Anterior Carolina Marín gana el Superseries de Japón Siguiente Chantal Blaak remata el gran trabajo de Holanda y se lleva el oro Arriba Ir arriba
El Baskonia acaba con la imbatibilidad del Madrid
Euroliga | Real Madrid 87-91 Baskonia

La muñeca de Blazic permite a Baskonia romper la imbatibilidad del Real Madrid

  • Dos triples del esloveno en el último minuto facilitan la victoria de los vitorianos en Madrid (87-91)

  • Un gran arranque de los visitantes puso a los de Laso siempre a remolque

  • Voigtmann (18 puntos) y Ayón (16) fueron los máximos anotadores

|

Ficha técnica:

REAL MADRID: Llull (13), Thompkins (-), Rudy Fernández (3), Taylor (-) y Ayón (16) --quinteto titular--; Draper (-), Nocioni, Reyes (11), Hunter (9), Doncic (15), Randolph (9), Maciulis (-) y Carroll (11).

BASKONIA VITORIA GASTEIZ: Larkin (11), Akognon (5), Hanga (12), Shengelia (14), Voigtmann (18) -quinteto titular--; Blazic (21), Cooney (-), Sedekerskis (5), Diop (-), Tillie (5) y Luz (-).

--PARCIALES: 19-32, 24-22, 23-15, 21-22.

Dos triples del esloveno de Baskonia Jaka Blazic en el último minuto han provocado la victoria del equipo vitoriano ante el Real Madrid (87-91) en lo que supone la primera derrota de los de Laso en la Euroliga. La primera mitad fue dominada por el empuje del conjunto vasco, aprovechándose de la debilidad en defensa madridista. La reacción en la segunda parte del Real Madrid quedó en nada ante el acierto de Blazic.

De esta forma, el Baskonia iguala al Madrid en el torneo con dos victorias y una derrota en su haber, después de haber asaltado un campo inexpugnable hasta la fecha en Europa como el Barclaycard Center.

No tardaron los vascos en poner de manifiesto los problemas locales en la retaguardia. El 0-7 inicial comenzó a generar preocupación en Pablo Laso, que ya a mediados del primer cuarto decidió gastar un tiempo muerto para encauzar el arranque.

Sin Bargnani este martes por lesión, Shengelia y Blazic comenzaron asumiendo el peso anotador del Baskonia e hicieron notoria la debilidad defensiva madridista, llegando a ampliar hasta los 32 puntos el bagaje de su equipo en los primeros 10 minutos. Mientras, los locales encontraron en Ayón uno de sus pocos brotes verdes, que evitó que los blancos se descolgaran en un comienzo poco afortunado.

Los de la capital se enfundaron el mono de trabajo para tapar su brecha en la retaguardia, aunque Voigtmann también quiso sumarse al sometimiento y poner freno así a una remontada que Llull empezó a cocer a fuego lento.

Reacción blanca tras el descanso

La reanudación tras el descanso despertó rápidamente la ilusión del graderío local con un parcial de 6-0. Además, el duro trabajo en defensa de los vitorianos hizo saltar las alarmas de 'Sito' Alonso en el tercer tiempo, puesto que varios de sus hombres de confianza se cargaron de faltas para afrontar el tramo decisivo. De hecho, Akognon fue expulsado con más de un periodo por disputarse.

Las dudas del conjunto visitante salieron a la luz después de que una renta que llegó a alcanzar el +15 en algunos momentos se vio reducida a +1 en el mismo preciso instante en el que los verdes echaron de menos a su estrella, pese a que acabaron sacando el resultado adelante a base de coraje.

La efectividad y la puntería de Baskonia se resintió con el paso de los minutos a la par que el Real Madrid se entonó atrás, dando paso a un duelo entre distancias mínimas que llegó a igualarse, en especial, gracias a la aparición del jovencísimo Doncic, autor de 15 puntos en la noche del martes y que asistió a su confirmación como futura estrella del baloncesto.

Blazic apuntilla la esperanza madridista

El conjunto local vivió su momento álgido cuando sólo restaban siete minutos para la conclusión, momento en el que Carroll puso por primera vez a los blancos con un triple que cambió por completo las tornas. Además, Laso pudo presenciar el gran aporte de sus menos habituales, ya que jugadores como Doncic o Hunter entraron de refresco para apuntillar a un rival que sacó las garras intentando salir con premio de Madrid.

Con poco tiempo para la reacción, ambos conjuntos dispusieron un continuo intercambio de golpes que mantuvieron la agonía hasta los segundos postreros. Un error resultaba irremediable y una pérdida de Llull desembocó en un triple de Blazic que nubló por completo la esperanza merengue, que murió en la orilla tras remar a contracorriente.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente