Enlaces accesibilidad

'Okuribito', la unión entre la vida y la muerte

Por

Para Daigo Kobayasi, antiguo violoncelista de una orquesta que se acaba de disolver, la muerte significará una nueva esperanza en la vida. Tras perder su trabajo como músico, acaba vagando por las calles sin ninguna perspectiva de futuro. Decide regresar junto a su esposa a su ciudad natal donde encuentra un empleo como enterrador. Todos contemplan este trabajo con cierto recelo pero el ritual de muerte supondrá para Daigo una nueva luz en su vida.

Este es el argumento de la japonesa Okuribito, la cinta que se ha llevado el Oscar como mejor película de habla no inglesa y que ya ha obtenido numerosos premios en todo el mundo. 

El director Yojiro Takita da un giro a su extensa filmografía cargada de comedia y fantasía para adentrarse en este drama que aporta luz sobre el oculto mundo de los rituales mortuorios en Japón.

En el país asiático, donde este realizador ha obtenido numerosos galardones con otros trabajos cinematográficos, la película ha alcanzado más de 33.500 millones de dólares en recaudación. La peculiar historia del músico en paro que convierte en vocación el arreglo de cadáveres ha encanchado al gran público.

Masahiro Motoki da vida al protagonista de este filme que muestra la visión que de la muerte existe en Japón. Los servicios "nokanski" de aseo y embellecimiento a los cadáveres se realizan en presencia de las familias, en un ritual que combina a partes iguales una atmósfera de recuerdo y respeto y en el que se trata de destacar lo bueno que esa persona hizo en vida.

El protagonista, con un papel excelente en este film, aprendió a tocar el violonchelo para la película y ensayó el ritual mortuorio durante meses.

El dolor ante la pérdida de un ser querido se entremezcla en esta cinta con la alegría de vivir y la idea de que la oportunidad para encontrar un nuevo camino en la vida puede estar en lo que menos imaginamos.


<< Volver a la portada de candidatos del Especial Oscar 2009

Noticias

anterior siguiente