Enlaces accesibilidad

El Congreso en el que Aznar toma las riendas del PP y presenta su "proyecto de libertad"

  • El X Congreso del PP se celebró en Sevilla en la primavera de 1990
  • El lema de aquel encuentro fue "Centrados con la libertad"
  • Aznar presentó un "proyecto liberal" como alternativa al PSOE
  • Fraga rompió una carta de dimisión de Aznar sin fecha ante el auditorio

Por
El Congreso de Aznar (1990)

El X Congreso del Partido Popular se celebró en Sevilla entre los días 31 de marzo y 1 de abril de 1990 bajo el lema "Centrados con la libertad". En él fue elegido como presidente nacional José María Aznar con el respaldo del 96% de los compromisarios (2.069 votos afirmativos, 11 nulos y 70 en blanco).

Con este congreso el PP pone punto y final a la refundación iniciada por Manuel Fraga en el anterior congreso con el cambio de nombre.

Aznar, que definió el partido como independiente, moderado y centrado, defendió la necesidad de avanzar hacia el centro político. La ponencia política señalaba que era imprescindible el entendimiento y la colaboración entre las fuerzas políticas afines para ofrecer una alternativa a los socialistas.

El nuevo presidente nacional del PP se comprometió a que la llegada de su partido al poder se haría "sin traumas y sin peligros".

En el X Congreso, Aznar presentó un decálogo "para un proyecto de libertad" en el que contemplaba el desarrollo del título VIII de la Constitución, la recuperación de la ilusión colectiva y de la confianza de los españoles, la recuperación del crédito de las instituciones, medidas para un estado eficaz, compromiso con la construcción europea, un nuevo estilo político en el Gobierno basado en el diálogo, proceso de modernización del país, aumento de la competitividad, una sociedad solidaria y una sociedad libre que no necesite "ser dirigida ni salvada por el Estado".

Se creó la figura del presidente fundador, cargo que recayó sobre Fraga.

Una de las imágenes del X Congreso se produjo cuando Fraga rompió ante los compromisarios la carta de dimisión sin fecha que Aznar le había entregado para que la hiciera valer cuando lo considerara oportuno. Fraga quiso escenifica así que su delfín era completamente libre a partir de ese momento.
 

Noticias

anterior siguiente