Enlaces accesibilidad

El primer ministro de Kosovo lidera una red de tráfico de órganos y armas, según un informe

  • La investigación del Consejo de Europa le tilda de "jefe mafioso"
  • Thaci habría ejercido un "violento control" sobre el tráfico de heroína

Por

El primer ministro de Kosovo es el jefe de un grupo "mafioso" albano dedicado al contrabando de armas, drogas y órganos humanos en el este de Europa, según una investigación del Consejo de Europa sobre el crimen organizado.

En el informe, Hashim Thaçi es identificado como "el jefe" de una red que comenzó a montar chanchullos criminales en el período previo a la guerra de Kosovo de 1999, y ha tenido una poderosa influencia sobre el gobierno del país desde entonces.

El gobierno de Kosovo, por su parte, ha descrito como infundado y difamatorio todo lo que se expone en el informe. "El gobierno y el primer ministro Hashim Thaçi llevaremos a cabo todos los pasos y acciones necesarias para desechar las calumnias de Dick Marty, incluidos los medios jurídicos y políticos", ha señalado el gobierno en un comunicado.

Dick Marty es el ponente de la comisión del Consejo de Europa sobre asusntos jurídicos y derechos humanos y responsable del informe que recoge dos años de investigación y que ha sido obtenido por el diario The Guardian. En la investigación, fuentes de inteligencia como el FBI señalan a Thaçi como la persona que ha ejercido el "control violento" del comercio de la heroína en la última década.

Un década al frente del crimen organizado

El círculo íntimo de Thaçi es acusado de tomar rehenes en la frontera con Albania después de la guerra, donde algunos serbios fueron asesinados para traficar con sus riñones, que fueron vendidos en el mercado negro.

Los procesos judiciales se han iniciado en un tribunal de distrito de Pristina este martes sobre un caso de presunto tráfico de órganos descubierto por la policía en 2008. Este caso -en el que los órganos habrían sido tomados de víctimas pobres en una clínica conocida como Medicus- estaría relacionado, según el informe, con las actividades de sustracción de órganos desarrollada por el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) en el año 2000.

Esta información llega en un momento crucial para Kosovo, que el domingo celebró sus primeras elecciones desde la declaración de independencia de Serbia en 2008. Thaçi se proclamó vencedor de los comicios y, desde entonces, ha estado tratando de formar una coalición con los partidos de la oposición.

Dick Marty, el investigador de derechos humanos que ha realizado la investigación, presentará el informe a los diplomáticos europeos de los 47 estados miembros en una reunión en París este jueves.

El informe sugiere que los vínculos de Thaçi con el crimen organizado hace más de una década, cuando los leales a su Drenica Group se convirtieron en la facción dominante en el ELK.

'Control violento' del comercio de la heroína

La supremacía del grupo sobre otras facciones disidentes de la guerrilla les permitió, a partir de 1998, tormar el control de "la mayoría de los negocios ilícitos penales", en los que participaron los kosovares al sur de la frontera, en Albania.

Durante el conflicto de Kosovo, las tropas de Slobodan Milosevic respondieron a los ataques del ELK orquestando una terrible campaña de limpieza étnica contra la etnia albana en el territorio. Se estima que unos 10.000 murieron a manos de las tropas serbias.

Marty llega a la conclusión de que durante la guerra de Kosovo y casi un año después, las fuerzas de Thaçi se tomaron la revancha contra serbios, gitanos y albaneses, acusado de "colaborar" con el enemigo.

Thaçi y otros cuatro miembros del Grupo de Drenica son identificados en el informe como responsables de "asesinatos, detenciones, palizas e interrogatorios". Esta misma facción del ELK ha mantenido un considerable poder en el gobierno de Kosovo en la última década, con el apoyo de las potencias occidentales interesados en asegurar la estabilidad en el estado incipiente.

El informe presenta un panorama en el que los ex comandantes del ELK han desempeñado un papel crucial en la actividad delictiva de la región durante la última década.

"En los informes confidenciales que abarcan más de una década, las agencias encargadas de combatir el contrabando de drogas en al menos cinco países han nombrado a Hashim Thaçi, y otros miembros de su Grupo de Drenica como responsables de haber ejercido el control violento en el comercio de la heroína y otras drogas", reza en la investigación.

Noticias

anterior siguiente