Anterior Scariolo: "Es la primera vez que no salimos por encima del resto en las apuestas" Siguiente Rafa Nadal, a la final con susto tras vencer a Seppi Arriba
Javier Illana, durante la final de saltos de trampolín de tres metros de los Juegos de Londres. AFP

Javier Illana termina último en la final de saltos de trampolín de tres metros

  • Un error en el tercer salto, muy complicado, le ha apartado del diploma olímpico

  • El ruso Ilia Zakharov se ha llevado el oro, por delante de los favoritos chinos

|

El saltador español Javier Illana ha sido último en saltos de trampolín de tres metros, su primera final olímpica, tras fallar en sus saltos más complicados, lo que le ha privado de competir por el diploma olímpico en una prueba que se ha llevado el ruso Ilia Zakharov, que ha desbancado a los chinos Qin Kai y He Chong, los grandes favoritos, que han sido plata y bronce, respectivamente.

En su tercera participación en unos Juegos Olímpicos, el español había logrado clasificarse por primera vez para la final de su especialidad y llegaba a la cita como campeón de la Copa del Mundo FINA, si no para alcanzar las medallas, si para pelear con los mejores.

Su participación ha comenzado bien, con un doble y medio atrás que le ha reportado 76.50 puntos y un doble y medio adelante con dos tirabuzones que ha sido premiado con 86.70 puntos. Al final de la segunda ronda, Illana era quinto y parecía en disposición de obtener un diploma olímpico.

Valentía sin premio

En lugar de asegurar, el saltador español ha decidido arriesgar en su tercer salto y ha intentado un cuádruple mortal hacia delante, su salto con mayor coeficiente de dificultad. La apuesta no le ha salido bien y le han penalizado con una puntuación de 55.10, aunque nadie podrá negar la valentía del de Leganés.

Lo peor ha sido que, a partir de su error, le ha costado recobrar el pulso competitivo: su cuarto salto, un triple mortal hacia atrás que suele clavar, ha recibido 42.00 puntos tras una mala entrada y el quinto tan solo ha recibido 35,70 puntos.

En cualquier caso, Illana se ha redimido en su sexto y último salto: ya sin presión, ha logrado 81.60, una buena despedida para una formidable competición, aunque no ha evitado que quedase en último lugar de la final.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente