Anterior Ciudadanos insiste en que "cuantos menos escaños" tengan PSC y comunes, menos "tentativa" de tripartito Siguiente Cuatro heridos en un "intento de atentado terrorista" con explosivos en el centro de Nueva York Arriba Ir arriba

Un alto el fuego en medio de la debilidad de ETA y a ocho meses de las elecciones municipales

  • El acoso policial ha permitido descabezar la cúpula seis veces en 2 años

  • El úíltimo asesinato fue en marzo de 2010 y el último atentado, en agosto de 2009

  • Pese a la debilidad, han perpetrado 12 asesinatos y 50 atentados en 4 años

Ver también: Especial Tregua de ETA

"Cuando un jefe de ETA se dedica a robar coches, es que las cosas no van muy bien". Son palabras del pasado mes de mayo del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, poco después de que cayera Mikel Carrera Sarobe, el último jefe militar de la banda.

El nuevo anuncio de alto el fuego de ETA se produce en un importante momento de debilidad de la banda gracias al acoso policial, cuyas operaciones antiterroristas han permitido descabezar la cúpula de la banda hasta en seis ocasiones en dos años. Pero la banda ha seguido matando desde el fin del último alto el fuego: 12 asesinatos en cuatro años -el último de ellos, el de un policía frances en marzo de este año- y casi 50 atentados.

@@MEDIA@@

La noticia se da a conocer, además, a sólo ocho meses de las elecciones regionales y locales, a los que la izquierda abertzale podría tener interés en presentarse, después de que por primera vez pideran, en un documento al que tuvo acceso TVE, un alto el fuego verificable.

EA y la ilegalizada Batasuna suscribieron a finales de junio un documento en el que se fijaban como objetivo la creación de un Estado vasco independiente y afirmaban que su prioridad es "la superación del conflicto político y la desaparición de todo tipo de violencias".

Sangría de detenciones

El último jefe de ETA detenido fue Mikel Carrera Sarobe, que cayó el pasado 20 de mayo en una operación conjunta de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil en la localidad de Bayona, al sur de Francia.

También un 20 de mayo, pero de 2008, comenzó la 'sangría' de detenciones en los jefes de ETA. Fue Francisco Javier López Peña, alias Thierry, el primero en ser apresado en una operación conjunta hispano francesa en la localidad de Bayona, al sur de Francia.

Thierry dirigía el aparato político y en su poder se hallaron numerosos documentos, valiosísimos para la detención de otros miembros de la banda meses después.

El siguiente gran golpe a la cúpula fue el 17 de noviembre de 2008. Caía Garikoitz Azpiazu, alias Txeroki. Jefe militar de ETA y el responsable de decir contra quién, cómo y dónde lleva a cabo los atentados de la banda terrorisa durante cuatro años.

Estaba huido en Francia desde 2002 y está considerado el jefe de los comandos etarras. Fue arrestado en la estación de esquí de Cauterets y en compañía de otra etarra, Leire López Zurutuza.

Txeroki era el principal sospechosos del asesinato de dos guardias civiles en Capbreton en 2007, según declararon varios etarras detenidos en una operación en Pamplona, en octubre de 2008.

Tres semanas. Ése es el tiempo que estuvo en la dirección del aparato militar Aitzol Iriondo, 'el breve'. Su detención se produjo en Gerde, una localidad enclavada en pleno Pirineo francés, y siutada en la misma zona en la que fue arrestado Txeroki.

Una cúpula más radicalizada

Jurdan Martitegi fue el hombre que cogió entoncs las riendas de la jefatura militar, cargo que ocupó sólo 4 meses, tras ser detenido el 19 de abril de 2009 en la localidad francesa de Perpignan.

Su nombre figuraba en la lista europea de terroristas y era considerado uno de los etarras más violentos. Su detención se produjo cuando acudía a una cita con Alex Uriarte -jefe de un comando en formación en Vitoria- y Gorka Azpiate, un liberado del aparato militar que hacía las funciones de escolta de Martitegi. Iba a impartir un curso de armamento en un cementerio de la localidad francesa.

Con la detención de Martitegi, las fuerzas antiterroristas descabezaban por tercer vez en menos de cinco meses al aparato militar.

Seis meses después, fue detenido el etarra Aitor Elizarán, aupado a la jefatura política por Txeroki tras la detención de Thierry. Fue arrestado cuando se encontraba en compañía de su lugarteniente, Ohiana San Vicente. Era la tercera vez en cinco años que se descabezaba el aparato político de la banda terrorista.

Ibon Gogeaskotexea, presunto jefe del aparato militar, completa la lista de los máximos responsables detenidos en estos dos años y medio por las fuerzas antiterroristas francesa y española.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente