Anterior Puigdemont, contra el 155: "Hoy hay que jurar la Constitución para comprar estetoscopios" Siguiente Detenido el presunto autor de la muerte de dos guardias civiles y un civil en Teruel Arriba Ir arriba

Orlando Zapata, segundo preso disidente que fallece por huelga de hambre en Cuba

  • Zapata estuvo 85 días en huelga de hambre

  • En 1972 murió Pedro Luis Boitel

  • Los dos fueron tratados como "prisioneros de conciencia"

|

Orlando Zapata Tamayo fallecía el pasado miércoles tras haber mantenido una huelga de hambre de 85 días con la que pretendía protestar por las palizas que recibían los presos políticos en la llamada cárcel Kilo 7.

Su caso no es el primero que se da en Cuba. En 1972 Pedro Luis Boitel moría en las mismas condiciones, tras 53 días.

La muerte de Boitel se producía tras cumplir una condena de diez años. Una condena que, a pesar de ser la sentencia que le había impuesto la justicia en 1961, le prolongaron sin explicación ni motivo. Entonces inició su huelga de hambre para intentar lograr la excarcelación. Pero, como Zapata, no consiguió su objetivo.

Su muerte supuso la aparición de un movimiento que se dedica desde entonces a denunciar la situación de los presos cubanos en defensa de los derechos humanos. En su honor, también se creó un premio a la lucha por la libertad que entregan organizaciones no gubernamentales.

Primavera negra

Entre marzo y abril de 2003, 75 disidentes fueron detenidos por el régimen castrista.

Entre ellas se encontraba Zapata. Se le acusó, como a los demás, de conspirar a favor de Estados Unidos y de atentar contra la integridad del Estado.

Zapata Tamayo nació el 15 de mayo de 1967 en Santiago de Cuba. Era albañil y perteneció al Movimiento Alternativa Republicana.

Por pertenecer a este grupo político fue recluido en la prisión de máxima seguridad de Guanajay, en Ciudad de la Habana en 2002 acusado, además de delito de desacato.

Fue excarcelado el 7 de marzo del 2003, pero detenido nuevamente el día 20 del mismo mes, en esa primavera negra. Fue enjuiciado el 18 de mayo de 2004 y condenado a tres años de prisión.

"Murió Orlando Zapata Tamayo en Cuba, un luchador pacífico de los derechos humanos que nunca claudicó hasta sus último momento. Murió de frente, no murió de rodillas". Sentenciaba la madre del disidente a la BBC.

Su cadáver ha llegado este mediodía a su ciudad natal, Banes, totalmente tomada por controles policiales.

Su madre, tras recibir el cuerpo, declaraba que "no es importante, pero pagarán por esto. Ellos tienen que pagar por esto'', dijo Reina entre sollozos en una conversación telefónica con el Directorio Democrático Cubano de Miami.

Todos se enfrentaban a penas de hasta 28 años de cárcel. Ahora, varios de sus compañeros, aún encarcelados, han recurrido también a la huelga de hambre.

La lista de los disidentes

Junto a los dos fallecidos,son muchos los que han demandado en Cuba una mejora de las condiciones penitenciarias a través de una huelga de hambre.

Entre ellos, el conocido como" Antúnez", Jorge Luis García Pérez, que permaneció 17 años en cárcel y mantuvo al menos cinco huelgas de hambre.

Una de ellas tenía el objetivo de lograr que se dejara de maltratar a los presos.

Junto a él se podrían mencionar muchos más nombres como los de los españoles José Gabriel Ramón, Alejandro Gonzáez Raga, Pedro Pablo Álvarez y Omar Pernet. Ellos lograron salir de prisión gracias a las mediaciones españolas en el año 2008.

La represión llevada a cabo en el 2003, provocó la imposición de sanciones diplomáticas por parte de la Unión Europea.

Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, CCDHRN, no hay señales de reformas jurídicas, económicas ni políticas en Cuba. "A menos que ocurra un milagro, la situación de derechos civiles, políticos y económicos en Cuba, a lo largo del año 2010, seguirá siendo igual o peor", según ha dicho el portavoz del grupo, Elizardo Sánchez.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente