Anterior Scariolo: "Es la primera vez que no salimos por encima del resto en las apuestas" Siguiente La conexión española de la Fiorentina tumba al Barça Arriba
Jorge Dueñas, entrenador del equipo español de balonmano femenino, celebrando un gol
Jorge Dueñas, entrenador del equipo español de balonmano femenino, celebrando un gol AFP
Londres 2012 | Balonmano femenino

España buscará ante Dinamarca un triunfo que ratifique su buen juego

  • La victoria devolverá a España las opciones de estar en cuartos de final

  • Silvia Navarro, jugadora clave con su acierto en las paradas contra las danesas

  • Las españolas deben mejorar en las situaciones de superioridad

|

El balonmano femenino español tratará de ratificar este miércoles con un triunfo sobre Dinamarca la excelente imagen que mostró ante Francia. La victoria permitiría a las de Jorge Dueñas meterse de pleno en la batalla por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres.

Para ello, el conjunto español deberá volver a mostrar la misma intensidad defensiva que exhibió ante el equipo galo, vigente subcampeón mundial, al que tan solo concedió siete tantos en los primeros treinta minutos de juego.

Una estadística en la que fue determinante la actuación de la guardameta Silvia Navarro, que cerró el choque con un cuarenta y cinco por ciento de paradas, y que se antoja decisiva para frenar a una selección danesa, a la que España ya arrebató el bronce en el pasado Mundial de Brasil.

España deberá mejorar en las superioridades

No obstante, el equipo español, que recuperó ante Francia las señas de identidad que le han permitido asentarse en los últimos cuatro años en la elite mundial, deberá seguir mejorando en algunas facetas del juego, como el manejo de las situaciones de superioridad numérica.

Y es que España tan solo ha aprovechado tres de las nueve ocasiones que ha tenido en el torneo de una jugadora más sobre la pista, una circunstancia que, unida a los errores en el lanzamiento de penalti, impidió el triunfo (18-18) de la selección sobre el conjunto francés.

Detalles que las de Jorge Dueñas deberán pulir si quieren ocupar una de las cuatro plazas que dan acceso a los cuartos de final en un durísimo grupo B, en el que tan solo Corea del Sur cuenta hasta el momento sus partidos por victorias.

La selección noruega, la de la triple corona

Imbatibilidad con la que tratará de acabar el miércoles la todopoderosa Noruega, la vigente campeona olímpica, mundial y continental, que tras caer por 24-23 ante Francia en la primera jornada, no puede permitirse ningún falló más si quiere alcanzar la primera posición a la que parecía predestinada antes del inicio de la competición.

El primer puesto es también el que se ha marcado como objetivo la selección brasileña, que podría certificar su clasificación para los cuartos de final si logra vencer a la débil Gran Bretaña, que cuenta por goleadas sus encuentros en el torneo.

Un encuentro en el que el técnico brasileño Morten Soubak espera que sus pupilas logren cuajar un partido completo, ya que como explicó, pese a los dos triunfos cosechados, ante Croacia se cometieron muchos errores en ataque, mientras que ante Montenegro flaqueó la defensa.

"En el primer partido -Croacia- me gustó mucho nuestra defensa, mientras que el ataque fue muy malo, sin embargo, ante Montenegro me ha gustado mucho como hemos atacado", señaló Soubak, que pese a las buenas sensaciones dejadas por Brasil, prefiere mantenerse al equipo en un discreto segundo plano.

Liderato del grupo A que el conjunto sudamericano, quinto en el pasado Mundial, se disputará con Rusia, la vigente subcampeona olímpica, que podría certificar también el miércoles su presencia entre los ocho mejores equipos del torneo si logra doblegar a Croacia.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente