Enlaces accesibilidad

Copa del Rey | Real Madrid 0-3 Barcelona

Vinicius, descaro no consumado

Por
Vinicius Jr. se lamenta de un error.
Vinicius Jr. se lamenta de un error. AFP

Volvió a firmar un partido notable pero volvió a irse de vacío. La joven perla del Real Madrid lo tiene todo: velocidad, desborde, actitud, descaro... pero sigue estando negado de cara al gol y este miércoles, sus positivas acciones quedaron diluidas ante la pegada de Suárez, que sí tuvo la puntería que no encontró el brasileño.

Mientras el Madrid perdonaba por medio de su estilete en ataque, el Barça destrozaba a su rival en tres puñetazos del uruguayo. En nada quedó el  buen hacer de Vinicius, un jugador con una proyección enorme al que la situación de su equipo le ha conferido un papel poco habitual para un chico de su edad.

No se corta el madridista, sin embargo, que ofreció el descaro que le caracteriza un partido más. Si en la previa sorprendió asegurando que Messi "no asusta", sobre el verde del Bernabéu no tardó en hacerse notar, siendo el protagonsita de la primera decisión polémica del choque, al caer en el área ante Semedo y pedir un posible penalti que nunca llegó a señalarse.

Seis remates y 19 pases acertados

Acto seguido, Vinicius fue el primer jugador del partido en probar suerte con un disparo envenenado que se marchó alto. En un inicio de clásico en el que el miedo parecía tener el protagonismo, a Vinicius no le temblaba el pulso.

Fue el primero de los seis remates que intentó durante un choque en el que repartió 19 pases acertados y solo 4 fallidos, además de provocar dos faltas con sus habituales desbordes. Se marchó con mala cara, sin embargo, tras ver como su trabajo se quedó en nada y el acierto que no tuvo sí lo encontró su rival.

Deportes

anterior siguiente