Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, se ha acercado a los micrófonos de Las Mañanas de RNE para hablar sobre la nueva ley de Ciencia, aprobada en el Congreso sin ningún voto en contra. La ministra afirma que esta ley viene a solucionar los problemas que ha tenido España y que han provocado un éxodo de cerebros: "Los científicos y científicas han dado la talla en los últimos tiempos, donde hemos necesitado sus respuestas, y lo que teníamos que hacer los políticos era estar a la altura". Morant asegura que se han puesto el reto de movilizar tres mil millones de euros en 18 meses para que "España sea un país bueno para la ciencia" y que todos aquellos que se fueron puedan volver con sus títulos y méritos homologados.

La ministra defiende que Europa, y el Gobierno de España, está plantando cara a Putin con una "respuesta unida y socialdemócrata" y eso tiene consecuencias: "Nosotros hemos enfrentado las distintas crisis empoderando a la ciudadanía [...] Uno cuando escucha al señor Feijóo decir que el dinero donde mejor está es en el bolsillo de cada ciudadano, yo le respondo que será para quién tenga el bolsillo lleno. Los que más tienen deben aportar más, para que todo el mundo tenga el colchón social necesario para esta crisis".

Respecto a la nueva sede de la Agencia Espacial Española, la ministra de Ciencia subraya que quieren generar nuevas potencialidades para que todos los territorios tengan oportunidades de futuro: "En Madrid hay una alta concentración de instituciones y eso es una anomalía democrática". Sobre la destitución del equipo directivo del CSIC, añade: "Son cambios necesarios en un momento donde necesitamos cambiar políticas que respondan a la comunidad científica".

El Gobierno ha aprobado un plan de atracción del talento para que "vuelvan los que se fueron, que no se vayan los que están y atraer los mejores". Así lo ha explicado la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. El plan de atracción del talento está dotado con más de 3.000 millones de euros y se desarrollará a lo largo de los próximos 18 meses. Contiene, según ha explicado la ministra, 30 medidas de aplicación inmediata en tres ejes, dirigidas tanto al sector público como privado. 

Foto: Getty. 

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha explicado que el Gobierno está trabajando para "recuperar" a los científicos españoles que dejaron el país cuando la crisis financiera, así como para "atraer" a los mejores.

"Ahora estamos haciendo una apuesta a través de lo público para recuperar el talento español que se marchó y que pueda volver (...) y también para atraer a los mejores", ha explicado en una entrevista en La Hora de la 1.

Según la ministra, entre 2011 y 2016, se suprimieron en el sistema público 5.000 plazas de investigadores, "fruto de la crisis financiera y de la respuesta que se dio a través de recortes y austeridad".

Sobre la descentralización de las instituciones y las quejas de la Comunidad de Madrid, Morant ha explicado que ya "hay dispersión científica y se está generando ciencia en muchos lugares de España". "Es un problema solo de Madrid que se cree que España es solo Madrid", ha zanajado.


FOTO: Diana Morant, en el Centro de Entrenamiento y Visitantes INTA-NASA, en Robledo de Chavela, este jueves. EFE/ Chema Moya

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, se ha acercado a los micrófonos del Informativo 24 hora de RNE para hablar sobre la convalidación del nuevo contrato para los investigadores. La ministra afirma que "los científicos han estado a la altura y hoy teníamos que estar a la altura de los científicos". Sobre el caso Pegasus, la ministra dice que "el Gobierno quiere despejar cualquier duda sobre la limitación de derechos fundamentales de cualquier ciudadano y espera que la creación de la Comisión de Secretos Oficiales repare nuestras relaciones con Cataluña".

Respecto a la inversión en ciencia, Morant se muestra firme en alcanzar el estándar europeo del 3% en el PIB y asegura que se han blindado por ley la parte correspondiente a lo público, que es del 1.25%. Morant insiste en que "la ciencia está llenando España y tiene que ser una palanca de transformación en todos los territorios"

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el proyecto de Ley de la Ciencia que busca mejorar la carrera profesional de los investigadores españoles, dotarla de mayor estabilidad, reducir las cargas administrativas y reforzar la transferencia de conocimiento.

La nueva norma también garantiza la financiación pública estable en I+D+i y su crecimiento hasta alcanzar en 2030 una inversión del 1,25% del PIB -actualmente está en el 0,58%-, una cifra que "con el apoyo del sector privado permitirá llegar al 3% que establece la Unión Europa", según ha expresado la ministra de Ciencia, Diana Morant, durante la rueda de prensa posterior al Consejo.

El texto modifica la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de 2011 y ha llegado al Consejo de Ministros tras la finalización del trámite de audiencia pública, en el que asociaciones, sociedades científicas e investigadores a título individual han presentado más de 4.000 comentarios.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el proyecto de Ley de la Ciencia que busca mejorar la carrera profesional de los investigadores españoles, dotarla de mayor estabilidad, reducir las cargas administrativas y reforzar la transferencia de conocimiento. Uno de los objetivos principales de la norma es mejorar la carrera profesional, para lo que introduce un nuevo contrato laboral indefinido, que no necesitará autorización previa si dispone de financiación externa o de convocatorias de concurrencia competitiva.

Esta nueva modalidad está destinada a "todo tipo de personal de investigación" que realice actividades científico-técnicas. "Los contratos de actividades científico-técnicas, de duración indefinida, podrán estar vinculados a la existencia de financiación externa o financiación procedente de convocatorias de ayudas públicas en concurrencia competitiva asociada a los mismos durante su vigencia", señala el texto, que precisa que estos "no formarán parte de la Oferta de Empleo Público".

Este tipo de contrato vendría a sustituir a los contratos por obra y servicio, muy extendidos en el sistema científico español y que, sin embargo, desaparecen con la reforma laboral. 

La ley de Ciencia que aprueba el consejo de ministros espera lograr tres objetivos para la mejora de las condiciones laborales de científicos e investigadores: acabar con la precariedad laboral, eliminar la burocracia y fomentar la igualdad en la carrera científica. Siendo una de las principales medidas el fin de los contratos indefinidos por obra y servicio, que hasta ahora podían acumular los investigadores hasta los 40 o 50 años. Informa Rosa Basteiro.

Los profesionales, sin embargo, ven todavía lejos poder alcanzar el 3 o 4% del PIB que invierten países como Alemania o Finlandia y que consideran indispensables para poder alcanzar esta mejora. David de Quinto, investigador en biomedicina, nos comenta en Las Mañanas de RNE que “hemos romantizado la precariedad” dentro del ámbito científico.

Con 40 años, de Quinto cuenta con una licenciatura en biología, un máster en biomedicina y un doctorado en ciencias biomédicas que duró cinco años. A pesar de esto, en estos años ha cobrado desde 746 euros netos, hasta los más recientes 1.600 euros que recibía en su último proyecto y que, según dice, “se acerca a lo que cobra un doctor en España”. Un salario que dista mucho de lo que reciben los investigadores en cualquier otro país y que dificulta no solo la permanencia de nuestros científicos, sino el efecto llamada de los profesionales europeos.

Además, el modelo de contratación en España perpetúa la precariedad y la inestabilidad: “La inversión pública se destina a contratos temporales que, al ser por obra y servicio, tienen un tiempo de finalización”, explica de Quintos. Todo ello, sumado a que en muchas ocasiones los investigadores envían la convocatoria de contratos que desconocen cuándo se resolverán.

“Ahora estamos empezando a recuperarnos de la crisis de 2008”, comenta de Quintos, quien confía en que los cambios terminen por producirse, aunque es consciente de que en su ámbito los avances se producen “poco a poco”.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha mostrado su preocupación por "el crecimiento de la ultraderecha" en las elecciones de Castilla y León y ha instado al PP a que deje clara su posición con respecto a Vox. "Si consideran que no son unos buenos socios de gobierno, que lo digan claramente (...) y a partir de ahí seguramente encontremos puntos de encuentro", ha dicho en una entrevista en La noche en 24 horas.

La ministra socialista ha afirmado que son los 'populares' los que han alimentado a Vox, quedándose ahora en una "encrucijada igual que estaban, pero en vez de gobernar con unos socios -Ciudadanos-, ahora están en manos de la ultraderecha".

También ha criticado al PP por hacer "una convocatoria electoral innecesaria" en un "momento difícil de pandemia en el que estamos hablando de cómo salir de la crisis de manera justa y transformadora". "Pero ellos en sus planes pensaban en otra cosa, en alcanzar la mayoría absoluta", ha continuado.

Por otro lado, ha defendido que la nueva ley de Ciencia supondrá una "transformación" que permitirá corregir los principales fallos que tiene "a día de hoy el sistema" y que han fomentado la llamada "fuga de cerebros". "La receta que se aplicaba a la ciencia era la de los recortes y la austeridad", ha criticado.

Morant ha asegurado que el texto legislativo "compromete por ley y blinda la inversión en ciencia". Así, dice, se brindará "una planificación presupuestaria estable", una mejoría de las condiciones de las carreras científicas o el fin de la temporalidad y la precariedad con la ayuda de los fondos europeos de recuperación. "Hemos cambiado las condiciones de nuestro país, para que sea un país donde hacer ciencia, con una financiación estable, mejores condiciones en los centros de investigación...", ha añadido.

