Así funcionan los sensores que alertan de tsunamis en el Pacífico

  • El terremoto de Japón ha activado las alertas en todo el Pacífico
  • El sistema consiste en una serie de sensores de presión
  • Cuando una gran masa de agua pasa sobre ellos, una boya recoge los datos
NACHO PALOUNACHO PALOU 

Tras el terremoto de 8,9 grados localizado en Japón, se activaron en diversas zonas del Pacífico los sensores que alertan de la localización de posibles tsunamis.

Un tsunami de 10 metros ya ha arrasado la costa de Sendai, en el noreste de Japón, después del terremoto y todo el Pacífico está en alerta ante la llegada de posibles maremotos.

Un tsunami o maremoto es el desplazamiento de una gran masa de agua de mares u océanos generalmente como consecuencia de movimientos de tierra como los causados por terremotos cuyo epicentro está localizado cerca de la costa o bajo el mar.

A diferencia de las olas, que se producen principalmente en la superficie, el tsunami implica el desplazamiento de toda una columna vertical de agua, desde la base hasta la superficie.

El agua desplazada puede llegar a moverse a velocidades de hasta mil kilómetros por hora y recorrer cientos o miles de kilómetros desde el punto donde se originó.

Aunque en mar abierto este desplazamiento puede presentarse como una más o menos apreciable elevación del nivel del mar, cuando se aproxima a la costa ¿y el lecho marino comienza a elevarse- el alzamiento de esa columna de agua es lo que provoca el desastre: olas que pueden alcanzar varios metros de altura y golpear con gran virulencia la línea de costa dependiendo de la cantidad de agua desplazada y de su velocidad.

El sistema de detección de tsunamis del Pacífico, operado por la agencia NOAA de EE UU, (el Pacific Tsunami Warning Center, PTWC) consiste en una serie de sensores de presión situados en el lecho marino, denominados DART Mooring System.

Cuando una masa de agua inhabitual pasa sobre los sensores se activa la señal de aviso

Cuando la masa de agua en movimiento pasa sobre los sensores éstos registran una presión mayor de lo habitual. Esto activa la señal de aviso que es recibida por una boya cercana en la superficie.

La boya, además del aviso del sensor, recoge otros datos referentes a su posición GPS, presión barométrica, velocidad y dirección del viento, temperatura del aire y humedad relativa, conductividad y temperatura del agua.

Todos estos datos son enviados vía satélite al centro de vigilancia desde donde se notifica la alerta al International Tsunami Information Centre (ITIC) coordinado por las Naciones Unidas.

Además del centro de vigilancia del Pacífico, el ITIC está formado por agencias encargadas de vigilar el Océano Índico, el Atlántico Noreste y Mediterráneo y el Mar del Caribe y regiones cercanas.

Tanto los sensores situados bajo el mar como las boyas utilizadas normalmente para medir las mareas pueden anticipar la llegada de un tsunami con cierta antelación.

Dependiendo de la distancia a la que se produzca o se detecte la llegada del tsunami el tiempo disponible desde que se recibe el aviso hasta que la masa de agua alcanza la costa puede ser de entre varios minutos a varias horas.

En la web del National Data Buoy Center se puede ver la disposición de los sensores y acceder a las mediciones realizadas en las últimas horas.

La mayoría de éstos sensores del Pacífico están situados en el denominado Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona done confluyen varias placas oceánicas en colisión que casi continuamente producen terremotos de mayor o menor intensidad.

En el futuro se baraja la posibilidad de crear una gran red de cables

Recientemente investigadores de la agencia NOAA, propusieron el uso de cables de datos submarinos para crear una gran red capaz de detectar posibles tsunamis.

En teoría podrían localizarse debido a que el campo magnético que produce el desplazamiento de agua salada sobre el fondo del mar causa pequeñas variaciones -a modo de interferencia- en el voltaje de los cables utilizados para el tráfico de Internet.

­­­­

TVE

Logotipo de La 1

ISABEL

Programas no recomendados para menores de 12 años (NR12)

El nacimiento de Carlos I, en exclusiva

El niño que nació en el lugar más bajo del palacio, terminaría convirtiéndose en el rey más importante del mundo

­­­­

RNE

Logotipo de Radio Nacional
Programas para todos los públicos

RNE prepara un Quijote de auténtico lujo

Con José Luis Gómez, José María Pou, Javier Cámara y Michelle Jenner.

­ ­ ­ ­

Manifestaciones en Hong Kong

Los estudiantes pro-democracia y las autoridades se reúnen por primera vez

Los estudiantes pro-democracia y las autoridades de Hong Kong se reúnen por primera vez

El encuentro está siendo retransmitido por televisión. CY Leung asegura que hay espacio para más democracia.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El Barça, a reconducir su camino en Champions

Los azulgrana reciben al Ajax con una victoria y una derrota como balance. El técnico puede volver a alinear Rakitic para el doble pivote. Primer duelo de Luis Enrique contra De Boer.

­ ­ ­ ­
Billetes y monedas de euro

El déficit público se situó en 6,8% en 2013 y la deuda en 92,1% por el cambio del cálculo del PIB

El dato previo del déficit era 7,1% y de deuda, del 93,9%. Eurostat ha revisado los datos de toda la UE con la nueva metodología.

­ ­ ­ ­

Luke Evans: "Drácula también tenía un lado humano, seguro que no era malo 24 horas al día"

LAURA G. TORRES.- RTVE.es entrevista al actor protagonista de Drácula, la leyenda jamás contada: "Es una mirada innovadora" basada en la figura histórica de Vlad el Empalador. "Christopher Lee es maravilloso, pero mi Drácula favorito es el de Gary Oldman".

­ ­ ­ ­
Los lagos de Covadonga, en el parque nacional de los Picos de Europa.

El PP pide que se siga cazando en parques nacionales y el Gobierno insta a esperar la ley

El PP en el Senado ha introducido una enmienda a la ley de parques nacionales. Las ONG creen que no se protegerían los parques con ciertas actividades.

Espacio reservado para promoción
cid:46070