Enlaces accesibilidad

Fútbol | Liga

El Barcelona, campeón incontestable

  • El equipo azulgrana solo cede cuatro derrotas en todo el campeonato
  • Luis Enrique mejora los números de Guardiola en el banquillo culé
  • Messi, líder absoluto de un equipo que fue de menos a más

Por
Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol de Messi.
Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol de Messi. EFE EFE

Subido a bordo de un Messi colosal, el Barcelona vuelve a reinar en la Liga tras el paréntesis del campeonato ganado por el Atlético de Simeone y confirma su dominio del fútbol español, con siete títulos en los últimos diez años.

Lo hace gracias a una recta final de torneo imparable, que borró todas las dudas sobre la gestión de Luis Enrique al frente del equipo culé en su primera temporada en Can Barça. Sus rotaciones fueron objeto de duras críticas y encontró el punto de inflexión de la temporada en la derrota frente a la Real Sociedad.

Aquel día en Anoeta el Barça tocó fondo pero empezó a ganar la LigaDe la destrucción de un equipo desnortado nació el imparable Barça que ahora ha puesto la primera piedra para un triplete que tiene al alcance de la mano. Renació el equipo y, sobre todo, renació Leo Messi. De importancia capital en el juego culé, el '10' recuperó la sonrisa y puso a su equipo a cien.

Su suplencia en San Sebastián incendió el vestuario y lo distanció de Luis Enrique. La crisis era absoluta pero las aguas volvieron a su cauce, se redujeron las rotaciones y Messi nos presentó una de sus mejores versiones jamás vistas. Y eso es mucho decir.

Superó el mayor bache que se le recuerda y, tras una explosión goleadora (marcó 17 goles en los diez partidos siguientes a Anoeta), se convirtió en el mejor socio de todo el que pasara por allí. Y si por allí pasaban Neymar y Luis Suárez, el éxito estaba asegurado. El impresionante tridente del Barcelona encontró su mejor momento en la fase decisiva de la temporada y el Barça disfrutó a lo grande.

Estadísticas de campanillas

Así, y aunque a nadie allá por principios de año se le pasara por la cabeza, el Barça de Luis Enrique ha mejorado los números de antecesores tan ilustres como Guardiola, que deslumbró al mundo en la temporada 2008-2009 y se apuntó la Liga con 27 victorias, 6 empates y 5 derrotas (87 puntos). Con Luis Enrique en el banquillo, el Barça ha cantado el alirón a falta de una jornada y suma 30 victorias, 3 empates y 4 derrotas (93 puntos), solo superado por el Barça de los 100 puntos de Tito Vilanova en 2013.

Unos números fabulosos apenas manchados por las derrotas ante Real MadridCeltaReal Sociedad y MálagaEl Barça se acercó a la perfección tras su debacle de Anoeta. Desde entonces, los azulgranas han sumado 55 puntos de los 60 posibles, una carrera de fondo al máximo nivel que coincidió con el bajón del Real Madrid, imparable en la primera vuelta.

De Bravo a la 'MSN'

Su victoria en marzo sobre los blancos confirmó el cambio de tendencia definitivo en la Liga y allanó el camino hasta un título con el nombre propio de Messi y con Neymar y Suárez como principales actores secundarios. El brasileño, en ocasiones irregular, ha firmado su mejor temporada como culé con 22 tantos en su cuenta con un inicio y final de Liga arrolladores; el uruguayo, tras cumplir su sanción y superar el proceso de adaptación, suma 16 dianas (14 después de Anoeta). Unidos a los 41 goles de Messi, la 'MSN' acumula 79 de los 107 tantos culés.

Además, el Barça ha sabido compenetrar una delantera de lujo con un conjunto sólido desde la portería hasta el centro del campo. Bravo se ha erigido como el cancerbero menos goleado de la Liga, dando seguridad a una zaga donde ha destacado el regreso del mejor Piqué tras un mal inicio de temporada, el notable rendimiento de Mathieu o la aportación del incombustible Mascherano, noticias positivas ante la irregularidad de Dani Alvés y Jordi Alba.

Mayor fue la renovación en el centro del campo, en la primera temporada sin Xavi como timón fijo. El de Terrasa se ha adaptado a un nuevo rol y ha dejado paso a Rakitic. El croata, a un buen nivel, está todavía lejos de sus mejores prestaciones. Siempre acompañado de Busquets, también de menos a más esta temporada, ha compaginado centro del campo con Rafinha, Xavi o un Iniesta menos brillante que en años anteriores.

En el tintero quedan, además, el descubrimiento de Munir, la gran noticia del principio del campeonato, la suplencia silenciosa de Pedro o el futuro del propio Luis Enrique, sobre el que sobrevuelan dudas sobre su continuidad pese a su éxito en su primera temporada como técnico azulgrana.

Deportes

anterior siguiente