Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Los investigadores no rechazan ninguna hipótesis en la desaparición en Tenerife de dos niñas, de uno y seis años, junto a su padre, Tomás Gimeno. Han pasado ya seis días. Se ha conocido que en la tarde de la desaparición de las pequeñas, Gimeno fue al puerto en varias ocasiones, una de ellas para revisar el motor de su embarcación. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se ha hecho cargo de las pesquisas para encontrar a las niñas  y no descartan que su padre hubiera abandonado la isla para huir a otro país.

Por ello rastrean, por medio de su teléfono móvil, los últimos movimientos de Gimeno. La madre de las pequeñas ha enviado un mensaje de esperanza en el que asegura que sus niñas están vivas.

El amplio dispositivo de búsqueda activado desde la desaparición de Tomás Gimeno y sus dos hijas, de uno y seis años, continúa por tierra, mar y aire. Además, se ha dictado una orden internacional de búsqueda. La voz de alarma se dio el pasado martes cuando el padre no entregó a las niñas a su madre como estaba previsto. Los primeros indicios apuntaron a que Gimeno podría haber zarpado en una embarcación de recreo con sus hijas, donde se ha encontrado sangre. Sin embargo, la investigación permanece abierta y se barajan varias hipótesis. 

Foto: Imagen de la finca de Tomás Gimeno en Candelaria (Tenerife). EFE/Miguel Barreto.

El Juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Güímar (Tenerife) ha dictado una orden de búsqueda internacional del padre y sus dos hijas desaparecidos este martes en Tenerife. Asimismo, el juzgado ha emitido un requerimiento a varios bancos para que comprueben si Tomás Antonio G.C. pudo realizar algún movimiento antes de desaparecer.

Foto: Vivienda en Candelaria de Tomás Antonio G.C. (EFE/Miguel Barreto)

El Juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Güímar, Tenerife, ha dictado una orden de búsqueda internacional del padre y sus dos hijas, de 1 y 6 años, desaparecidos este martes en Tenerife. Hay abiertas varias vías y no se descarta ninguna hipótesis. En el marco de estas diligencias se han practicado registros en la casa y una finca del padre en el municipio de Candelaria, y además se ha tomado declaración a familiares y allegados de los desaparecidos.

Foto: Vivienda en Candelaria (Tenerife) de Tomás Antonio G.C., desaparecido al igual que sus dos hijas (EFE/Miguel Barreto)

Ampliada la búsqueda a las islas de La Gomera, El Hierro y La Palma de un padre y sus dos hijas de uno y seis años desaparecidas desde el martes. Este viernes por la mañana se registra la vivienda y la finca del padre, que debía haber entregado las niñas a su madre el pasado martes. Una llamada del hombre a su expareja avisándola de que no volvería a ver a las menores ni a él, alertó a la mujer que ha denunciado el caso a la Guardia Civil. Los agentes consideran esta desaparición de alto riesgo.

FOTO: La Policía Científica analiza la embarcación del hombre desaparecido con sus dos hijas y que fue hallada en alta mar sin sus ocupantes. EFE/Ramón de la Rocha

En Tenerife, un juzgado de instrucción investiga como secuestro la desaparición de las dos menores de 1 y 6 años que su padre no entregó a su madre el pasado martes como estaba previsto. Desde entonces no hay rastro de ellas ni del padre después de que su barco apareciera a la deriva frente al Puertito de Güímar. La Guardia Civil la considera una desaparición de alto riesgo, ya que la madre de las niñas ha denunciado ante la Guardia Civil que su expareja la llamó para decirle que no iba a verlas más. Foto: (EFE/Ramón de la Rocha)

La Guardia Civil busca a dos pequeñas de 1 y 6 años, Anna y Olivia, en lo que se considera una desaparición de "alto riesgo". Su padre se las llevó el martes sin autorización y desde entonces no se conoce su paradero. La barca del hombre de 37 años, Tomás Antonio Giméno, fue encontrada vacía y a la deriva frente a las costas del puertito de Güímar. Este jueves sigue la búsqueda por mar y la Benemérita investiga también si el hombre ha podido irse de Tenerife en avión. Se teme por las menores porque, al parecer, Giméno dejó mensajes de despedida.

Unos 1.500 inmigrantes viven desde hace meses en el campamento ‘Las Raices’ de Tenerife, un antiguo cuartel militar de los Rodeos Altos, en la zona norte de la isla, la más fría. ONG’s, vecinos y los propios migrantes han denunciado que quienes viven allí sufren una situación insostenible, de vulneración constante de sus derechos básicos. RNE ha estado en la zona. Aunque no ha podido entrar a la instalaciones ha recorrido los alrededores de una zona donde pasan los días ciudadanos de Mali, Mauritania o Senegal que llegaron en patera a Canarias. Es un reportaje de Arantxa Jiménez

-->