Enlaces accesibilidad

Rescatan las cajas negras del avión siniestrado en Barajas para iniciar la investigación

  • Las primeras hipótesis apuntan a que un fallo en un motor fue la causa del siniestro
  • Según Spanair, el avión pasó un control rutinario el pasado 24 de enero sin irregularidades
  • El avión fue comprado por la aerolínea española en 1999

Por
El avión pasó un control sin irregularidades en enero
Las cajas negras del avión sinestrado en Barajas este miércoles cuando se disponía a despegar y que ha causado decenas de víctimas mortales han sido ya rescatadas por las fuerzas de seguridad. Las primeras hipótesis sobre la causa del accidenten apuntan a un fallo en uno de los motores del avión en la operación de despegue.

El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, que se encuentra de guardia, se ha hecho cargo de la investigación de las causas del accidente del avión de Spanair en el que viajan 175 personas -164 pasajeros, dos de ellos bebés, y nueve trabajadores de la compañía aérea-.

El juez ordenará un informe con el contenido de las cajas negras a la Polícia Nacional, para conocer las causas de este terrible accidente del avión de 15 años de antigüedad, que en 1999 fue adquirido por la aerolínea española.

Testigos oculares del SAMUR aseguran que el avión ha quedado tan destruido que sólo se reconoce la cola. Además, buena parte del aparato habría caído a un riachuelo cercano.

Pasó sin problemas un control en enero

Según ha informado Sergio Allar, director de Comunicación de Spanair, el avión pasó una revisión anual el pasado 24 de enero, sin reportar irregularidades. Desde la aerolínea no han querido expecular sobre las causas de la tragedia, y han asegurado que su prioridad son los familiares de las víctimas, por lo que pondrán toda la información que tienen a disposición de las autoridades. No han querido desvelar ni la identidad ni las nacionalidades de las víctimas.

De momento, lo único que han podido confirmar los testigos es que el avión se ha caído al suelo segundos después de haber despegado, saliéndose de la pista número 33 y causando un aparatoso incendio. Pasajeros de otros aviones que estaban en pista han podido ver dos enormes columnas de humo negro en la zona del impacto.

Uno de los motores podría haberse incendiado en el momento del despegue y se ha estrellado contra el suelo. Iba cargado de queroseno y al impactar contra el suelo se ha registrado la explosión. 

Según han informado fuentes de Emergencias, la parte trasera del avión se encontraba intacta, pero el resto de la cabina se ha convertido en un amasijo de hierros tras el impacto. Cuatro horas después del accidente, los bomberos continúaban enfriando la aeronave, aunque el incendio estaba bajo control.

Un despegue con retraso

A medida que pasaban las horas, se ha ido conociendo que el avión ha partido con una hora de retraso aunque aparentemente el motivo no tendría relación con la posterior catástrofe.

Según un comandante aéreo de la compañía Air Europa, el avión siniestrado sufrió un retraso en su despegue debido a un problema en la indicación de la temperatura.

En declaraciones a la Cadena Ser, el piloto explicó que este desajuste no puede tener relación alguna con el motor del aparato cuya disfunción durante el despegue podría haber originado la catástrofe.

Este mismo comandante añadió que hasta el momento el modelo MD 82 ha sido "un avión muy fiable". Añadió que las especulaciones que manejan los pilotos "van desde que un pájaro pudiera haberse introducido en el motor hasta que pueda haberse producido un fallo mecánico, lo cual es muy difícil hoy por hoy".

Los fabricantes de EE.UU., de camino a Madrid

Desde EE.UU. -lugar donde fue fabricada la aéronave- el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) enviará a Madrid un equipo para investigar las causas del accidente en el aeropuerto de Barajas, ya que el avión siniestrado, un MD-82, era de fabricación norteamericana.

Según informó el portavoz del NTSB, Keith Holloway, en declaraciones recogidas por la CNN, la aeronave pertenece a la compañía McDonnell Douglas, uno de los grandes constructores estadounidenses.

El portavoz aseguró que el equipo de investigación partirá hacia Madrid "tan pronto" como este organismo reúna a los expertos designados para esclarecer las causas del accidente.

El avión accidentado en el aeropuerto de Madrid-Barajas de la compañía Spanair es un modelo MD82 con capacidad para 172 pasajeros que fue homologado por las autoridades estadounidenses en 1980 y dejó de fabricarse en 1999.

Spanair tiene en su flota, formada por 63 aviones, un total de 36 unidades de la serie MD, 17 Airbus A320 y 7 Boeing B717.

Noticias

anterior siguiente