Anterior Al menos 44 muertos en un atentado del Estado Islámico en la 'capital' del Kurdistán sirio Siguiente Bruselas cancela la multa a España y Portugal por no tomar medidas para reducir el déficit Arriba Ir arriba
España y Portugal celebran 25 años de su adhesión a la CEE

España ha recibido de Europa en 25 años más dinero que toda Europa con el Plan Marshall

  • Se han financiado cerca del 50% de las grandes obras públicas

  • España es el país más europeísta, y el mayor beneficiario de las ayudas

Ver también:   Especial de la Presidencia española de la UE

|

Cierto es que España no se benefició del Plan Marshall que Estados Unidos puso en marcha para Europa gracias al presidente Truman tras la segunda Guerra Mundial. Pero sí que ha tenido su particular apoyo económico para modernizarse de la mano de la Unión Europea.

Un paquete de 88.000 millones de euros netos -frente a los 58.000 millones de euros del Marshall para el conjunto europeo- que comenzaron a llegar al país hace 25 años. Un 12 de junio de 1985 en el que el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, estampaba su firma en el Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea. Al igual que ocurría en Portugal.

Las inversiones

Comenzaba entonces la "historia de un éxito" según el ex secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, que ha llevado al 64% de los españoles a decir que Europa ha sido positiva para el país, convirtiéndose en el Estado más europeísta de los 27.

No es para menos. Tan sólo 4 años después del intento del Golpe de Estado del 23-F, y cuando la democracia todavía daba sus primeros pasos, España recibía una bocanada de aire fresco que iba a cambiar por completo la imagen social y territorial que tenía hasta entonces.

Sólo los fondos estructurales -cerca de 140 mil millones de euros en 25 años- han financiado cerca del 50% de las grandes obras públicas. Hablamos de las líneas de Alta Velocidad como el AVE Madrid-Sevilla, la T-4 de Barajas o el aeropuerto de La Palma. Pero también de las principales autovías, o de la modernización de las redes de distribución de pueblos y ciudades.

Lavado de cara al país que también se ha visto reflejado en uno de los principales sectores de la economía del país: la agricultura, gracias a los fondos de la Política Agrícola Común que han dejado más de 100 mil millones de euros en el campo español.

228.000 millones recibidos

Estas son las principales ayudas de la Unión Europea, pero hay otras muchas. En total la Unión Europea ha invertido en España -según datos del ministerio de Economía- 230.000 millones de euros brutos. Eso sin incluir ayudas directas o transferencias en I+D que no pasan por las arcas del Tesoro.

Si sacamos la calculadora y echamos números, las cuentas quedarían de este modo: España ha dado a la Unión Europea 140.200 millones de euros, y ha recibido 228.200, lo que da un saldo positivo a favor del país de 88.00 millones.

Sin duda el país que más dinero ha recibido de los 27, pero al tratarse de un proyecto solidario, a medida que han ido pasando los años -y el club comunitario aumentando de miembros- ha tenido que ir aportando sus aportaciones.

Así en 1986 España aportó 682 millones a Europa frente a los 11.425 millones que ha puesto encima de la mesa en 2009. Una evolución que va a provocar que en 2014 España se haya convertido en contribuyente neto. Es decir, aportará más de lo que recibirá.

Un movimiento natural que oligará al Gobierno a recaudar más dinero dentro del propio país, vía impuestos o atrayendo más inversión extranjera.

Los problemas

Cifras durante 25 años que analizamos en plena Presidencia española de la UE, justo cuando los 27 reflexionan sobre el futuro que quieren para Europa. Momento para elegir si se quiere ahondar en una política económica conjunta, una unión monetaria y comercial o ser un auténtico actor de relevancia en el mundo.

En ella España jugará papel importante, siempre y cuando consiga resolver con buena nota las exigencias de la Unión Europea para cuadrar sus cuentas. Reforma del sistema financiero, labora y de pensiones. Recortes en el gasto corriente de la administración pública.

Todo para llevar el déficit por debajo del 3% antes de 2013. Sólo en 2010 y 2011 habrá que apretarse el cinturón en 15.000 millones. Un ajuste que se está llevando a cabo también en el resto de lo Estados miembros, donde se ha instalado el miedo a que la recuperación se vea comprometida por la deuda pública.

Los otros beneficios

Pero no solo de ayudas y fondos ha vivido España durante estos 25 años. También ha jugado un papel muy importante el acceso al mercado único europeo. Esto le ha permitido internacionalizarse, y conseguir que las empresas inviertan en Polonia, Bulgaria o vendan sus productos en Francia sin problemas.

De hecho, como señala el investigador para Europa del Real Isntituto Elcano, Ignacio de Molina, "somos el principal socio comercial de Francia", es decir, que para ellos somos el "país más importante del mundo".

Un conjunto de medidas, ayudas, leyes e ideas que han permitido que la renta per cápita de los españoles haya pasado de los 5.000 euros a los 26.000 euros que, según el FMI, había en 2008.

La medicina europea

Pero sobre todo, según Navarro, la principal aportación europea ha sido el "cambio de mentalidad" de los españoles. El comprender que "a mayor apertura, mayor prosperidad".

Algo que se puede contemplar en la cantidad de gente que viaja al exterior cada año, la participación en las becas Erasmus o Leonardo, o los numerosos europeos que vienen a España cada año a disfrutar de sus vacaciones, estudiar o trabajar.

Es, en definitiva, la historia de un país que se ha modernizado gracias a Europa. Como dice Manuel Marín, ex presidente del Congreso, a España "la medicina europea" siempre le ha sentado bien.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente