Enlaces accesibilidad

Rubalcaba, hombre fuerte que se convierte en la mano derecha de Zapatero

Ver también: Nuevo Gobierno de Zapatero

Por
Alfredo Pérez Rubalcaba se convierte en nuevo vicepresidente primero y portavoz del Gobierno

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de los hombres fuertes del 'nucleo duro' del Ejecutivo, avanza en la última remodelación del Gobierno -la tercera en dos años y medio- y se convierte directamente en la mano derecha de Zapatero al asumir la vicepresidencia primera. Además mantiene su cartera, donde su firme gestión en la lucha contra ETA -solo en 2010 se han producido más de medio centenar de arrestos- le ha otorgado el reconocimiento de muchos, entre ellos el del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Rubalcaba tiene unas cualidades muy notables para la acción política, la comunicación política y es un magnífico ministro del Interior. Me parecía muy conveniente que mantuviera esa cartera, por los éxitos y por el momento tan decisivo que tenemos para avanzar hacia el final de la banda terrorista ETA", ha dicho el presidente en la rueda de prensa en la que ha hecho oficial la renovación de su Gobierno.

No obstante, Zapatero ha asegurado que aún no ha tenido tiempo para reunirse con Rubalcaba y definir el "organigrama funcional", y ha añadido que ahora hay al cargo del Ministerio de la Presidencia "un hombre que se explica muy bien", en referencia a Ramón Jáureugui, que ocupará el otro puesto que abandona De la Vega. Zapatero no aclara con estas declaraciones quien actuará de portavoz del Gobierno.

Rubalcaba, político del PSOE nacido en Solares (Cantabria) el 28 de julio de 1951, es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y fue profesor en la misma.

Ha sido ministro de Educación y Ciencia (1992-1993) y ministro de la Presidencia (1993-1996). En la V Legislatura fue diputado por Toledo, pasando a serlo por Madrid en las elecciones de 1996 y 2000, por Cantabria en 2004 y por Cádiz en 2008. Desde abril de 2006 es ministro del Interior.

Pieza clave de González y Zapatero

Hijo de un aviador del bando nacional y nieto de un republicano, fue pieza clave de los Gobiernos de Felipe González y ahora lo es del de Zapatero. Ingresó en el PSOE en 1974, en el que comenzó a colaborar en la Federación Socialista Madrileña y, más tarde, en las comisiones de Enseñanza e Investigación tanto del partido como del Grupo Parlamentario Socialista.

Compatilizaba estas colaboraciones con sus estudios y la práctica del atletismo llegando a correr en el año 1975 los 100 metros lisos en 10,9 segundos en los campeonatos nacionales universitarios defendiendo los colores de la sección de atletismo del Celta de Vigo.

Con la llegada al Gobierno del PSOE en 1982, Rubalcaba asumió distintos cargos relacionados con la universidad y la educación. De hecho, en 1988 fue nombrado Secretario de Estado de Educación, y entre 1992 y 1993 fue nombrado ministro de Educación y Ciencia.

Vinculado a la política nacional desde el inicio

Tras las elecciones generales de 1993, el por entonces presidente del Gobierno, Felipe González, le nombró ministro de la Presidencia y de Relaciones con las Cortes (cartera de nueva creación), cargo en el que se mantuvo hasta las elecciones generales de 1996. En sus intervenciones negó reiteradamente cualquier relación del Gobierno con los GAL.

En las generales de marzo de 1996, que el PSOE perdió frente al PP, Rubalcaba resultó elegido diputado por Madrid.

Un año más tarde, en el XXXIV Congreso del PSOE, fue elegido miembro de la Ejecutiva y secretario de Comunicación. Su inclusión en las listas del partido por parte del por entonces secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, vino a refrendar su notable importancia en el partido en la nueva etapa. De hecho, el actual ministro del Interior fue uno de los principales encargados de mantener contactos con el gobierno popular sobre ETA a raíz de la tregua de 1999.

Su frente contra ETA y el 11-M

En el XXXV Congreso socialista, en el que José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido nuevo secretario general del PSOE, Rubalcaba entró a formar parte del Comité Federal del partido. En esta etapa, encabezó la delegación socialista que acordó con el PP el denominado Pacto por la Libertades y contra el Terrorismo, firmado en diciembre de 2000.

España se merece un gobierno que no le mienta

En las elecciones generales de marzo de 2004, Rubalcaba fue responsable de la estrategia electoral del PSOE. Algunos analistas políticos le atribuyen un papel decisivo en la victoria socialista.

El día de reflexión de las elecciones generales de 2004, dos días después de los atentados islamistas del 11-M, Alfredo Pérez Rubalcaba criticó al gobierno del PP, que atribuía a ETA la autoría de la masacre, y dijo en rueda de prensa la frase "España se merece un gobierno que no le mienta".

Tras la constitución de las Cortes, Pérez Rubalcaba fue nombrado portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Desde el 11 de abril de 2006 sustituye a José Antonio Alonso al frente de la cartera de Interior.

Tras la victoria socialista en las elecciones generales de 2008, Pérez Rubalcaba fue renovado en la cartera ministerial, ocupando de nuevo el cargo de ministro del Interior para ejercer durante la IX Legislatura. Entre el 20 de mayo y el 30 de junio de 2008 asumió interinamente las funciones de ministro de Defensa durante la baja de maternidad de la titular del departamento, Carme Chacón, compaginando dichas funciones con su labor al frente de Interior.

Noticias

anterior siguiente