Enlaces accesibilidad

Los medios de Rupert Murdoch empezarán a cobrar por los contenidos en internet en un año

  • Para el magnate de la prensa, el actual modelo gratuito no es el adecuado
  • Entre las cabeceras de Murdoch están el Wall Street Journal o el Times londinense
  • Los analistas creen que la iniciativa puede agitar el debate sobre el acceso gratuito
  • Los expertos instan a buscar el equilibrio, webs que aúnen contenidos gratuitos y de pago

Por

Los medios del magnate de la comunicación Rupert Murdoch, englobados en News Corporation y entre los que figuran el Wall Street Journal o el Times londinense, comenzarán a cobrar por el acceso a los contenidos en internet dentro de un año, según informa CCN. Según los analistas, este paso adelante de Murdoch agitará el debate sobre la cultura del libre acceso a los contenidos 'on line'.

En opinión de Murdoch, el actual modelo empresarial de acceso gratuito a la mayoría de los proveedores de contenidos no es el adecuado.

"Ahora estamos en medio de un trascendental debate sobre el valor de contenido y es evidente que para muchos periódicos el actual modelo no funciona correctamente", ha afirmado el presidente de News Corporation.

"Hemos estado a la vanguardia de este debate y se puede suponer con seguridad que estamos liderando el camino en la búsqueda de un modelo que maximice los ingresos y revierta en nuestros accionistas... El Internet actual pronto tocará a su fin", ha asegurado el magnate australiano.

Según el proietario de el Wall Street Journal, en este medio se ha demostrado que se puede trabajar en el cobro por descargas de contenidos, ya que hasta 360.000 usuarios se han descargado la aplicación de iPhone para el diario en tres semanas. Esto le vale para afirmar que los usuarios estarían dispuestos a pagar por acceder a los contenidos del diario.

En este sentido, ha añadido que otras cabeceras de News Corporation introducirán cargos dentro de 12 meses.

El imperio internacional de Murdoch incluye además el New York Post, The Sun en el Reino Unido y el Daily Telegraph y el Herald Sun de Australia.

La idea también ronda en otras mentes

Pero Murdoch no es el único empresario que busca nuevos ingresos por el cobro de los contenidos en línea, según el director del Laboratorio de Periodismo Niema de la Universidad de Harvard, Joshua Benton, que señala que otros empresarios de la prensa "están empezando a reconocer que los ingresos por publicidad 'on line' no son suficientes por sí solos".

Para Benton, el desafío de los grupos empresariales mediáticos es encontrar el equilibrio entre la publicidad y los ingresos por suscripción y averiguar la manera de cobrar por el contenido, sin expulsar a los usuarios actuales, lo que podría derivar en idear sitios webs que aúnen contenidos gratuitos con otros de pago.

Según este experto, "sólo un pequeño número de lectores -alrededor de un 3%- estaría dispuesto a pagar. Los empresarios de la comunicación van tener que encontrar la forma de obtener dinero de este sector sin echar al resto de usuarios". Por ello, aboga por estudiar por qué tipo de productos se puede cobrar, "porque no pueden permitirse el lujo de poner un candado y una cadena en la primera página".

A pesar de la crisis

Y Murdoch lanza su planteamiento pese a la crisis económica internacional, que está causando estragos en la industria periodística estadounidense.

Así, a principios de esta semana, el Boston Globe, con 137 años de historia, ha informado de que se verá obligado a cerrar a menos que se alcance un acuerdo con los sindicatos para reducir costes por importe de 10 millónes de dólares y estima en 85 millones de dólares las pérdidas si no se hacen importantes recortes.

Desde enero de 2008, han cerrado al menos 120 periódicos en EE.UU., según Paper Cuts, una web especializada en el seguimiento de la industria periodística. Además, en ese tiempo se han destruido más de 21.000 puestos de trabajo en 67 diarios.

Pero, a pesar del ambiente general de pesimismo sobre el estado de la economía, para Murdoch, lo peor de la crisis financiera ha pasado. "No soy economista y todos sabemos que los economistas se crearon para que los meteorólogos sean bien vistos. Pero cada vez está más claro que lo peor ha terminado", ha afirmado.

Noticias

anterior siguiente