Enlaces accesibilidad

Los muertos por la violencia en Jamaica rozan el medio centenar, 44 de ellos civiles

  • El primer ministro anuncia que investigará la actuación del ejército
  • El Defensor del Pueblo no descarta que haya muchos más muertos

Por
Enfrentamientos entre la policía jamaicana y los partidarios del narcotraficante "Dudus"

La cifra de muertos por la violencia desatada en Kingston, la capital de Jamaica ronda ya el medio centenar, según el defensor del pueblo del país caribeño, Herro Blair, que ha detallado que 44 son civiles.

Todas las víctimas se han producido en los Jardines de Tivoli, el suburbio de la ciudad donde reina el capo de la droga Christopher 'Dudus' Coke, que está en busca y captura por una orden de extradición de Estados Unidos por tráfico de drogas y posesión de armas.

Tras cuatro días de enfrentamientos en Kingston, la capital, continúa la escalada de violencia entre las fuerzas de seguridad jamaicanas y los seguidores de Coke, fuertemente armados.

Enfrentamientos en las calles

Las fuerzas de seguridad de Jamaica no han logrado todavía controlar los barrios de Tivoli Gardens y West Kingston, en la capital, donde Coke cuenta con el apoyo masivo de la población.

"Sabemos que hay 35 cuerpos de civiles en el depósito de cadáveres y, cuando nos fuimos la pasada noche, había otros nueve cadáveres que fueron recogidos por las ambulancias", ha señalado Blair, que investiga las quejas de los ciudadanos contra los políticos.

A estos 44 cadáveres, hay que agregar otros cinco muertos ya contabilizados antes, de los que dos son policías y otro un soldado del Ejército jamaicano.

Blair ha detallado que habían visto unos trescientos hombres detenidos por los cuerpos de seguridad del país, por lo que, quizá, "muchos más hayan muertos a manos de las fuerzas de seguridad que no sean tan tolerantes", ha especulado.

El Gobierno estadounidense había pedido la extradición de Coke en agosto de 2009, pero las autoridades del país caribeño retrasaron la decisión final hasta la semana pasada cuando el primer ministro, Bruce Golding, dio su visto bueno

Golding  ha afirmado sentirse "sorprendido" ante la intensidad del asalto al corazón de los barrios bajos de Kingston.

Investigación

"El gobierno lamenta profundamente la pérdida de vidas, sobre todo de los miembros de las fuerzas de seguridad y ciudadanos inocentes", ha declarado el primer ministro.

Por ello, Golding ha comunicado que se iniciarían "investigaciones cuidadosas para examinar todas las muertes causadas por las fuerzas de seguridad, que se han desarrollado empleando demasiado rápido el gatillo".

En esta misma intervención, Golding ha afirmado que, además, los agentes de seguridad perseguirían "criminales en cualquier comunidad".

Según las versiones oficiales aportadas por fuentes gubernamentales, durante los tiroteos sólo se disparó contra hombres armados pero según vecinos del distrito, policías y soldados dispararon indiscriminadamente.

Ataque en un hospital

Los enfrentamientos del pasado lunes se han originado después de que la policía jamaicana y el Ejército lanzaran una operación para controlar una zona del barrio marginal de Tivoli Gardens (este de Kingston) donde se atrincheran los seguidores de Dudus.

No obstante, la violencia se ha extendido a otras partes de la capital. Según varios testigos, una pandilla ha atacado a la Policía en el entorno del Hospital de Kingston, donde fueron trasladados los cadáveres de las víctimas que murieron el lunes.

Al parecer, un tiroteo comenzó cuando la policía intentó bloquear el acceso al hospital a las bandas armadas que trataban de acercarse al recinto para ver los cuerpos de las víctimas que fueron transportados por la noche.

Estado de emergencia

El Gobierno de Jamaica declaró el estado de emergencia en dos suburbios de Kingston después de que grupos armados atacaran dos comisarias de policía e incendiaran una tercera el domingo.

Su objetivo es apoyar al narcotraficante Dudus, de 41 años, sobre el que pesan cargos de tráfico de drogas y de armas. Muchos jamaicanos le apoyan porque ven en él a un benefactor que provee de alimentos y escuela a los más pobres, y media en los conflictos privados.

Dudus Coke, reclamado por Estados Unidos, es el hijo del que fuera capo de las drogas Lester Lloyd Coke, que lideró Shower Posse, una banda de criminales a la que se acusó del asesinato de centenares de personas durante las guerras por la cocaína de los 80 en Jamaica

En este sentido, el primer ministro, Burceo Golding, ha mostrado su sorpresa por la intensidad del asalto ante el parlamento de Jamaica y ha mostrado su rechazo a "la pérdida de vidas, especialmente aquellas de miembros de las fuerzas de seguridad e inocentes".

Noticias

anterior siguiente