Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Los palistas españoles Paco Cubelos e Iñigo Peña han asegurado su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio al ganar el selectivo nacional de esta prueba en los controles nacionales de piragüismo, que comenzaron este martes en Trasona (Asturias). El castellano-manchego Cubelos y el vasco Peña, que ganaron para España la plaza de K2 1.000 en el Mundial 2019, inscribieron su nombre como olímpicos españoles con billete para Tokio junto a los integrantes del K4 500: Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, además de Teresa Portela en el K1 200.

El equipo español de piragüismo ya entrena con la nueva embarcación del K4 en la que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras el accidente que dejó inutilizada a la original hace dos meses.

Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade se adaptan en aguas portuguesas a la nueva embarcación para ajustar pesos y longitud de piernas a menos de cien días de su intento por colgarse una medalla en Japón.

La Real Federación Española de Piragüismo ha comunicado que los palistas Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade serán los tripulantes del K4 500 que competirá en los Juegos de Tokio. El cuádruple medallista olímpico Saúl Craviotto ha mostrado su confianza en obtener otro buen resultado: "Quedan cuatro meses y nos toca centrarnos y dar lo máximo para volver con una medalla", ha dicho.

Foto: Saúl Craviotto, Carlos Arevalo, Marcus Walz y Rodrigo Germade, durante el Mundial de 2019. EFE/EPA/Tamas Kovacs

Pues cuando lleguen los Juegos y las medallas, seguramente lo olvidaremos, pero esta ha sido una mala semana para el piragüismo español, con el cruce de acusaciones y denuncias de 2 de los 6 piragüistas que aspiran a los juegos. Se suponía que hoy se decidía todo en la selección final, pero ninguno de esos 2 ha participado.

Carlos Arévalo ha hecho el mejor tiempo en las dos últimas pruebas del convulso proceso de selección realizado en el campo de regatas asturiano de Trasona. A esas pruebas finales del K4 solo se han presentado Craviotto, Arévalo, Walz y Germade; en tanto que Garrote y Toro se han ausentado, por baja médica. Ahora, la Federación elaborará un informe, y después comunicará el equipo del K4 para Tokio, una de las opciones españolas de medalla. A poco más de cuatro meses para los Juegos, continúa la espera sobre el K4 y cómo se cierra la disputa y el ambiente explosivo vivido en el equipo nacional durante el selectivo olímpico.

Hoy dedicamos gran parte del programa al fútbol. Comentamos el triunfo del Atlético ante el Athletic en partido aplazado de una jornada de Liga de la que es más líder antes de analizar la eliminación del Barcelona de la Champions pese a la gran imagen dada ayer ante el PSG. Hablamos también del pase a cuartos del Liverpool y hacemos previas de los encuentros de ida de octavos de la Europa League que juegan el Villarreal, en Kiev, ante el Dínamo y el Granada frente al Molde. Además, contamos la clasificación para otros cuartos de la Liga de Campeones, en este caso de la femenina, del Barça y la eliminación del Atlético. En baloncesto, el protagonismo es para la Euroliga cuya jornada 29 arranca hoy con un Real Madrid-Barcelona. Tratamos también lo sucedido en la Eurocup y en la NBA para cerrar con tenis y la vuelta a las pistas de Federar 405 días después con un triunfo, con ciclismo y con la complicada situación en el K-4 500 español de cara a los Juegos de Tokio.

El equipo de piragüismo de la prueba K4 500 metros es una de las opciones más claras de medalla para España en los Juegos Olímpicos de Tokio. España cuenta con seis de los mejores palistas del mundo: tres oros olímpicos --Saúl Craviotto, Cristian Toro y Mascus Cooper Walz--, dos campeones del mundo --Rodrigo Germade y Carlos Garrote-- y un subcampeón mundial --Carlos Arévalo--. En la piragua solo caben cuatro. ¿Quién se queda fuera? La Federación decidió hacer unas pruebas de selección. Ahí, de manera individual, los más rápidos fueron Arévalo y Craviotto. Y el seleccionador decidió hacer tres combinaciones de cuatro con ellos como fijos. Con Cooper y Germade lograron un tiempo más de tres segundos mejor que las otras dos pruebas: Toro y Garrote por un lado, y Cooper y Toro por otro. Tiempos que hacen sospechar a los que se quedarían fuera. Veladamente acusan a los dos fijos de elegir a su equipo. Este miércoles se han reanudado las pruebas de selección en Asturias, aunque Toro y Garrote han abandonado la concentración. La Federación respalda al entrenador.

Foto: EFE

La campeona olímpica de aguas bravas en Río 2016 nos recibe en la playa de La Concha, en Donosti, su nuevo cuartel de entrenamiento desde que en verano de 2020 abandonase la Seu de Urgell. La imposibilidad de viajar al extranjero hace que su preparación de cara a Tokio2020 vaya día a día y semana a semana. Ahora los ríos Bidasoa y Urumea, el canal de Pau (Francia) y el mar Cantábrico son sus lugares de entrenamiento.

Maialen Chourraut ha dejado las aguas bravas de la Seu d'Urgell, donde ha vivido 15 años, para irse a San Sebastián, donde se prepara de cara a los Juegos Olímpicos, donde defenderá el título. Combina río y mar en sus entrenamientos: "Variamos mucho. El Cantábrico siempre está diferente y el Bidasoa también en función de lo que haya llovido", dice con mucha ilusión sobre su actividad deportiva. Lo hace además con una nueva piragua: "Me permite cometer errores, pero que ese error no se pague muy caro". La piragüista en todo caso valora ante todo la salud y dice a TVE que se enfoca "en el ahora para llegar lo mejor posible a Tokio".

Nuria Vilarrubla (C1), Davis Llorente (K1), y Ander Elósegi (C1), ya clasificados para la cita olímpica, además de dos palistas reservas oficiales como Joan Crespo (K1) y Klara Olazábal (C1) han entrenado durante dos semanas en el Océano Índico, en la Isla de la Reunión.

Guillermo Díez-Canedo, coordinador técnico de slalom de la Federación explica que en años anteriores la selección española se desplazó a Australia o Dubai buscando tener un volumen de aguas bravas diferentes al que se encuentran en La Seu d´Urgell (Lleida) o Pau (Francia), pero debido al Covid-19 esto no ha sido posible.

"En el Índico encontramos buena temperatura y calor, con el fin de aprovechar al máximo todas las horas de entrenamiento, cosa que no sucede ahora mismo en los Pirineos, en pleno invierno", explica.

El equipo español de piragüismo que aspira a ir a los Juegos de Tokio está compuesto por seis remeros, entre ellos Saúl Craviotto, que no tiene plaza garantizada en K4. El doble campeón olímpico asegura que está peleando duro por una de esas cuatro plazas en la embarcación. "La tensión se palpa en el ambiente", dice el ya veterano deportista, que también explica que durante este año ha tenido "momentos de bajón, como todo el mundo, y de pensar incluso en tirar la toalla".