Enlaces accesibilidad

Los cortometrajes, esos pequeños olvidados

  • Este año hay mucho nivel en ficción y muchas historias con niños

Por

Alejados de los grandes focos y muchas veces denostados, los cortometrajes van siempre por delante de las grandes producciones cinematográficas por su libertad y variedad temática. Un reflejo que casi nunca llega al cine de las grandes salas. Estar nominado al Goya y mucho más a los Oscar, puede servir para ver cuál es el estado y las inquietudes de los próximos directores.
 
¿Y cuáles son las características que tiene que tener un corto para conseguir una nominación al Oscar? Pues haber ganado en algún festival autorizado que acceso a la pre-candidatura y después, aunque en menor escala, defenderlo en los pases previos que se hacen en Los Ángeles.
 
Los cortos que generalmente llegan hasta aquí, cuentan con una magnífica producción, lo cual no quita para que ideas más o menos ingeniosas – como las de 7.35 de la mañana de Nacho Vigalondo ó Éramos pocos de Borja Cobeaga – también puedan ser finalistas.
 
Este año hay muchísimo nivel en el apartado de ficción y sobre todo historias con niños...

The Confession

Ya tiene un Oscar…el que se concede de manera honoraria a estudiantes de escuelas de cine. Dirigido por Tanel Toom, nacido en Talin en 1982, cuenta una historia infantil sobre la culpa y el sentido del pecado. Por cierto, fue el ganador del Festival de cine de San Sebastian del pasado año.

The Crush

Otra historia con protagonista infantil. En este caso el realizador publicitario Michael Creagh es el que da el salto a la dirección actoral y dirige ni más ni menos que a su propio hijo. El corto es una historia de amor y venganza… ¿Qué pasa si te enamoras de tu profesora con solo nueve años y quieres casarte con ella? Lo mejor eliminar al prometido.

Wish 143

Y más niños en Wish 143…ahora con enfermedades terminales, hospitales y ensoñaciones, recuerda mucho a la película del realizador Antonio Mercero Planta 4 pero en inglés. El corto es de Ian Barnes y Samnatha Waite, que desarrollan su labor profesional dentro de la BBC.

God of Love

God of Love, de Luke Matheny, es otro con Oscar Honorario, en la categoría de guión para estudiantes… una historia con el espíritu indie de las películas americanas rodado en blanco y negro y mucho humor.

¡Ojo a este chico porque promete! 

Na Wewe

El corto belga Na Wewe, de Ivan Goldschmidt, pone la nota exótica, ambientado en la guerra de hutus y tutsis en 1994. Una gran producción para hablar de los horrores de la guerra civil de Burundi y el genocidio de Ruanda.

¿Quién ganará?

Noticias

anterior siguiente