Enlaces accesibilidad

Mundiales de Natación | Sincronizada

El 'combo' español redondea con una plata la séptima medalla en sincronizada

  • Rusia gana su séptima medalla de oro en 'sincro' y el bronce es para Ucrania
  • Ona Carbonell se convierte en la más laureada de estos Mundiales
  • España mejora el resultado de hace dos años en natación sincronizada
  • Sigue en directo los Mundiales de Natación de Barcelona en RTVE.es

Por

El equipo español de natación sincronizada redondeó con una medalla de plata su semana fantástica en los Mundiales de Natación de Barcelona. El 'combo' liderado por Ona Carbonell alcanzó una puntuación de 94,620 para lograr esa segunda posición, en tanto que la primera plaza volvió a ser para una intratable Rusia, que se va de estos Mundiales con siete medallas de oro sobre siete posibles, la última con una puntuación de 97,060. La medalla de bronce fue para el 'combo' de Ucrania con 93,350. [Sigue en directo los Mundiales de Natación de Barcelona en RTVE.es]

El Palau Sant Jordi rugió cuando el equipo salió a la piscina y más aún cuando se nombró a las integrantes por los altavoces de la instalación momentos antes de obtener su puntuación de plata. Para cuando los jueces dieron el 94,620 ya solo quedó Italia por actuar, pero las trasalpinas no consiguieron superar esa puntuación.

Estoy muy emocionada

España cumplió el objetivo previsto para empezar un nuevo ciclo, tras salir de un invierno convulso en la 'sincro' nacional y con muy poco tiempo de trabajo para el nuevo equipo. Ona Carbonell se convirtió así en la nadadora más laureada de estos campeonatos. "Estoy muy emocionada. Ha sido increible y poco a poco lo iré asimilando", dijo Ona Carbonell a TVE al acabar su competición.

Objetivo más que cumplido

"Estamos todas muy contentas y súperemocionadas", dijo Alba Cabello en la zona mixta. "Por su parte, Marga Crespí confirmó: "Objetivo más que cumplido. estamos muy contentas y hemos demostrado que nuestro trabajo ha estado bien hecho".

A los acordes de la música de Elvis Presley, las 10 nadadoras españolas, realizaron un vistoso ejercicio, con muchos cambios de formación y que supuso el fin de fiesta casi perfecto para la natación sincronizada, que concluyó así su presencia en los Mundiales.

Fue una coreografía desenfadada y dinámica, que provocó numerosos aplausos en el público que abarrotó el Sant Jordi barcelonés. Con esta séptima medalla, la delegación española mejora el resultado de hace dos años en Shanghái, donde el balance fue de seis ya que la séptima se escapó, precisamente, en el ejercicio de la combinada.

Concentración y motivación

El 'combo' es una rutina en la que se realizan todas las especialidades de la natación sincronizada. Hay solos, duos, cuartetos, equipo completo... ninguna de las  integrantes del grupo está inactiva en ningún momento, según la tendencia marcada por las rusas en los últimos años.

La decena española mostró su concentración, motivadas por el reto de ganar la séptima y que, además, fuera de plata, aprovechando una vez más la ausencia de las chinas. El punto de vistosidad que puso el equipo español en su ejercicio, así como la casi perfecta ejecución de los frenéticos movimientos, a ritmo de rock & roll, hizo que se cumpliera el objetivo.

El oro, sin embargo, volvió a ser para Rusia que realizó un ejercicio más clásicos que en sus otras rutinas de estos Mundiales, a los sones de música española. A pesar de no contar con las 'svetlanas', ni Romashina ni Kolesnichenko, el virtuosismo y la magia en las transiciones de las rusas arrancaron una puntuación de 97,060 por parte de los jueces, suficiente para hacerse con la séptima medalla de oro en la competición.

El bronce se lo llevó el equipo de Ucrania, el mayor peligro que tenía España en su camino hacia la plata. El ejercicio ucraniano tuvo también tintes hispanos, ejecutado con solvencia y que les valió 93,350, con lo que aventajaron a Japón. El público abucheo a los jueces por la nota concedida, como sucedió con la de Canadá.

Deportes

anterior siguiente