Enlaces accesibilidad

El presidente del parlamento iraní ordena investigar unos supuestos enterramientos clandestinos

  • Un diputado aseguró que se enterró a personas muertas durante las protestas
  • El director del cementerio asegura que "no ha recibido ningún cuerpo sin identificar"
  • Treinta personas murieron durante los enfrentamientos, según cifras oficiales

Por
El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, ha ordenado investigar el supuesto entierro clandestino en el mayor cementerio de Teherán de decenas de personas muertas durante las protestas que estallaron tras la polémica reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Según el diario local Etemad, Lariyani pidió que se iniciasen las pesquisas necesarias después de que la nueva controversia fuera sacada a la luz pública el martes por un diputado durante la sesión parlamentaria, que fue emitida en directo por la radio nacional.

Esta mañana, la televisión estatal PressTV ha informado de que había sido destituido el director de citado camposanto, conocido como Behesht-e Zahra (Cementerio de los Mártires), Mahmud Rezaiyan. Al parecer, habría sido en el bloque 302 de este vasto fosal situado en el sur de la capital donde se habrían enterrado de forma secreta e ilícita más de 40 cadáveres entre el 12 y el 15 del pasado mes de julio.

Etemad también relata que el martes, durante una intervención en los pasillos del Parlamento ante los periodistas locales, el diputado conservador Hamid Reza Katuzian detalló que han sido testigos quienes han informado de la presunta sepultura clandestina de personas sin avisar a sus familiares y sin lápida.

Un grupo de parlamentarios tenía previsto desplazarse en breve al cementerio pero que ante los rumores de que se podría asfaltar el bloque 302 adelantaron su visita a ayer martes, agregó Katuzian, según el rotativo.

El director del cementerio niega los hechos

PressTV también ha informado de que el director de Bahesht-e Zahra ha negado los hechos y ha asegurado que el cementerio "no ha recibido ningún cuerpo sin identificar".

En la misma línea se pronunció el director de relaciones públicas del camposanto, Ismail Daneshpayuh, que ha señalado que el bloque 302 está destinado a personas no identificadas que han muerto a causa de las drogas o accidentes de tráfico. "Los enterramientos se hacen dentro del horario laboral y no existe caso alguno de sepulturas nocturnas", aseguró Daneshpayuh, a quien cita el diario conservador Kayhan.

"Todos los difuntos enterrados en este bloque tienen los papeles del forense en regla y están registrados", agregó.

Alrededor de una treintena de personas -según cifras oficiales- murieron y más de 4.000 resultaron detenidas en las protestas que estallaron tras la polémica reelección el pasado 12 de junio de Ahmadineyad. La oposición, que ha denunciado un fraude masivo en los comicios, eleva la cifra de fallecidos a 69.

Noticias

anterior siguiente