógnita después de que el Pentágono expresase sus dudas sobre la intervención militar.

El ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, ya había avanzado que los estadounidenses "participarán plenamente en la operación" contra el régimen de Muamar el Gadafi, y que con el Reino Unido "la colaboración ha sido total".

Francia había abierto las hostilidades al destruir varios objetivos militares de Gadafi en una operación aérea tras decidir una coalición internacional reunida en París.

"Un primer objetivo ha sido localizado y destruido", ha declarado el portavoz del Ministerio de Defensa, Laurent Teisseire, que ha detallado que alrededor de 20 aviones de guerra están patrullando un área de entre 100 y 150 kilómetros alrededor de la capital rebelde, Bengasi, sitiada por las tropas del régimen.

El presidente galo, Nicolás Sarkozy, ha afirmado que estos aviones ya están protegiendo a los civiles de Bengasi de los ataques aéreos de los pro-Gadafi, que han vuelto a bombardear la capital rebelde esta mañana pese a anunciar un alto el fuego inmediato el pasado viernes.

Operación de vanguardia

El coronel del Estado Mayor del Ejército Thierry Burkhard, ha indicado  en una conferencia de prensa que uno de los cazas franceses implicados en las operaciones de esta tarde realizó "un tiro en torno a las 17.45 contra un vehículo militar de tipo por determinar".

Todo empezó hacia las 11.00 con el despegue de cuatro cazas Rafale de la base francesa de Saint Diziers. A las 15.00 se sumaron otros aviones de combate Mirage con el objetivo de "atacar objetivos militares" en caso de que constataran que las fuerzas de Gadafi actuaban contra la población civil.

La misión, que todavía no había terminado cuando Burkhard hablaba a la prensa en París, se ha llevado a cabo "con medios franceses", en total una veintena de aviones apoyados por dos fragatas que se encontraban en la zona.

No obstante, también han colaborado aviones radar Awacs de otra nacionalidad, indicó el coronel del Estado Mayor, que no quiso precisar el país de procedencia.

Bases francesas

El oficial ha justificado la iniciativa francesa porque había que actuar "rápidamente", aunque se ha esforzado en insistir en que se trata de una intervención internacional, y que Francia espera que otros países tengan listo su dispositivo.

La operación francesa, que se ha desarrollado durante toda la tarde, no ha sido más que el pistoletazo de salida ante los movimientos que están realizando los países de la coalición internacional que se ha reunido en París para coordinar los esfuerzos de cara a la intervención militar en Libia, que engloba bombardeos a objetivos estratégicos del régimen y el embargo de armas con patrullas navales en el Mediterráneo.

Los aviones de guerra Rafale y Miracle pueden llegar a Libia en una hora y media desde la costa francesa y en una hora desde Córcega.

Tras la avanzadilla aérea, Francia ha puesto rumbo a Libia a su portaaviones Charles de Gaulle, que está en el puerto mediterráneo de Coulon.

"Flechas rojas" británicas en Chipre

Mientras, en el otro lado del Mediterráneo el gran aliado europeo de Francia, Reino Unido, despliega once aviones tipo Tornado en su base de Chipre, a escasa media hora de vuelo de Libia.

Los aparatos, pertenecientes al equipo de "Flechas rojas" de la Real Fuerza Aérea británica, partieron el viernes de la base de Lincolnshire para su "entrenamiento anual de primavera" a la base británica de Akrotiri, en Chipre, según su página web.

Un portavoz de la base británica ha asegurado que en breve se comunicará la misión de estos aparatos.

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que también desplegarán aviones patrulla tipo Typhoon, así como aviones de reconocimiento y para abastecer de combustible a sus cazas en el aire.

Para cumplir el embargo marítimo, Reino Unido tiene dos fragatas cerca de la costa británica, el HMS Cumberland y el HMS Westminster, aunque aún no está claro si los utilizará.

Las bases italianas

Así las cosas, la clave de las operaciones puede estar en Italia, que cuenta con la base de la OTAN más cercana a Libia, la de Sigonella, al sur de Sicilia.

En las últimas horas han aterrizado allí los seis cazabombarderos daneses del tipo F-16 que partieron esta mañana desde Dinamarca para colaborar en la operación militar contra el régimen de Muamar el Gadafi.

Además, aviones de la Aeronáutica castrense están siendo desplegados en la base de Trápani, también en Sicilia, informan los medios de comunicación locales.

En concreto, hay varios cazas militares del tipo Tornado, que se encuentran preparados para una posible intervención.

Las unidades del modelo Tornado corresponden a la división de Piacenza, especializada en la destrucción de defensas antimisiles y de radares, y a la unidad de Ghedi (Brescia), con capacidad de ataque.

¿Quién coordinará la operación?

Con todo, por ahora, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha asegurado que solo dará apoyo a través de sus bases, aunque quiere que el mando central de la operación se establezca en la base de la OTAN en Nápoles y no en Stuttgart (Alemania), un país que ha asegurado que no dará ningún apoyo militar a la operación.

España participará en esa misión con un avión cisterna -un Boeing 707- y cuatro aviones F-18 que realizarán patrullas aéreas y despegarán esta tarde hacia una base italiana para integrarse posteriormente en el mando de la coalición, según ha informado en París el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Otros países que han confirmado su participación son Noruega, que pondrá a disposición sus aviones F-16, algo que también hará Dinamarca y Bélgica. Suecia y Holanda han asegurado que también intervendrán aunque no han concretado su participación, una situación en la que también se encuentra Qatar, el único país árabe que apoyará militarmente a esta coalición.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente