Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Uruguay 2 - Inglaterra 1

Luis Suárez abate a Inglaterra de 'dos disparos'

  • El 'pistolero' uruguayo reaparece como titular y anota los dos goles de su equipo
  • Inglaterra, a pesar del gol de Rooney, se complica mucho su futuro en el Mundial
  • Todos los datos y estadísticas del Uruguay 2 - Inglaterra 1

Por
El uruguayo Luis Suárez celebra el gol de la victoria.
El uruguayo Luis Suárez celebra el gol de la victoria. REUTERS REUTERS

Ficha técnica:

2 - Uruguay: Fernando Muslera; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín, Álvaro Pereira; Álvaro González (Jorge Fucile, m.79), Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro (Cristhian Stuani, m.68), Cristian Rodríguez; Luis Suárez (Sebastián Coates, m.87) y Edinson Cavani.

1 - Inglaterra: Joe Hart; Glen Johnson, Gary Cahill, Phil Jagielka, Leighton Baines; Raheem Sterling (Ross Barkley, m.64), Steven Gerrard, Jordan Henderson (Rickie Lambert, m.87), Danny Welbeck (Adam Lallana, m.71), Wayne Rooney; y Daniel Sturridge.

Goles: 

1-0, M.39: Luis Suárez.
1-1, M.75: Rooney.
2-1, M.85: Luis Suárez.

Era la estrella de Uruguay y se le esperaba para el tercer partido por culpa de su menisco. Pero la derrota ante Costa Rica hizo que tanto él como el técnico Tabárez decidieran precipitar su reaparición en este Mundial de Brasil 2014. Algo que ya nadie cuestionará. [Estadísticas del Uruguay 2 - Inglaterra 1]

El delantero del Liverpool volvió y se encargó de ejecutar a Inglaterra con dos golazos, uno de cabeza y otro fusilando con la derecha al portero británico.

Con la derrota, Inglaterra se complica mucho su futuro ya que acumula cero puntos a falta del último partido que le enfrentará a Costa Rica. Para ello necesitará ganar a los centroamericanos y esperar que Italia se imponga a Uruguay. Con un triple empate, su esperanza sería golear por tanto a Costa Rica.

Uruguay demuestra más hambre que los ingleses

El partido que enfrentaba a dos campeones del mundo en apuros —ambos cayeron derrotados en la primera jornada— significaba, entre otras muchas cosas, el debut del trío arbitral español en el torneo, liderado por Velasco Carballo.

En la selección charrúa era titular por fin Luis Suárez después de superar su lesión de rodilla. Al delantero se le vio especialmente motivado desde el primer minuto, enfrente tenía a cinco compañeros del Liverpool.

Trepidante fue el arranque del choque. Las idas y venidas de ambos equipos hacía preveer un encuentro memorable, una repetición al menos del Italia-Inglaterra de la primera jornada —el mejor partido de los que se han jugado por ahora en Brasil—.

De los dos contendientes, había uno que llevaba la lucha más al extremo, uno que demostraba que tenía más hambre que el otro. Ese uno era Uruguay. Los de Tabárez lograron, con el paso de los minutos, encerrar a Inglaterra en su propio campo.

Sin embargo la mejor ocasión no llegó hasta el minuto 30 y fue para los ingleses. El centro de Gerrard al saque de una falta lateral fue rematado por Wayne Rooney al larguero cuando la jugada había superado ya al portero Muslera.

La justicia llegó antes del descanso con el golazo de Luis Suárez en el minuto 38. Jugada de contraataque de los uruguayos que acaba en los pies de Cavani en la frontal. El delantero del PSG supo engañar a todos los ingleses y ponerle el gol a cabeza de su compañero de batallas.

Otra Inglaterra tras el descanso

La grada inglesa le pedía cambios a Hodson porque el equipo que se había visto en la primera parte no se parecía nada al que puso contra las cuerdas a Italia. Aún con todo, el entrenador británico no se apresuró en repetir los tres cambios que ya hiciera en el Arena de Amazonia de Manaos.

Pudo haberse arrepentido de hacerlos tan tarde ya que Luis Suarez primero y Cavani después rozaron el gol. Suárez al intentar un gol olímpico y Cavani al quedarse solo ante Hurt y enviar su remate fuera.

La réplica a esa ocasión de Cavani la puso Rooney que también falló incomprensiblemente cuando se encontraba solo ante Muslera.

Era el jugador que más peligro había creado en el equipo inglés y él mismo fue el autor del gol. Uruguay ya había fiado todo a su defensa cuando en el minuto 75 Sturridge y Johnson perforaron el muro celeste por la banda derecha. El pase de la muerte del lateral solo tuvo Rooney que empujarlo a las mallas.

El gol sirvió de acicate para los de Hodson que veían cerca la victoria y tres puntos vitales para mantenerse en el Mundial.

Fue entonces cuando volvió a aparecer Luis Suárez para aprovecharse de un fallo de los ingleses y plantarse solo ante Hurt. Si alguien dudaba… Suárez fusiló al guardameta con violencia y el 2 a 1 subía al marcador.

Los dos goles fueron el broche de oro para el delantero que tuvo que dejar el campo en camilla por cansancio. Sus servicios a la patria estaban más que hechos.

Inglaterra se volcó pero nada pudo hacer para derribar de nuevo el muro uruguayo.

Deportes

anterior siguiente