Un tercio de los proyectos científicos europeos están liderados por científicas españolas. Sin embargo, en España todavía los hombres representan casi el 70% de los integrantes del Consejo Superior de Investigaciones. Algo que también se refleja en las carreras científicas: en España solo un 11,8% del alumnado universitario que estudia ciencias son mujeres. Dato todavía más preocupante si se tiene en cuenta que solo un 4% de 15 años quieren dedicarse a este sector. "La carrera científica es una carrera muy competitiva y hay algunos momento en el que las mujeres se sienten excluidas de este proceso", asegura Teresa Valdés-Solís, vocal de la Comisión de Mujer y Ciencia del CSIC, que critica que la igualdad de género todavía tiene que evolucionar más dentro del Consejo: "Es una evolución todavía demasiado lenta. Ya deberíamos tener unos números de profesoras de investigación mucho mayores de lo que ocurre en la actualidad. Todavía hay obstáculos más o menos visibles o invisibles que dificultan que ascendamos en igualdad de condiciones". 

La gestión de la erupción del volcán de La Palma fue dirigida por dos mujeresCarmen López y María José Blanco, ellas han sido las responsables de controlar el volcán y de llevar a cabo su vigilancia. María José Blanco cuenta que no hubo distinción de género a la hora de obtener su puesto, porque no hubo otra opción. No ha sido hasta el año pasado, con la catástrofe de La Palma, cuando se dio cuenta de la trascendencia de su trabajo: "Te das cuenta de la trascendencia del trabajo que se está realizando por el grupo cuando lo pones en juego en una situación como la de Cumbre Vieja" y asegura que hasta entonces no habían visto reconocido su labor y la labor de la ciencia.

Elena Manjavacas es física, reside en Baltimore y forma parte del equipo que trabaja para la NASA desarrollando un proyecto que impulsará el mayor telescopio jamás puesto en órbita, el James Webb Space. Manjavaca asegura que no siempre ha sido fácil ser mujer científica: "Ha sido un reto a lo largo de mi carrera. A veces me he encontrado sola en mis grupos de investigación, rodeada de hombres. Eso te hace sentir fuera de lugar y como que tienes que alzar tu voz para que sea oída con un poco más de esfuerzo de lo que lo hacen tus compañeros hombres". Elena Manjavacas está convencida de que los grupos mixtos funcionan mejor y anima a las niñas a estudiar ciencia: "Todo el mundo puede estudiar ciencias, a pesar de lo que nos hayan dicho. Se ha demostado que la ciencia es para todos y todas. Su contribución en el futuro va a ser mucho más valorado de lo que ha sido hasta ahora". 

Un reportaje de Laura Masegosa. 

Mientras realiza su tesis, Alejandro tiene un contrato de formación a tiempo completo como investigador en psicología clínica. La competencia para acceder es extrema; Nos muestra la recompensa: "se mueve entre los 980 y los mil", asegura.

Durante los cuatro años de etapa pre doctoral, en los dos primeros, el doctorando percibe solo un 56% del sueldo total mensual que establece su convenio. Al tercero, Alejandro superará, por poco, los mil euros. Tendrá que esperar al último año para percibir el 75% del total. Y aunque tuvieran tiempo para ingresar un extra, La ley les exige exclusividad. No pueden tener otro trabajo.

La ministra de Ciencia e InnovaciónDiana Morant, ha asegurado en el programa de TVE La hora de La 1 que la "gran receta" contra la variante ómicron es "la vacunación". "Estamos pensando en utilizar las formulas que han sido eficaces, gracias a las cuales hemos hecho frente al virus hasta este momento", ha manifestado, sobre las medidas que tienen previstas las autoridades sanitarias españolas para hacer frente a un posible incremento de los contagios debido a la irrupción de la variante ómicron en el país. "Somos el país que esta liderando la vacunación. Esta es la gran receta: vacunarse. También la mascarilla, la distancia…", ha valorado, al mismo tiempo que ha pedido a los ciudadanos, ante los eventos sociales y familiares que se avecinan, "que nos cuidemos, siguiendo las recetas que han funcionado".

Sobre la posibilidad de volver a centralizar en el Gobierno de España las decisiones para hacer frente a la pandemia, como ocurrió en las primeras fases de la pandemia, Morant ha abogado por continuar con la cogobernanza. "Al principio, durante el estado de alarma, el Gobierno asumió el mando único, pero después hubo un gran acuerdo de país para que fueran las comunidades autónomas las que fueran tomando las medidas adecuadas para cada territorio. Seguimos en ese marco de cogobernanza y vamos a seguir en esa línea", ha declarado. 

Asimismo, sobre la vigilancia epidemiológica que se está llevando a cabo para hacer frente a la variante ómicron del SARS-CoV-2, la ministra de Ciencia cree que hasta ahora "el control ha funcionado, se han localizado los casos y vamos a seguir en esa línea de secuenciación y vigilancia permanente".

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha sacado pecho de la ciencia que se hace en España, pues ha asegurado que nuestro país ha subido un peldaño y ocupa el puesto 11 en el ránking mundial de países que hacen investigaciones científicas.

En una entrevista en La Hora de la 1, ha subrayado que se han superado ya los 100.000 documentos científicos publicados en 2020 y que "15 de cada 100 documentos españoles son de los más citados en el ránking del 10% de más citados".

Por otra parte, la ministra ha afirmado que su departamento trabaja para hacer posible que los científicos sigan trabajando en España y "no tengan que huir de nuestro país por falta de oportunidades".

FOTO: Diana Morant, en una rueda de prensa después de un Consejo de Ministros. EFE/Zipi

Con la detención de Carles Puigdemont todavía en la palestra, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en Las Mañanas de RNE, ha declarado que respetarán las decisiones judiciales y que seguirán el camino del diálogo y las políticas de reconstrucción con Cataluña, aunque no cree que este suceso afecte a la mesa de negociación.

En el terreno de la ciencia, confirma la ministra que "va a haber más dinero" para esta tanto en los Presupuestos como del Plan de Recuperación de la Unión Europea. Una ciencia que "salva vidas", durante la pandemia y con su labor de investigación en La Palma, tras la cual se tomaron decisiones políticas como la evacuación de las zonas afectadas, evitando consecuencias mayores. Es por eso que pone el foco en la necesidad de sacar adelante el pacto por la ciencia para mejorar el sistema científico español. Aprovechando esos Fondos de Recuperación, ha anunciado un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) destinado a destinado a la investigación en medicina personalizada con una inversión superior a 500 millones de euros. Entre sus líneas fundamentales se encuentra la investigación del cáncer.

Señala que a consecuencia de la crisis de 2008 y las políticas de austeridad, no se favorecieron las invesiones en ciencia, ni públicas ni privadas, y se sucedieron las "fugas de cerebros", por lo que dice, se va a promover un "gran plan de choque" para atraer a científicos, mejorar las conciciones de los centros de investigación y la contratación de estos en el sistema público y en el privado. "O acometemos los cambios aquí o cuando llegue el cambio, nuestras empresas cerrarán", añade. Sobre el pacto por la ciencia afirma que podría llegar al Congreso a final de año, debido a que aún se está revisando.

Habla la ministra Morant también sobre la vacuna contra la COVID-19. La investigación de la vacuna española más avanzada es la de Hipra, en fase de ensayo y con buenos resultados. "Si todo va bien", afirma, "la empresa ha anunciado que comenzará su producción en octubre y a principios del año que viene podría estar comercializándose". No va tan bien la desarrollada por el CSIC, que se encuentra estancada en la fase de aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento.

Sobre La Palma, afirma que aún no se va a declarar como zona catastrófica porque aún no ha terminado la erupción y no se pueden evaluar los daños, pero que, a través de la ciencia, se tratará de analizar cómo acometer la recuperación tanto de bienes materiales y como de la naturaleza. "El daño siempre es irreparable, pero en la medida de lo posible interaremos que la gente recupere su vida", concluye la ministra.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha asegurado en La Hora de La 1 de TVE, que es "previsible" que la lava de la erupción volcánica en la Cumbre Vieja de La Palma llegue al mar a lo largo de este martes y que ya se dirige a la zona un buque del Instituto de Oceanografía para investigar las posibles consecuencias en la biodiversidad y en la emisión de gases tóxicos. Morant ha dicho, al ser preguntada por la duración que puede tener la erupción que comenzó el pasado domingo, que "es la investigación en marcha la que va a ir aclarando las respuestas" y ha afirmado que "todos los escenarios están previstos" y que "hay una respuesta para todos". Esto que está sucediendo en La Palma, ha dicho la ministra es "una "evidencia más de que la ciencia salva vidas", algo que, ha agregado, "sabíamos por la pandemia y ahora también en situaciones de emergencia". Preguntada por la partida destinada a la Ciencia en los próximos Presupuestos Generales del Estado, ha dicho que habrá un incremento de la dotación con dos líneas distintas, la mejora de instrumentos con los que trabajan nuestros centros de investigación y la mejora de la carrera científica. En relación con las palabras de la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, sobre el volcán que este lunes provocaron las críticas de los partidos de la oposición al abogar por utilizar el "espectáculo maravilloso" del volcán como reclamo turístico, Moran ha dicho que "lo que intentaba decir la ministra (Reyes Maroto) es que somos una tierra con una diversidad geográfica, que tenemos los volcanes, y que esto nos va a dejar imágenes para la historia".[Sigue la erupción del volcán de La Palma en directo]

Foto: La ministra de Ciencia Diana Morant, durante su reunión con la directora del IGME-CSIC Ana María Alonso Zarza. EFE/Javier López.