Enlaces accesibilidad

Google y Verizon negocian un acuerdo que acabaría con la neutralidad en Internet

  • Varios medios de comunicación anuncian que podrían acordar dar prioridad a contenidos mejor pagados
  • El acuerdo puede provocar la aparición de servicios de Internet de distinta categoría
  • Ambas compañías desmienten esas informaciones

Por
Google y Verizon negocian un acuerdo que acabaría con la neutralidad en Internet
Google asegura que siempre ha apostado por una Internet abierta y sin categorías. REUTERS

Google y Verizon, líderes en ofrecer contenidos en Internet y acceso a la web, respectivamente, están a punto de firmar un acuerdo por el que Verizon aceleraría la llegada a los usuarios de ciertos contenidos online si los creadores de esos productos pagan un extra. Así lo aseguran varios medios estadounidenses como el diario The New Tork Times y la agencia Associated Press, que citan fuentes próximas a la negociación entre ambas compañías. 

De confirmarse, ese acuerdo pondría fin a la política actual de "neutralidad de la red", según la cual ningún contenido de la web tiene prioridad sobre otro.

El sobrecoste lo pagarían compañías como, por ejemplo, Youtube (propiedad de Google) para que Verizon -principal proveedor de servicios de Internet en Estados Unidos- otorgue prioridad a sus contenidos para hacerlos llegar antes a los usuarios de la web.

Así, los usuarios de Internet podrían tener que pagar más para conseguir mejores servicios de su proveedor, con lo que las empresas podrían amortizar mejor sus costosas inversiones en redes de banda ancha.

Internet de distintas categorías

De esta forma, advierten los expertos en Internet, muy pronto podría reproducirse en ese medio un sistema similar al de la televisión por cable o por satélite, donde los usuarios pagan más para recibir una categoría determinada de servicio.

Esta filtración sobre las negociaciones ha puesto en pie de guerra a los defensores de la web actual, libre y abierta, donde son los usuarios los que deciden -con sus visitas y usos de los distintos contenidos- los que deciden qué compañías ganan.

"El objetivo de la regla de neutralidad en la web es evitar que las grandes compañías se repartan Internet entre ellas", ha señalado a The New York Times Gigi B. Sohn, fundador de Public Knowledge, un grupo estadounidense de defensa de los consumidores. "La suerte de Internet es un asunto demasiado importante como para que se decida en las negociaciones entre dos compañías, aunque sean tan grandes como Google y Verizon", ha señalado.

Tampoco está claro que, si se logra ese acuerdo, la fórmula se vaya a extender a otras empresas. Un portavoz de Verizon, David M. Fish, ha reconocido las negociaciones, que se prolongan desde hace 10 meses, y ha añadido que son "optimistas en que el proceso concluya con un consenso que pueda compatibilizar una Internet abierta con la inversión e innovación necesarias para mantenerla".

Google y Verizon ya colaboran en los móviles Droid, sistemas fabricados por Verizon y en los que se ha instalado el sistema operativo para móviles diseñado por Google, el Android.

Reordenación global del acceso a Internet

Estas negociaciones entre Google y Verizon se producen al mismo tiempo que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos trata de regular los servicios de acceso a Internet (cable y telefonía), para lo que se ha reunido en numerosas ocasiones con esas dos compañías, pero también con AT&T, Skype, operadores de cable y telefonía del país, así como empresas de contenidos como Amazon o eBay.

Las operadoras piden libertad para vender servicios especializados como "la prioridad pagada", que aceleraría algunos contenidos a cambio de un pago extra. Por contra las compañías de telefonía móvil no quieren restricciones en la banda ancha móvil que, para ellos, es una tecnología diferente al servicio de Internet a través de cables.

Muchos proveedores de contenidos, como Amazon o eBay, prefieren que no se produzcan favoritismos y que, si se crea el sistema de pago, todos los creadores de contenidos tengan oportunidad de pagar para que sus productos lleguen más rápido al usuario.

Debido a los pocos avances en esos contactos, Google y Verizon han decidido acelerar sus negociaciones bilaterales a pesar de que, el pasado mes de febrero, el director ejecutivo de Google, Eric Schmidt, parecía descartar el pago por conseguir prioridad para sus contenidos.

"Google define neutralidad en la red de la siguiente manera: si hay una categoría de contenidos, como la de vídeo, queremos estar seguros de que el operador no favorece a un proveedor de vídeo sobre otro porque eso permitiría a ese operador elegir los ganadores de esa categoría", señaló entonces el directivo de Google. "Imaginen una situación donde el operador también posee una televisión y discrimina a favor de su televisión y en contra del resto. Eso no sería justo", concluyó Schmidt.

Noticias

anterior siguiente