Anterior El Iberostar Tenerife completa los cuartos de final y se enfrentará al Real Madrid Siguiente Zidane: "Dentro del vestuario nadie se siente favorito" Arriba Ir arriba
Griezmann se abraza con Fernando Torres en el momento del cambio.
Griezmann se abraza con Fernando Torres en el momento del cambio. AFP
Marsella 0-3 Atlético | Final E. League

Griezmann le regala a Torres la despedida más dulce

|

El triunfo del Atlético de Madrid en la final de la Europa League tuvo dos polos que condujeron la corriente del colchonerismo al éxtasis: Antoine Griezmann y Fernando Torres, alfa y omega. [Crónica del partido (Felipe Fernández) | Así lo hemos contado (Antonio Serrano)]

Un partido que se presumía especial para dos jugadores colchoneros. Por un lado, Fernando Torres, quien ya ha anunciado durante esta temporada que al término de la misma abandonaría el club de su vida. Por otro lado, Antoine Griezmann, quien también puede emprender la salida, en este caso con destino a Barcelona, pero sigue sin soltar prenda.

Sensaciones algo contrapuestas para uno y otro de inicio, puesto que el segundo fue titular y el primero vio el comienzo de la final desde el banquillo.

Torres pidió a su compañero en una entrevista a RNE que mientras estuviera en el equipo mostrara "compromiso" y Griezmann respondió al emblema del Atleti con un gol a los 20 minutos de partido: grave error de Zambo Anguissa, centro de Saúl y definición perfecta ante Mandanda.

El 'Principito' quiso hacer de profeta en su tierra -o cerca de ella, Macon- y se echó el equipo a sus espaldas, dispuesto a "despedirse" con un título y dejar con buen sabor de boca a los atléticos, quienes han respondido duramente a los rumores sobre su salida en estos meses.

Nada más arrancar la segunda parte terminaba de disipar las dudas sobre su compromiso con el segundo gol, mejorando en su definición la versión anterior esta vez a pase de Koke. Así, el 'Principito' se hizo 'Rey'.

Pasaban los minutos y la afición se acordaba de Torres; se hacía necesaria su salida al césped para poder levantar el trofeo en la ceremonia de entrega. Minuto 87, segundo cambio y sale Thomas por Correa. Y 'El Niño' esperando su momento.

Y mientras, Griezmann a lo suyo: lanza un contragolpe con un gran balón filtrado a Costa, que cede a Koke y este envía al capitán Gabi para que cierre la final con un disparo cruzado.

Entonces sí, en ese momento se anunció el cambio esperado y Griezmann con una amplia sonrisa daba el relevo a Fernando Torres para que saboreara su más dulce despedida del club de sus amores, el Atlético de Madrid.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente