Enlaces accesibilidad

Mundial 2018 | Marruecos vs Irán

Marruecos vive ante Irán un amarguísimo final del Ramadán

Por
Bouhaddouz, en el suelo, se lamenta tras marcar en propia meta AFP AFP

Ficha técnica:

0 - Marruecos: Munir; N. Amrabat (S. Amrabat, m.75), Benatia, Saiss, Achraf; El Ahmadi; Ziyech, Belhanda, Boussoufa, Harit (Da Costa, m.82); y El Kaabi (Bouhaddouz, m.76).

1 - Irán: Beiranvand; Rezaeian, Pouraliganji, Chesmi, Haji Safi; Ebrahimi (Montazeri, m.79); Jahanbakhsh (Ghoddos, m.84), Shojaei (Taremi, m.67), Amiri, Ansarifard; y Azmoun.

Gol: 0-1, M.95: Bouhaddouz, en propia meta.

Árbitro: Cuneyt Cakir (TUR). Amonestó a Shojaei (min. 9), El Ahmadi (min. 33), Jahanbakhsh (min. 46) y Ansarifard (min. 90)

Partido disputado en San Petersburgo ante 62.548 espectadores.

--EFE--

Todo parecía destinado a un 0-0, un empate para que el fútbol hermanara a dos naciones tradicionalmente enfrentadas. Pero en el minuto 95, un gol en propia puerta de Marruecos ha dado la victoria a Irán. El colofón más amargo para la vuelta de los Leones del Atlas a un Mundial 20 años después (0-1) y en plena fiesta del final del mes sagrado del islam.

Con dos equipos que se caracterizan por su capacidad defensiva y escasa efectividad, no era de extrañar que una acción aislada decantara el partido... ¡pero qué desenlance tan inesperado!

En los primeros minutos, las llegadas de Marruecos fueron constantes, pero sin ninguna ocasión clara. No obstante, en una de ellas el balón merodeó la línea de gol varias veces entre las imprecisiones de la defensa iraní y los atacantes marroquíes.

Los destellos de calidad los pusieron por una banda el jugador del Leganés Amrabat y, sobre todo, Harit, el centrocampista del Shalke 04, el segundo jugador más joven en disputar un Mundial con Marruecos (cumplirá los 21 años dentro de tres días).

El empuje de los norteafricanos se moderó y los iraníes dieron algunos avisos a la contra antes del descanso, el más claro atajado por Munir, el portero del Numancia que en Rusia comparece con su segundo nombre (El Kajoui).

En la segunda parte el ritmo decayó aún más, con muchas interrupciones por diversos motivos, incluida la sustitución de Amrabat, que se quedó conmocionado tras una caída.

Y aunque Marruecos conservó la iniciativa, el reflejo de la escasa capacidad ofensiva fue que su ocasión más clara llegó en el minuto 80, por mediación de Belhanda, cuyo disparo desde el borde del área lo atajó el arquero iraní.

En el día en el que el mundo musulmán celebra el fin del Ramadán, este año de forma simultánea entre los suníes y los chiíes (lo que no siempre ocurre por las diferentes observaciones de sus astrónomos), los países que lideran una y otra rama del islam parecían destinados al reparto de puntos.

Pero los de Queiroz hicieron un último esfuerzo y la fortuna, o mejor dicho, el infortunio de Bouhaddouz, les dio el triunfo. En un córner en el tiempo añadido, el defensa marroquí cabeceó hacia su propia portería. Un remate imparable.

Así que, a la espera del Portugal-España, el Team Melli es el primer líder del grupo B, mientras que la única opción de Marruecos pasa por romper ante las favoritas ibéricas su ayuno de gol.

Más allá de este torneo, Irán ha conseguido la primera victoria asiática en un Mundial 17 partidos después de la que consiguió Japón en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. Y en el sentido contrario, su rival ha encajado la primera derrota después de un año entera invicta (en 10 encuentros).

Protesta por los derechos de las mujeres iraníes en San Petersburgo AFP AFP

En las gradas, unas aficionadas aprovecharon para pedir al régimen de los ayatolás que permita el acceso de las mujeres iraníes en los estadios de ese país. En los últimos meses, varias lo han conseguido, pero disfrazadas de hombres, según publicaron en las redes sociales.

Incluso el gran rival regional de Irán, la teocracia de Arabia Saudí, acaba de aceptar su entrada... aunque en zonas separadas de las de los hombres.

Deportes

anterior siguiente