Anterior Joan Barreda abandona el Dakar exhausto en la undécima etapa Siguiente El Espanyol inflige su primera derrota al Barça y anima la Copa Arriba Ir arriba
Real Madrid 92 - 86 Zalgiris
Baloncesto | Euroliga

El Real Madrid suma su segunda victoria; el Baskonia cae en Moscú

  • Felipe Reyes lidera el triunfo ante Zalguiris con 24 puntos y 6 rebotes (92-86)

  • Entre el capitán y Gustavo Ayón sumaron 40 puntos y 11 rebotes ofensivos

  • Laboral Kutxa entrega el partido al Khimki en una mala segunda parte (76-68)

|

El Real Madrid sufrió más de lo previsto para conseguir una victoria imprescindible ante un Zalgiris Kaunas que, posiblemente, sea el rival más flojo en el grupo de la muerte, y al que acabó derrotando por 92-86, en una nueva exhibición de un Felipe Reyes que anotó 24 puntos.

El Zalgiris dio la sensación de salir acoquinado ante un Real Madrid que en un visto y no visto y sin hacer nada especial se colocó 10-2 (min.3) en el marcador. Sarunas Jasikevicius en su alternativa como entrenador de Euroliga, tiró de manual para pedir tiempo muerto y abroncar a sus jugadores.

Con las defensas prácticamente inoperantes, el primer cuarto finalizó con un abultado 26-18. El partido dio la sensación de estar decantado aún antes de haberse iniciado y el 39-26 (min.14), con dos triples consecutivos de Felipe Reyes incluidos, contribuyó a dar la sensación de que todo el pescado estaba vendido.

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, tuvo que trabajar a fondo entre el segundo y tercer cuarto para inculcar a sus jugadores la necesidad de apretar un poco en defensa para evitar sorpresas desagradables.

El tercer cuarto fue un insulso intercambio de canastas, 54-48 (min.25), sin que el Madrid se decidiera a dar el tirón definitivo para cerrar el partido y la victoria. En los dos últimos minutos una presión en zona 2-2-1 para pasar a hombre al tercer pase del rival, desestabilizó a los lituanos que cedieron con un marcador final de 65-53.

Un triple de KC Rivers en el comienzo del último cuarto elevó la diferencia a los 15 puntos (68-53), dejando el encuentro prácticamente visto para sentencia gracias a Felipe Reyes, que volvió a sentar cátedra, a Jonas Maciulis y Ayón. Los lituanos intentaron un nuevo acercamiento, 73-63 (min.34) y 78-73 (min.36.45), pero sus argumentos no fueron definitivos y el Real Madrid consiguió una victoria imprescindible por 92-86, que costó más de lo previsto inicialmente.

Laboral Kutxa cae en Moscú ante el Khimki

Khimki 76 - 68 Laboral Kutxa

El Laboral Kutxa cayó en la visita a la cancha del Khimki en Moscú (76-68), en un partido marcado por los errores vitorianos que le mantuvieron siempre fuera del partido y sin opciones de aspirar al triunfo.

En un duelo de escaso nivel baloncestístico se mantuvo en el primer tiempo (39-39), pero se desplomó en el tercer periodo, con solo nueve puntos anotados, y firmó una pobre segunda mitad con un total de 29 puntos, que no le permitieron pensar en ganar.

El Laboral Kutxa propuso desde el salto inicial un juego intenso y el Khimki tardó en encontrar el ritmo idóneo que le dejó sin anotar durante los primeros tres minutos.

Los vitorianos ataron bien a las estrellas locales, Rice y Shved, pero no pudieron frenar a Augustine, 16 puntos, que fue el martirio para los hombres interiores y el artífice de llegar con la máxima igualdad al intermedio, 39-39.

Rice y Shved empezaron a tomar el mando de su equipo y marcar el ritmo del partido ante un Baskonia que se evaporó de la cancha. Durante cinco minutos estuvo ausente de la cancha el conjunto vitoriano y el Khimki le facturó un 13-0 de parcial que enfiló a los de Rimas Kurtinaitis a cerrar el tercer periodo con su máxima renta, 59-48. El Laboral Kutxa se hundió en estos diez minutos con una paupérrima anotación de solo nueve puntos.

Intentó arreglar el desaguisado el cuadro vitoriano para colocarse por debajo de los diez puntos de desventaja, 61-54, a siete minutos de la conclusión. No le tembló el pulso ni se puso nervioso el Khimki que controló en todo momento la situación y con las acciones de Rice, Monia o Shved, 15 puntos en el segundo tiempo, puso tierra de por medio, 76-63, a tres minutos de la conclusión. Un triple de Adams y una canasta de Causeur impidieron una mayor desventaja y cerrar un mal partido del Baskonia con un marcador decoroso.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente