Anterior Italia será el rival de España en las semifinales de la Eurocopa sub 21 Siguiente Un incendio forestal obliga a desalojar a más de dos mil personas en el entorno de Doñana Arriba Ir arriba

Berlín, año 20. Tras las huellas del muro


Ver El Berlín del Muro 20 años después en un mapa más grande

|

Desde que cayeran los primeros pedazos de muro en aquel noviembre de 1989, Berlín ha cambiado mucho. Terrenos como las proximidades de Potsdamer Platz que en su día fueron "tierra de nadie" entre las dos partes de la ciudad dividida concentran hoy más talento arquitectónico por metro cuadrado del que podría imaginarse y enclaves estratégicos como el famoso "Checkpoint Charlie" o la Puerta de Branderburgo actúan como imanes para los cientos de miles de turistas que se acercan cada año hasta la capital alemana.

En su regreso a Berlín, materializado en el reportaje "Alemania, año 20", la reportera Pilar Requena nos guía por los lugares clave de la ciudad del "muro de la vergüenza". Con ella recorremos lo que queda del trazado del símbolo de la Guerra Fría y los escenarios fundamentales del nuevo Berlín.

Nuestro recorrido empieza en la Puerta de Branderburgo, el monumento más emblemático de Berlín, testigo mudo de los avatares de la ciudad durante el siglo pasado.

En portada - Tras la huella del muro. Puerta de Branderburgo

Muy cerca del hoy símbolo de convivencia entre el Este y el Oeste, nos topamos con el Memorial que pretender homenajear a las víctimas del nacionalsocialismo; más de 2700 estelas de hormigón que invitan a perderse en su estructura laberíntica y a pararse a reflexionar sobre las vidas que el Holocausto se llevó por delante.

En portada - Tras la huella del muro. Memorial del Holocausto

Sin alejarnos en demasía de esta zona, llegamos hasta el Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más caliente de la Guerra Fría, que vivió momentos tensos como la llamada confrontación de los tanques en octubre de 1961. Como el resto de vestigios del viejo Berlín, este punto en el que todavía se alza el famoso cartel que nos recuerda que estamos a punto de abandonar el sector americano, es un hervidero de turistas que cámara en mano no quieren abandonar la ciudad sin la instantánea obligada.

En portada - Tras la huella del muro de Berlín. Checkpoint Charlie

Nuestra siguiente parada nos conduce hasta Potsdamer Platz, área en la que se han levantado los más modernos edificios del nuevo Berlín.

En portada - Tras la huella del muro de Berlín. Potsdamer Platz

La caída del Muro y la reunificación alemana supuso el traslado de la capital de Bonn a Berlín y la construcción de una nueva Cancillería. En su entrada nos encontramos con la última gran obra monumental del escultor Eduardo Chillida: "Berlín"

En portada - Tras la huella del muro. La cancillería

Y de allí, damos un salto hasta Bernauer Strasse donde nos espera Harmut Richter, hilo conductor del reportaje "Una historia del muro" (1999) que diez años después, nos habla de la importancia de recordar a las nuevas generaciones que un día existió una enorme pared de hormigón, que separó una ciudad, un país, un continente y el mundo.

En portada - Tras la huella del muro. Bernauer Strasse

Con las palabras de Harmut todavía rondando en nuestra cabeza y tras recorrer los tramos de muro que todavía se conservar en pie, viajamos hasta la frontera interalemana, a la localidad de Mödlareuth, aldea que por su situación estratégica acogió un muro de hormigón similar al de Berlín del que todavía se conservan unos cien metros de trazado.

Tras las huellas del Muro. Mödlareuth, el "pequeño Berlín" En Portada

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente