Enlaces accesibilidad

El responsable de 'la matanza de Tucson' planificó paso a paso el asesinato de la congresista

  • En su casa han encontrado evidencias que demuestran que lo planificó
  • Según los investigadores, se niega a colaborar y "no ha dicho ni una palabra"

Por
Hoy está previsto que pase a disposición judicial el joven acusado de la matanza de Tucson

"Tengo un plan por delante", "mi asesinato", "Giffords". Estas frases escritas a mano y encontradas en un sobre dentro de una caja fuerte en la casa de Jared Lee Loughner, han sido la principal pista que ha llevado a la policía a determinar que el joven había planeado asesinar a la congresista Gabrielle Giffords la mañana del pasado sábado.

Loughner, de 22 años se acercó por la espalda a Giffords, que se encontraba con simpatizantes frente a un supermercado de Tucson (Arizona), y descerrajó una veintena de tiros a la mujer y a quienes les rodeaban, matando a seis personas, entre ellas una niña de 9 años, e hiriendo a otras 14.

El joven, calificado como una persona inestable que recientemente había sido expulsado de la universidad y rechazado en el Ejército, se enfrenta a cinco cargos federales, entre los que se encuentra el intento de asesinato de un miembro del Congreso de EE.UU., la demócrata Gabrielle Giffords, que se encuentra en estado crítico, aunque es capaz de comunicarse por gestos.

Los doctores, sorprendidos de que la congresista luche contra viento y marea por su vida a pesar de la grave herida de bala que tiene en su cabeza, se han mostrado cautelosamente optimistas sobre su recuperación. Tras ser ingresada este domingo, los cirujanos le extirparon casi la mitad del cráneo para evitar daños por la hinchazón de su cerebro.

Se niega a colaborar

La evidencias encontradas en la casa de Loughner, a unos 8 kilómetros del tiroteo, indican que había planeado el asesinato de Giffords, según ha afirmado el agente especial Tony M. Taylor Jr., del FBI, que consideran que el presunto asesino actuó solo.

Loughner se encuentra bajo custodia federal y se espera que haga su primera aparición ante los tribunales de Phoenix este lunes. Hasta ahora, "no está diciendo una palabra" a los investigadores, según ha explicado el sheriff del condado de Pima, Clarence Dupnik.

"Es el típico individuo problemático que es un solitario", ha señalado Dupnik a los medios sobre Loughner.

Como abogado defensor de oficio, se le ha asignado a Judy Clarke, que anteriormente ha representado al terrorista "Unabomber", Ted Kaczynski, y que asistió también al miembro de Al Qaeda, Zacarias Moussaoui.

Terrorismo doméstico

Las muestras de dolor se suceden en todo Tucson, donde a los amigos y familiares de las víctimas se unen ciudadanos anónimos portando velas y ofreciendo oraciones."¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?", es la pregunta que todos se hacen.

Robert S. Mueller, director del FBI, ha viajado a Tucson para supervisar la investigación del tiroteo, a petición del presidente de EE.UU., Barack Obama. Ha asegurado que una intensa investigación estaba tratando de determinar "por qué alguien cometería un acto tan atroz y si alguien más estaba involucrado".

Además, ha señalado que los cinco cargos que se le imputan son sólo el principio, y que Loughner podría ser procesado bajo la ley que persigue el terrorismo doméstico.

Mientras, la Cámara de Representantes de EEUU ha ordenado la revisión completa de las medidas de seguridad que envuelven a los legisladores.

Noticias

anterior siguiente