Enlaces accesibilidad

'Honeymoons' gana la Espiga de Oro y Alberto San Juan, el premio al mejor actor en la Seminci

  • El serbio Paskaljevic se hace con el galardón a la mejor película en la 54ª edición
  • El Festival de Valladolid reconoce el trabajo del actor español en La isla interior
  • Adán Aliaga gana el Premio Pilar Miró al menor nuevo director por Estigmas

Por
"Honeymoons" consigue la Espiga de Oro del Festival de cine de Valladolid

El realizador serbio Goran Paskaljevic ha ganado la Espiga de Oro, máximo galardón del 54 Festival de Cine de Valladolid, por la película Honeymoons, mientras que la Espiga de Plata ha recaído en Lille soldat, de la danesa Anette K. Ollesen.

El premio al mejor actor de la Seminci ha recaído en el español Alberto San Juan por su papel en La isla interior, de Félix Sabroso y Dunia Ayaso. El galardón destinado a la mejor actriz ha sido para Trine Dyrholm, protagonista del filme Lille soldat.

El cine español también ha sido distinguido en la persona de Adán Aliaga, ganador del Premio Pilar Miró al mejor nuevo director por Estigmas, en tanto que la crítica internacional ha fallado en favor del francés Robert Guédiguian con su L'Armée du crime.

Paskaljevic, un habitual de la Seminci

El realizador serbio Goran Paskaljevic, máximo triunfador del 54 Festival de Cine de Valladolid con Honeymoons, se ha instalado en el olimpo de un certamen que ya ganó en 1995 (La otra América) y en 2006 (Optimistas), y que a lo largo de su historia ha proyectado casi toda su filmografía.

Paskaljevic (Belgrado, 1947), caracterizado por su permanente compromiso humano y atención a la realidad política y social, advierte en Honeymoons sobre el peligro de los nacionalismos radicales, a la vez que critica el recelo de la Unión Europea a la inmigración procedente de países como Serbia y Albania.

El drama humano de los inmigrantes que huyen de los excesos nacionalistas de sus países de origen, además de las trabas que encuentran en su intento de prosperar en la nueva Europa, son los dos mensajes principales de Honeymoons, premiada también por la crítica internacional convocada por el Festival de Valladolid.

Es la primera coproducción cinematográfica de la historia entre Serbia y Albania -dos países tradicionalmente antagonistas- donde Paskaljevic aboga por la ruptura de prejuicios para superar las negativas consecuencias de los ultranacionalismos.

'Lille soldat' se lleva la espiga de plata

La Espiga de Plata, decidida por un jurado que ha presidido el veterano cineasta italiano Ettore Escola, ha sido para Lille soldat, donde la danesa Annette K. Olesen aborda las contradicciones y la falta de soluciones del mundo desarrollado ante problemas sociales como la prostitución que, en forma de redes, esclavizan a las mujeres, africanas en el caso del filme.

Se vale para ello de dos mujeres: una prostituta de origen nigeriano que se niega a abandonar su oficio y una soldado de elite que no encuentra su sitio en la sociedad civil, encarnada por Trine Dyrholm, quien ha ganado el premio a la mejor actriz.

El premio al mejor actor ha sido para el español Alberto San Juan por la interpretación de un profesor de literatura, escritor frustrado y afectado por el mismo brote de esquizofrenia que el resto de la familia protagonista de La isla interior, de Félix Sabroso y Dunia Ayaso.

El cine español también acapara parte del palmarés gracias a Adán Aliaga, distinguido con el Premio Pilar Miró al mejor nuevo realizador por su película Estigmas, una valiente y arriesgada adaptación de la novela gráfica del mismo nombre, rodada en blanco y negro y protagonizada por el lanzador de peso Manolo Martínez.

Robert Guédiguian trae una historia de la Segunda Guerra Mundial

El Premio Especial del jurado internacional ha recaído en el francés Robert Guédiguian por L'Armée du crime, quien en 2000 ya ganó la Espiga de Oro del Festival de Valladolid (La ciudad está tranquila), y que ahora evoca la acciones subversivas de un grupo de revolucionarios extranjeros que lucharon en París contra la ocupación de las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial.

Guediguian se lleva también el Premio al Mejor Guión, que comparte con Gilles Taurand y Serge le Peron, mientras que el de la mejor dirección de fotografía ha recaído en Camila Hjelm Knudsen por Lille soldat.

La mejor música original, a juicio del jurado, ha sido la que Gabriel Yared ha compuesto tanto para Adam Resurrected, del estadounidense Paul Schrader, como para L'Herisson, de la francesa Mona Achache, filme éste que también ha recibido el Premio del Público y el de la Juventud, y que está basado en la novela de Muriel Barbery titulada La elegancia del erizo (2006).

Dentro del capítulo de los cortometrajes proyectados en la sección oficial, la Espiga de Oro la recogerá Giulio Recarelli por Semáforos, al igual que el galardón reservado al mejor cortometraje europeo, mientras que la de Plata la recibirán Mark Albiston y Louis Sutherland por The six dollars fifty man.

Por vez primera el Festival de Valladolid entregará el Premio a la Diversidad Cultural, instaurado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y reservado a la sección oficial, cuyo primer ganador ha sido el filme Amreeka, de Cherien Dabis, la historia de una familia palestina rechazada en su intento por encontrar una nueva vida en los Estados Unidos.

Por último, dentro de la sección Tiempo de Historia, reservada a documentales, el ganador ha sido el húngaro Tamás Almási por el emotivo retrato de su país durante los últimos cincuenta años realizado en Puskás hungary, con la figura del futbolista Ferenc Puskás como principal referente.

Noticias

anterior siguiente