Bosnia Ekspres, un tren para el reencuentro

Programas para todos los p├║blicos
Ampliar foto Horario y recorrido del Bosnia Ekspres

Horario y recorrido del Bosnia EkspresEn Portada

Ampliar foto Suljo Bradaric, uno de los protagonistas de Bosnia Ekspres

Suljo BradaricEn Portada

Ir a fotogalería La estación de tren de Sarajevo

En Portada. "Bosnia Ekspres". Álbum de viajeMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

Vídeos relacionados
DIEGO ARIZPELETA 

En la casa de Suljo Bradaric hasta las patatas están buenas. Mejor dicho, buenísimas. Su mujer nos explicó la receta, pero no nos acabamos de creer que aquello pudiera tener ese sabor tan increíble sólo con un poquito de sal y lo que el pollo había sudado en el horno.

Suljo vive en la aldea de Lijesnica. Antes de la guerra, era albañil. Pero ahora tiene trabajo sólo de forma ocasional. Él y su familia viven básicamente de su huerto, sus árboles frutales y sus gallinas. Además de una pensión de unos 100 euros mensuales.

Aquella noche, gesticulaba y se reía con voz de barítono de nuestros conocimientos de fútbol. "El Barça pierde seguro, y el Madrid se lleva la liga en la última jornada", había predicho yo levantando la vista de la televisión. Pero apenas se habían jugado 5 minutos cuando Messi adelantó a su equipo frente al Sevilla: 0-1.

El hombre que nos había invitado a cenar, ha insistido incansablemente hasta que aceptamos, no parecía el mismo que hacía un rato lloraba y se sofocaba ante nuestra cámara sentado en ese mismo sofá. Los chetniks le rebanaron el cuello durante la guerra. Disimulaba la cicatriz dejándose crecer la barba. Con los dedos pudimos comprobar cómo tenía la mandíbula llena de tornillos, de las operaciones para reconstruírsela. Aún así, bromeaba: "me llamo Bradaric, y por eso tengo brada". Humor negro del malo que se podría traducir por algo así como "me llamo Bárbez y por eso tengo barba".

A este gigantón de robustas manos se le murió un hijo, apenas un adolescente, que se enroló en la Armija, el pequeño y desorganizado ejército de Bosnia-Herzegovina. Una bomba antipersona se lo llevó por delante.

Balance de la guerra de Bosnia

La Guerra de Bosnia mató, en cifras redondas, a unas 100.000 personas. La cifra más fiable la aporta el Centro de Documentación e Investigación de Sarajevo (IDC). Su informe, confeccionado con rigor científico, recoge los nombres y apellidos de 97.207 víctimas, incluidos su sexo, edad, religión, lugar y modo de su muerte, etcétera. Por etnias, el 65% de los muertos fueron bosnios musulmanes, el 25% serbios, y el 8% croatas. Se cometieron los crímenes más atroces contemplados sobre suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

La guerra acabó hace 15 años con los acuerdos de Dayton. Pero en la mentalidad de los bosnios, parece que fue ayer.

La convivencia, 15 años después

Al preguntar a un bosnio musulmán cuál es su relación con los ortodoxos (o sea, serbios), lo normal es que se encoja de hombros y responda que "buena". Si uno tiene oportunidad de indagar un poquito más, esa misma persona responderá algo así como que "no los necesito para vivir". Más tarde admitirá que "en algún momento de mi vida he llegado a odiarlos".  Luego uno acaba sospechando que, probablemente, ese momento de su vida aún no ha pasado.

Algo parecido sucede del otro lado. Bastará con ganarse un poco la confianza de un ciudadano serbio para que, interrogado sobre el asunto, comience a echar mano de términos como "muyahidin" o "yihadista", con toda la carga que estas palabras han adquirido sobre todo después de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.

Un reportaje de historias personales

En este reportaje no hay políticos, no hay banqueros, no aparece ninguna persona con ningún cargo de relevancia. Sólo habla la gente. Las personas que nos hemos encontrado en el tren, o en los pueblos que éste encuentra a su paso. Y después de hablar con ellos hemos llegado a la conclusión de que ninguno ganó la guerra. Todos la han perdido.

Los bosnios hablan con nostalgia de cómo eran antes del 92. Les gustaría recuperar aquella vida. Musulmanes, ortodoxos (serbios) y católicos (croatas) no se diferencian entre sí: los hay altos y bajos, rubios y morenos, hablan el mismo idioma, comparten la misma tierra... Tampoco las mujeres musulmanas visten de forma diferente a las cristianas. Ni siquiera en las aldeas más pequeñas de la Bosnia central.

Todos son amables y acogedores. O al menos lo fueron con nosotros. Nos abrieron las puertas de sus casas con toda cordialidad. Y, lo que es más importante para un periodista, todos nos contaron sus historias con confianza y franqueza.  Sólo una cosa les diferencia. El dios a quienes rezan. Y eso ha sido definitivo en sus vidas.

Perspectivas de futuro

Ahora, Croacia tiene un pie en la Unión Europea. Serbia acaba de comenzar a andar el camino que le llevará a Bruselas. Pero Bosnia Herzegovina vive paralizada. La clase política está dividida en partidos étnicos que no hacen sino alimentar las tensiones entre musulmanes, ortodoxos (serbios) y católicos (croatas). Es parte de su peligroso y cómodo juego político. Porque es más fácil culparse por el pasado que planificar y desarrollar el futuro. Y mientras, el estado está al borde de la bancarrota, y el 40% de los bosnios sin trabajo.

La recuperación del servicio ferroviario entre Sarajevo y Belgrado contribuye al acercamiento entre personas que antes vivieron juntas y que se separaron de forma tan dramática.

Suljo no podrá abrazar de nuevo a su hijo. Ni afeitarse la barba si no quiere que esa cicatriz se vuelva a ver. Pero, si quienes tiene el poder de hacerlo toman las decisiones correctas, quizá sí pueda volver a compartir un trago de su licor de manzana hecho en casa con algún amigo ortodoxo.

 

Comentarios

­ ­ ­ ­

Tragedia aérea en Francia

Programas para todos los p├║blicos

El copiloto informó a Lufthansa en 2009 de una depresión grave

La compañía, matriz de la aerolínea Germanwings, envía el historial médico y "documentos adicionales" a la Fiscalia alemana.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

Los inmigrantes 'sin papeles' volverán a tener atención primaria pero no tarjeta sanitaria

El ministro Alonso defiende esta iniciativa para "no saturar las urgencias". Sanidad da marcha atrás a esta medida de la reforma sanitaria de 2012

­ ­ ­ ­
La falta de gol vuelve a condenar a España frente a Holanda

La falta de gol vuelve a condenar a España

FELIPE FERNÁNDEZ

Dos goles holandeses en tres minutos deciden el amistoso para los locales. La Roja tiene pòsesión y crea ocasiones pero no es capaz de ver puerta.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

El final del sistema europeo de cuotas lácteas obliga a los productores a adaptarse al mercado

L. FRANCIA.- En España, denuncian que quedan a expensas de los deseos de la industria. Las empresas españolas creen que habrá oportunidad de crecer. La intervención del sector surgió para frenar la sobreproducción de los años 80. Tras 30 años, la UE cree que el sector está preparado para ajustarse él mismo.

­ ­ ­ ­
Fragmento de la portada de "L'Arabe du futur" (El árabe del futuro)

'El árabe del futuro', el cómic del año en Francia

JESÚS JIMÉNEZ.- Un cómic con el que Riad Sattouf ganó el Festival de Angulema. Una autobiografía que refleja la falta de entendimiento entre Oriente y Occidente.

­ ­ ­ ­
Hallan cientos de nuevas galaxias formadas poco después del Big Bang

Hallan cientos de nuevas galaxias formadas poco después del Big Bang

Los satélites Planck y Herschel de la ESA han permitido observar las galaxias. Permitirá conocer el origen de las primeras estructuras a gran escala de las galaxias.

Espacio reservado para promoción
cid:1383