Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente El Madrid suda para llegar a la final del Mundial de Clubes Arriba Ir arriba
Wences disfruta de su primer contacto con la nieve
Wences disfruta de su primer contacto con la nieve V.M.

"Que los colegios hayan permanecido abiertos ha sido una ayuda para los padres"

  • Algunos centros han cerrado sus puertas por el temporal

  • Los niños han aprovechado para jugar con los regalos de Navidad un día más

|

Wences pisa la nieve por primera vez con apenas dos años en el madrileño parque del Buen Retiro. Su padre asegura que para él el día no ha cambiado mucho porque el pequeño todavía no va al colegio. "Le he traído para que juegue un poco con la nieve y se lo está pasando pipa".

Tito ha ido al colegio, aunque no ha tenido clase. "La verdad es que no cambia mucho para ellos", dice su madre, "son tan pequeños que han hecho más o menos lo mismo que un día de clase normal".

No todos los padres han podido quedarse en casa con los más pequeños o encontrar a alguien para que se hiciera cargo de ellos, así que la mayoría de colegios madrileños han abierto sus puertas durante todo el día.

Antonio, Luis y Jimena ríen encantados mientras tratan de conseguir la bola de nieve más grande jamás vista. Su padre mantiene que "ha sido una ayuda para los padres" que muchos colegios permanecieran abiertos, "menos mal que hemos podido dejarles allí", continúa. "En cuanto me he liberado he ido a buscarles y esta tarde ya no irán, me quedaré jugando con ellos", asegura.

Los colegios cerrados complican el día a los padres

Pero no todos han tenido la misma suerte. Juan no ha ido al colegio esta mañana, pero tampoco ha podido quedarse en casa jugando con sus nuevas adquisiciones navideñas. "Llamé al colegio y me dijeron que estaría cerrado", explica su madre, "así que no me ha quedado más remedio que llevármelo a la notaría, a hacienda, a hacer la compra...". "A los padres nos ha dado un bajón cuando hemos visto que no iban a poder ir al clase", sentencia.

Isabel, en cambio, ha pasado el día en clase viendo una película con sus compañeros pero "han faltado muchos", dice. Sin embargo, apunta su padre, aunque en el día de hoy "en realidad no han dado clase, no se va a librar de sus clases extraescolares de música".

"Un poco de paciencia" para moverse por Madrid

Lo más complicado era llevar a los niños hasta las escuelas porque las rutas no han funcionado en todo el día. Sin embargo, la madre de Tito mantiene que "no ha sido para tanto" y que, a pesar del caos, todo se lleva mejor con "un poco de paciencia".

Los padres de Tomás no han querido arriesgarse a coger el coche. "Les he llevado al colegio en un taxi", dice su madre. El pequeño ha aprovechado la tarde haciendo un muñeco de nieve en el conocido parque madrileño con su hermano y asegura que han sido "muy poquitos" los que han ido a clase este lunes.

María, Marta y Eloísa han estirado las vacaciones de Navidad y se han quedado en casa "jugando a la consola", aprovechando este día "extra" para disfrutar de los regalos de Reyes. Las tres hermanas afirman al unísono que no tienen "ninguna gana de volver a clase", aunque sí "de ver a los amigos".

Las abuelas y las niñeras, fundamentales en este día

Ylangy se hace cargo de dos pequeños todas las tardes. Sin embargo, este domingo por la noche recibió una llamada de los padres de los niños, "que habían visto en la tele qué iba a pasar hoy", para que fuera a trabajar por la mañana. "Se dieron cuenta de que no tenían forma de llevar a los niños al colegio porque no funcionaba el transporte escolar", explica la niñera, "así que hoy he pasado todo el día con ellos jugando y ayudándoles con algunos deberes que todavía tenían pendientes".

Una abuela, con su nieto de la mano, dice habérselo "pasado bomba" cuidando de los niños. "Tengo toda la ropa empapada por las bolas de nieve, pero ha sido un día muy divertido". La mujer llegó a Madrid a pasar el fin de semana y ha podido echar una mano haciéndose cargo de sus nietos, que tampoco han conseguido llegar al colegio.

Una alegría también para universitarios y turistas

Y es que no sólo los niños se han quedado sin su primer día de colegio después de las vacaciones de Navidad, Carla explica que su universidad, situada en la sierra madrileña, tampoco ha abierto sus puertas por el temporal. Su amiga Inma no ha tenido la misma suerte, pero ambas han decidido pasar la tarde en el Retiro disfrutando del insólíto paisaje.

Eso mismo han debido pensar muchos madrileños porque entre los árboles del parque asoman cientos de cámaras de fotos que buscan la instantánea perfecta del Retiro decorado de blanco. Así encontramos a María y Mario, ambos de Madrid, que se han armado con su cámara para dar un paseo por la capital y retratarla "de una forma diferente".

A Tomás y Olga, la nieve les ha alegrado su visita turística. Han llegado este mismo lunes desde Barcelona y la estampa les ha pillado de sorpresa, aunque no el mal tiempo. "Veníamos preparados para el temporal", aseguran mientras pisan con cuidado el suelo helado del parque madrileño.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente