Enlaces accesibilidad
Memoria histórica

'La mirada del silencio' da voz a las víctimas del genocidio en Indonesia

Rtve Play Rtve Play  

  • 'La mirada del silencio' es la secuela de 'El acto de matar' que relata el genocidio indonesio a través de los verdugos
  • El director Joshua Openheimer ha querido dar voz a las víctimas del pogromo comunista que acabó con un millón de indonesios
  • Tienes los dos documentales, ambos nominados en los Oscar, disponibles gratis en RTVE Play

Por

Somos documentales - La mirada del silencio

Adi Rukun, protagonista del documental ‘La mirada del silencio’, no quiere venganza sino “revelar la verdadera historia”. Con templanza, se enfrenta cara a cara a los responsables de la muerte de su hermano, que fue una de las víctimas entre el millón de personas que fueron asesinadas durante la limpieza ideológica contra los comunistas que tuvo lugar en Indonesia después del golpe de estado militar de 1965.

Este documental es la secuela de ‘El acto de matar’ en el que el director Joshua Openheimer narra el genocidio a través de los mercenarios, autores materiales de los asesinatos. Esta vez, muestra una mirada inversa: la de los supervivientes y familiares de las víctimas.

No recomendado para menores de 16 años Somos documentales - El acto de matar - Ver ahora
Transcripción completa

(Agua corriendo)

(Música suave)

(MEGÁFONO) "Vale. Felicidad. Sonreíd.

Uno, dos, tres, cuatro. Sonreíd.

Que se vean bien nuestros clientes.

Que la cámara no os capte con mala cara.

Sonreíd. Uno. Dos. Tres. Cuatro.

Alegría de verdad.

No solo placer.

Y belleza natural.

Esto no es una farsa.

Vamos. Paz.

Paz.

Paz".

(Tráfico)

"EL ACTO DE MATAR"

(Estruendo metálico)

Estoy buscando a una actriz.

Una actriz que interprete a una madre.

Las mujeres mayores, como usted,

cuando ven a las estrellas de cine en la televisión

deben soñar con convertirse en una.

-No, yo no.

-¿Y por qué no?

No tiene usted ninguna otra cosa que hacer.

-No. Estoy ocupada.

-Estas mujeres no aceptarán

interpretar a comunistas así como así.

Tal vez aceptarán si las invitamos a tu casa primero.

Pero si se lo preguntamos aquí tienen miedo...

de que la gente pueda pensar que son comunistas de verdad.

-No estoy de acuerdo.

En mi barrio todo el mundo lo haría.

-Entonces vayamos allí. Aquí es imposible.

Toda esta zona era comunista.

Estamos buscando mujeres con niños que quieran interpretar

a esposas comunistas.

Intentarás impedir que quememos tu casa.

Pero al final la quemamos.

"Mamá, han quemado nuestra casa.

Mamá, mamá, han quemado nuestra casa.

Oh, han quemado nuestra casa, mamá.

Han quemado nuestra casa... ¡Oh!".

Así debes hacerlo.

Y no te preocupes si le tocas los pechos.

Aún eres un niño. ¿Eh? ¿Preparados? ¿Eh?

¡Eh! ¡Mátenlos! -¡No!

-¡Destruid su casa! ¡Destruid su casa!

-¡No, por favor! ¡No lo hagan, no lo hagan! ¡No lo hagan!

-Llora, llora. -¡Quemadla! ¡Quemadla! ¡Matadlos!

-Llora, llora. Chilla, chilla.

-¡No quemen mi casa, no quemen mi casa!

-Sigue llorando, sigue llorando. Sigue llorando.

Sigue llorando.

Vale. Corta. Corta, corta.

(Aplausos, risas)

Si esto llega a la gran pantalla...

o solo a la televisión,

no importa.

Pero tenemos que mostrar...

-Que esta es la historia.

-Esto fuimos nosotros. -Sí.

-Para que en el futuro la gente lo recuerde.

No tiene que ser una gran película como las de Rank Organisation,

Paramount...

Sí... Metro-Goldwyn-Mayer...

Nosotros, de una manera sencilla, paso a paso,

paso a paso...,

contaremos la historia

de lo que hicimos cuando éramos jóvenes.

-Con permiso.

Con permiso.

-Aquí hay muchos fantasmas

porque en este lugar murió asesinada mucha gente.

-No murieron de forma natural.

-Su muerte no fue natural.

Llegaban perfectamente sanos.

Cuando estaban aquí...

les apaleaban y morían.

Al principio los golpeábamos hasta matarlos,

pero había demasiada sangre.

Había demasiada sangre por aquí.

Cuando limpiamos olía fatal.

Para evitar la sangre, yo usaba este sistema.

¿Puedo mostrárselo?

-Adelante.

Siéntate aquí.

Mira hacia allá.

Tenemos que representarlo bien.

-Ajá. -Ay...

-Así es como se hace...

sin que haya demasiada sangre.

He intentado olvidar todo esto con buena música, bailando,

sintiéndome feliz,

bebiendo un poco de alcohol,

fumando un poco de marihuana,

tomando un poco de... ¿Cómo lo llaman? Éxtasis.

Cuando me emborrachaba, volaba y me sentía feliz.

(RÍE Y TARAREA)

-Es un hombre feliz.

(Tráfico)

(Grifo abierto)

Anwar Congo, del grupo paramilitar.

¿Han oído hablar de él? Del cine Medan.

Ahora que soy Syamsul Arifin, si me amenaza, lo apuñalaré.

Todo el mundo le tenía miedo.

El único que no le tenía miedo era yo.

Porque él me crió cuando era un chaval.

Cuando iba al instituto.

Yo era el único que no le tenía miedo...

porque no lo veía como un gran gánster.

-Sí.

-Pero cuando la gente oía su nombre, se aterrorizaba.

-¿Por qué? -Porque es uno de los asesinos.

Ahora los hijos de los comunistas han empezado a hablar

intentando revertir la historia.

Uno de ellos ha escrito:

"Estoy orgulloso de ser hijo de un comunista".

Pero esto no va a durar mucho

porque la gente no lo aceptará.

Comunismo nunca será aceptado en Indonesia porque...

porque tenemos muchos gánsteres y eso es bueno.

La palabra gánster viene del inglés. "Hombre libre".

Los matones quieren libertad para hacer las cosas,

aunque estén equivocados.

Pero si sabemos cómo trabajar con ellos

lo único que tenemos que hacer es dirigirlos.

(Tráfico)

Éramos gánsteres.

No teníamos trabajos propiamente dichos.

Nosotros hacíamos cualquier cosa por dinero.

Lo hacíamos simplemente para comprar ropa buena.

Este era el cine...

donde yo trabajaba.

Me ponía aquí, revendía entradas y me pavoneaba.

Cuando las películas eran populares, revendíamos las entradas.

Pero cuando los comunistas se hicieron fuertes...

pidieron la prohibición de las películas americanas.

Querían que hubiera menos películas americanas,

así que los gánsteres ganábamos menos dinero.

-Porque no había público.

Las películas de Hollywood eran muy populares.

Sin ellas, los gánsteres no ganaban tanto dinero.

Como decimos aquí, "la cena se perdió la panza".

-Cuando veíamos películas alegres, como las de Elvis,

salíamos del cine sonriendo y bailando la música.

Nuestras manos...

seguían bailando.

Seguíamos con el estado de ánimo de la película.

Si pasaban chicas, les silbábamos.

Nos encantaba.

No nos importaba lo que pensara la gente.

Aquí estaba la oficina paramilitar donde yo siempre mataba gente.

Veía cómo interrogaban al tipo,

le daba un cigarrillo

y seguía bailando y riendo.

Era como si matáramos...

felices.

(CANTAN ROCK)

Cuando mi madre vivía,

cuando mi madre vivía...

a veces, cuando yo gritaba,

ella venía corriendo y me despertaba.

"¡Antes de dormir lávate los pies!

Reza tus oraciones y no te duermas tranquilamente".

Sé que mis sueños vienen de lo que hice.

De matar gente...

que no quería morir.

Yo los obligué a morir.

(CANTA) -"¿Por qué sueñas despierta, mi amor?

¿Tan insegura estás?".

(RÍEN Y CANTAN)

(RÍEN)

-Te has convertido en una estrella.

-Es increíble.

Este hombre es una estrella.

Joshua, filma las fotografías.

Ese es el suegro del presidente, Sarwo Edhie.

Voy a presentarlos uno por uno.

-Ese es el presidente.

Ese es él con el presidente.

Ibrahim Sinik es famoso en todo el país.

Nosotros, los gánsteres, le protegemos bien.

Deseamos que tenga una vida larga y próspera,

pero no olvides compartir tu dinero.

(RÍEN)

-El dinero pídeselo a Joshua.

Después de todo, es de Londres.

-Ya.

-¿Interrogaba usted a comunistas en su redacción?

-Él siempre estaba recabando información.

Cuando tenía la información

decía: "Culpable".

Y nosotros nos lo llevábamos y lo matábamos.

-Cuando interrogaba a comunistas en su oficina,

¿qué les preguntaba?

-Con independencia de lo que les preguntáramos,

cambiábamos sus respuestas para hacer que parecieran malos.

Como hombre de la prensa...

mi trabajo era hacer que el público los odiase.

-¿Y cómo era su relación con el Ejército?

-¿Con quién? -Con el Ejército.

-No teníamos una relación formal...,

pero después de capturar a los jóvenes comunistas

y molerlos a palos, los entregábamos al Ejército,

pero el Ejército no los quería.

Nos decían: "Tírenlos al río".

-¿Recuerda qué era exactamente lo que les decía el Ejército?

-Yo no llevaba a las víctimas. Tenía hombres para eso.

¿Por qué iba a hacer yo un trabajo tan duro?

¿Por qué iba a matar a gente?

No tenía por qué hacerlo.

Bastaba que guiñara un ojo y estaban muertos.

(Voces)

(Sirenas)

(Gritos)

¿Cómo estás, Anwar?

Este es el verdadero Anwar Congo.

(Himno)

¡Pancasila! (PÚBLICO) ¡Eh!

¡Pancasila! (PÚBLICO) ¡Eh!

-¡Pancasila! (PÚBLICO) ¡Eh!

-Todos los miembros de Juventud Pancasila son héroes.

Por exterminar a los comunistas,

por luchar contra los neocomunistas

y la extrema izquierda

y contra todos aquellos que quieren destruir nuestro país.

Y ese no es solo el deber del Ejército y la Policía.

Nosotros, la Juventud Pancasila, debemos tomar una posición.

Estas son amenazas contra nuestra nación

y debemos pasar a la acción.

Dicen que Juventud Pancasila es una organización de gánsteres...

Si somos gánsteres, yo soy el mayor gánster de todos.

¡Pancasila!

-Mierda.

¿Cómo exterminó Juventud Pancasila a los comunistas?

-Los matamos a todos.

Eso fue lo que ocurrió.

¿Puedo golpear la pelota ahora?

Tenemos demasiada democracia.

Es un caos.

¿Qué es esta democracia?

Las cosas iban mejor con la dictadura militar.

Mejor economía, más seguridad...

Los gánsteres son hombres libres.

Quieren disfrutar de la vida a su manera.

Relax y Rolex.

Está claro que tienes un lunar... en el coño.

Definitivamente.

Ha sido fantástico.

Si hago un pleno consigo un masaje.

(TV) "Aquí hay muchos fantasmas.

Llegaban perfectamente sanos.

Luego los apaleaban...

y morían.

Siéntate aquí.

Tenemos que representarlo bien".

Yo nunca habría llevado pantalones blancos.

Siempre llevaba colores oscuros.

Parece que voy vestido para un picnic.

Mi actuación tiene que ser violenta.

Y quizá...

debería teñirme el pelo de negro.

(TV) "Y ahora está muerto".

-¿Y cómo te sientes al ver esto?

-¿Cómo me siento?

En aquel entonces me sentía más libre.

Los hombres mayores son más amables. Sin embargo, los hombres jóvenes...,

y yo especialmente...,

porque veía muchas películas sádicas.

Aquellas películas nos influenciaron.

Nosotros éramos más crueles que las películas.

-Yo conozco un buen sitio para una escena de tortura.

Detrás del colegio, en los antiguos váteres.

-Pero los vecinos nos oirían. -Ellos me conocen.

Basta una mirada mía para que salgan pitando.

-Mira, me estoy riendo. Actúe mal, ¿verdad?

Es culpa mía.

Me influenciaron películas protagonizadas...

por Marlon Brando,

Al Pacino...

Esas eran mis favoritas.

Y películas del Oeste con John Wayne.

He traído toda esta ropa de casa.

Espero que exprese mi visión.

Escucha, tienes que cambiarte de camisa.

Ponte una blanca.

Esto te sentará muy bien.

Perfecto.

-¿Qué coño es esto?

-Es solo un pequeño adorno.

Hace juego con tu figura corporal.

Te queda perfecto.

-Este es para el superjefe. -Sí, es perfecto para mí.

¿Sabéis en qué me he inspirado para esto?

Yo veía siempre películas de gánsteres...

en las que mataban con un alambre.

Porque cuando tiras del alambre con fuerza

la víctima no puede agarrarlo.

No puede porque el alambre penetra en la piel.

(SILBAN)

(Truenos)

Es fantástico ser un comunista, ¿verdad?

-No te limites a asentir. Di: "Sí, señor".

¿Quieres fumar, Pang?

-No. -Prueba esto.

Prueba este puro neocolonialista.

Dale una calada.

Métetelo por la nariz si no quieres fumar.

-Mírale. ¡Mírale!

¡Mírale a los ojos!

(Lluvia)

(Adhan)

Espera, Joshua, es la oración vespertina.

Le has apretado mucho la venda. -No lo he hecho.

Parece apretada por cómo tiro de ella.

-Incluso al lado de la ventana hace calor.

(Continúa la adhan)

Los Derechos Humanos.

Toda esa verborrea sobre los Derechos Humanos me cabrea.

Queremos unos mínimos Derechos Humanos.

En aquel entonces no había Derechos Humanos.

-Por qué vosotros hicisteis una revolución.

-Eso no es una excusa.

Por ejemplo, en Argentina,

unos generales dieron un golpe de Estado

y luego fueron condenados

por violaciones de los Derechos Humanos.

-Pero yo soy un gánster.

Soy un gánster, un hombre libre.

Un gánster de sala de cine.

Sin mucha educación.

-Un hombre marginado. -Un marginado.

Hay gente como yo en todas partes del mundo.

(Continúa la adhan)

(Motor)

Siguen teniendo un aspecto fantástico.

Había muchos comunistas chinos.

Yo tenía un libro grueso con todos sus nombres

y los visitaba.

"¿Cuánto vas a pagar?".

Y ellos decían: "Por favor, señor, no lo haga. Soy viejo".

Los utilizábamos por su dinero.

No los matábamos.

Pero, si no pagaban, los matábamos. Esas eran sus opciones.

Si no pagaban...

Los matábamos.

(Conversaciones superpuestas)

Los chinos son complicados.

A veces me cabrean.

Perfecto. Tú sí que sabes hablar bien el chino.

Cuando necesito dinero no hay nada como un viejo amigo.

Con otros, si no es suficiente, no lo acepto.

Hola, Lung. Vamos, choca esa. Cuánto tiempo.

Necesito dinero.

-¿Y por qué yo? -Te lo estoy pidiendo amablemente...

A los otros ni siquiera se lo pregunto.

Simplemente les golpeo.

Les doy un buen gancho en el estómago.

¿Me lo das sinceramente? Entonces muchas gracias.

Nuestra organización está preparando un gran encuentro.

Necesitamos dinero.

Necesitamos... más dinero de lo habitual.

Necesitamos una buena suma.

No nos des la cantidad habitual.

¿Qué mierda es esa?

Dame más... O no lo aceptaré.

-Por favor.

-Yo nunca aceptaría una cantidad tan pequeña.

-Toma.

-Eso no es suficiente.

¿Qué demonios te ocurre, Cik?

-Nosotros te consideramos nuestro padre, Cik.

Así que pon más y lo aceptaremos...

porque esto no es para cualquiera.

-Cuéntalo y ponlo en el sobre.

(Aplausos)

-El espíritu de Juventud Pancasila,

a quiénes la gente acusa de ser gánsteres...

Los gánsteres son personas que trabajan fuera del sistema,

no para el gobierno.

La palabra gánster significa "hombre libre".

Este país necesita hombres libres.

Si todo el mundo trabajara para el gobierno...,

seríamos un país de burócratas y no llevaríamos nada a buen término.

Necesitamos gánsteres para conseguir hacer las cosas.

Hombres libres y privados que hagan las cosas.

Utilizad vuestros músculos.

Pero los músculos no son para golpear a la gente...,

aunque, a veces, golpear a la gente es necesario.

(PÚBLICO RÍE)

Una vez más: ¡Pancasila! (PÚBLICO) ¡Eh!

-¡Pancasila! (PÚBLICO) ¡Eh!

-¡Libertad! (PÚBLICO) ¡Eh!

(MEGAFONÍA) "Mientras esperan a que pase el tren, les informamos

de que las normas de tráfico

están para protegerles a ustedes y a sus familias.

También les informamos de que, conforme a la ley,

deben respetar las normas de seguridad".

-Este soy yo. Anwar Congo.

-Ah, ese eres tú.

-Y, mira, estoy liándome un porro.

-Estás fumando marihuana.

-Este soy yo.

Llevo una camisa a cuadros,

pantalones de camuflaje y zapatos de silla de montar.

¿Veis lo elitista que era?

-Esto es lo que deberías ponerte en la escena del estudio.

-Y para la escena del asesinato, pantalones vaqueros.

Para matar me ponía vaqueros.

Cuando matas a gente debes llevar pantalones gruesos como estos.

-¿Y qué te parece un estampado a cuadros?

-Eso sería fantástico.

Pero pequeños.

Para tener un aspecto molón imitaba a estrellas del cine.

Pero nunca imité a Elvis Presley.

-Herman...

Te haré un traje precioso.

-¡Más energía! -¡Estamos preparados, jefe!

-¡Quemadlos a todos!

-Por fin lo habéis entendido.

-Grita: "¿Qué está pasando, mamá? ¡Dejadnos en paz!".

Prestad todos atención.

Anwar, enséñanos cómo se mata.

Tú, ven aquí.

-¿Qué pasa?

¿Quién dice que soy comunista?

-¡Sujetadlo!

-Torturadlo, matadlo.

-¿Me estás escuchando?

Deja de negar que eres un comunista.

-¡Venga, vamos! -¡Dejad a nuestro abuelo en paz!

-Tú cógelo a él. Yo cojo a los niños.

-¿Quieres a estos niños?

-Por favor, paren.

-¡Siéntate o aplastaré a este niño!

(LLORA) -¡Suéltame!

Si quieres a tus nietos será mejor que dejes de mentir. Tú decides.

(LLORA)

-¡Corten!

(Aplausos)

-¡Genial!

(Continúan los aplausos)

¿Por qué la gente ve películas de James Bond?

Por la acción.

¿Por qué la gente ve películas de nazis?

Para poder ver sadismo.

Nosotros podemos hacer eso también.

Podemos hacer algo incluso más sádico que...

más sádico que lo que vemos en las películas sobre los nazis.

Claro que podemos...

Porque nunca ha habido una película en la que se vean decapitaciones.

Excepto en la ficción, pero eso es diferente.

Porque yo lo hice en la vida real.

Yo lo hice.

(Trinos)

Lo que está claro es que en ninguna película

se ha utilizado nuestro método.

Podemos atraer a una gran audiencia.

El humor... es obligatorio.

-¿Y romanticismo?

-También lo tenemos.

-A la mierda el paraguas.

-Herman está atrapado. Debe gritar: "¡Dejadme en paz!

¡Basta, basta, basta!".

Mientras tanto, nosotros tres gritamos:

"¡Zorra comunista!".

Y seguimos agrediéndola.

(Gritos)

Te voy a violar.

Te voy a matar.

¿Cuánto tiempo llevas embarazada?

Parirás a un comunista.

-Pero si el público está tenso todo el tiempo,

sin nada que los divierta, esto no funcionará.

El sábado por la noche...

fui al cine.

No, no pienso mover el culo ni nada parecido.

A ver una película a solas con mi novia.

Pero las entradas se habían agotado.

Así que compré las entradas...

a los gánsteres del cine.

Fue maravilloso.

(Turbina de avión)

¡Adi!

¿Qué tal la familia? -Estamos todos bien.

-¿Has tenido buen viaje?

¿Qué tal? ¿Has tenido buen viaje?

-¿Qué tal te ha ido, Anwar? -Todo bien.

-La ciudad ha cambiado mucho. -¿Sí?

-Te he llamado muchas veces.

Pero no contestas a mis llamadas.

(BALBUCEA)

Tu nariz necesita más.

-¿Te acuerdas de Soaduon?

-Sí.

-¿Dónde está? -Ahí.

Soaduon Siregar.

Ahora se atribuye el mérito de cualquier cosa...

Pero entonces era un don nadie.

-Me acuerdo de él.

-Adi, este es Soaduon Siregar. -Me acuerdo de ti.

-Es uno de los periodistas de Ibrahim Sinik.

Como se suele decir:

"Aunque los camellos vivan en Arabia, nunca visitan la Meca".

Estar cerca de un jefe rico no le ha hecho rico a él.

Y tampoco a mí.

Siéntate.

-Interrogatorio a comunista. Toma 2.

-Les damos tierras a los agricultores.

Les damos fertilizantes,

grano y equipamiento agrícola.

-Para propagar el comunismo, ¿verdad?

-Así es.

Queremos mostrarles

que el mejor partido es el comunista.

-¿Por qué reclutas gente para que se una a un partido ilegal?

-Pero en aquel entonces no era un partido ilegal.

(RÍE)

-¿No era ilegal? -No.

¿Antes de 1965? Por supuesto que no.

Es fácil dar una mala imagen de los comunistas

después de que los destruyéramos,

por tanto... los comunistas no eran más crueles que nosotros.

Los crueles éramos nosotros.

-Cruel es totalmente diferente a sádico.

-Nada de eso.

Son sinónimos.

-No. El sadismo es diferente.

-Estás jugando con las palabras. -No, en absoluto.

-Estás jugando con las palabras.

-Se ha golpeado en la cabeza.

(RÍE)

-A veces pienso que, si mi padre fuera comunista,

y lo hubieran matado, estaría disgustado.

Eso es normal, ¿no?

Por ejemplo, si tú mataras a mi padre,

estaría disgustado contigo.

¿Por qué habrías de matar a mi padre?

Además, no me dejas ir al colegio ni me dejas trabajar.

Ni siquiera me dejas casarme. Esa situación tiene que cambiar.

No ha habido una disculpa oficial,

¿pero tan difícil es disculparse?

Se disculparía el gobierno, no nosotros.

Sería como una medicina.

Aliviaría el dolor.

Habría perdón.

-¿Y no nos maldecirían en secreto?

Nos maldecirían en secreto porque... si nos maldijeran abiertamente...

serían detenidos.

-Entonces nos maldecirían en voz baja.

-Pero yo, Adi, al final,

no consigo dormir en paz.

Tal vez porque...

cuando estrangulaba a la gente con un alambre los veía morir.

-Pero cuando usabas otros métodos también los mirabas.

-Sí, pero cuando empiezo a dormirme todo eso vuelve.

Y es lo que me hace tener pesadillas.

-Estás atormentado porque tu mente es débil.

¿Has ido a ver a un neurólogo?

-Si fuera a ver a un neurólogo significaría que estoy loco.

-No.

Los psiquiatras no son para gente loca.

Los psiquiatras no tratan a gente loca.

Son expertos en el sistema nervioso.

Incluso yo he ido a ver

a un especialista en el sistema nervioso

por un pequeño infarto cerebral.

Tus pesadillas

las causa un trastorno nervioso.

Vamos, debes intentarlo.

Si vas a ver a un psiquiatra tú hablarás, él hablará,

y luego te dará vitaminas para los nervios.

(TARAREA)

¿Recuerdas la campaña "Aplastad a los chinos" de 1966?

A lo largo de la calle Sudirman

maté a todos los chinos con los que me crucé. Los apuñalé.

No recuerdo cuántos...,

pero fueron decenas.

Si me cruzaba con alguno, lo apuñalada.

Hasta la calle Asia, donde me crucé con el padre de mi novia.

¿Te acuerdas de que mi novia era china?

"Aplastad a los chinos"...

se convirtió en "aplasta al padre de mi novia"...

así que a él también lo apuñalé... porque era chino.

Cayó en una zanja. Lo golpeé con un ladrillo y se hundió.

El asesinato es el mayor crimen que puedes cometer.

Así que la clave...

es encontrar la forma de no sentirse culpable.

se trata de encontrar la excusa perfecta.

Por ejemplo, si me piden que mate a alguien,

si la compensación...

es adecuada,

claro que lo haré.

Y desde cierta perspectiva...

no es algo malo.

Esa es la perspectiva

de la que debemos autoconvencernos.

(RÍEN)

Al principio me asusté. Estos son gánsteres importantes.

Como tú y Anwar.

Aterrador. Y para hacer una película.

-Pero si queréis una historia verdadera, tengo una.

-Cuéntanosla.

Porque todo en esta película debería ser verdad.

-Se trata de un comerciante.

Era el único chino en la zona.

Y lo cierto

es que era mi padrastro.

Pero aunque era mi padrastro

viví con él desde que era un bebé.

A las 3 de la mañana alguien tocó a nuestra puerta.

Llamaron a mi padre.

Mi madre le dijo: "Es peligroso, no salgas".

Pero él salió.

Le oímos gritar: "¡Socorro!".

Y luego se hizo un silencio.

Se lo llevaron. No pudimos dormir hasta el amanecer.

-¿Qué edad tenías?

-11 o 12.

Lo recuerdo muy bien.

Es imposible olvidarlo.

Encontramos su cadáver debajo de un bidón de gasolina.

El bidón estaba cortado por la mitad

y el cuerpo estaba debajo.

Así.

Su cabeza y sus pies estaban cubiertos por unos sacos

y uno de sus pies sobresalía así.

Aquella mañana nadie se atrevió a ayudarnos.

La enterramos como a una cabra, al lado de la carretera principal.

(RÍE) Mi abuelo y yo solos transportamos el cuerpo

y cavamos la tumba.

Nadie nos ayudó. Yo era muy chiquitín.

Luego enviaron al exilio a todas las familias comunistas.

(RÍE) Nos abandonaron en un barrio de chabolas

al borde de la selva.

Y lo cierto es que por eso nunca pude ir al colegio.

Tuve que aprender yo solo a leer y a escribir.

¿Por qué habría de ocultaros esto?

Os juro que no estoy criticando lo que estamos haciendo.

Es solo mi aportación a la película.

Os juro que no estoy criticándoos.

-Mira, ya está todo planificado. -No podemos incluir cada historia,

o la película no terminará nunca.

-Tu historia es demasiado complicada. Tardaría muchos días en rodarse.

Aunque a lo mejor podríamos incluirla.

-Y podría motivar a los actores.

-Creemos que este hombre es comunista.

Después de que decidiéramos matarlo hubo muchas reacciones.

Algunos rezaban.

-Vamos, reza.

-Señor, ayúdame.

-¿Cómo le dices que va a morir? ¿Con ira o con calma?

-Yo intentaba convencerles

para que aceptaran

que iban a morir.

-Anwar, enséñanos a torturar.

-¿Quieres que use esto?

-¿Debo asustarle?

-Sí.

-¿Quieres que use esto?

-Suplícale que no lo haga.

-Ahora coge la tela...

y véndale los ojos.

-Joshua siempre me pregunta...

"Trabajáis en la misma oficina. ¿Cómo podías no saberlo?".

Yo afirmo que nunca vi nada.

Y ahora que veo la reconstrucción de los hechos

me doy cuenta de que erais tan sigilosos

que incluso yo, un periodista con los sentidos muy agudizados,

no me enteré de nada.

-Me sorprende,

porque nunca ocultábamos lo que hacíamos.

Me extraña sobremanera que no lo supieras.

-No lo sabía.

-Estábamos en la misma oficina.

Y no ocultábamos nada.

-Pues nunca lo supe.

Erais muy sigilosos

y yo subía muy pocas veces a tu despacho.

-Tu editor dirigía las torturas.

-No.

-Él mismo lo afirma.

-Eso no es cierto.

-Ibrahim Sinik y otros líderes decidían a quiénes matábamos.

Mira...

No te estoy llamando mentiroso, pero lógicamente...

-Continúa, Adi...

-No digo que esté mintiendo, Joshua,

pero este hombre era un periodista

que prefería mantenerse distanciado de esas cosas.

Eso es comprensible,

pero, por lógica, si era algo que no escondíamos,

¿cómo no iba a saberlo?

Hasta los vecinos lo sabían.

Matamos a cientos de personas.

Era un secreto a voces.

-Bebe. -Toma un poco de agua.

-Bebe, no es veneno.

-Venga, bébetelo.

-Bebe, te refrescará.

-Dadle un cigarrillo.

-Dejadle fumar.

-Esto es sádico, Adi.

-Pregúntale otra vez por sus actividades.

-¿Cuáles eran tus actividades? ¡Vamos, confiesa!

(LLORA) -Tenga piedad de mí.

Por favor, señor...

-¿Lo matamos?

-Esperen...

¿Pueden darle un mensaje a mi familia?

-Por supuesto...

-¿O podría hablar con ellos...

por última vez?

-Ni hablar. Eso no es posible.

¡No es posible!

-Vale.

Tira.

-Ah...

-Baja la cabeza.

Bájala.

-Está muerto.

-Envolvedlo.

Escuchad..., si esta película tiene éxito...,

desmentirá toda la propaganda sobre la crueldad de los comunistas

y mostrará que los crueles éramos nosotros.

-Nosotros éramos los crueles.

-Si la película triunfa

debemos ser conscientes de cada uno de los pasos que damos aquí.

No digo que tengamos miedo. Esto pasó hace 40 años...

con lo que cualquier base para un juicio ha prescrito.

No es por miedo. Es por imagen.

La opinión pública dirá: "Siempre lo sospechamos.

Mintieron acerca de que los comunistas eran crueles".

No es un problema nuestro, sino de la historia.

Se le dará la vuelta al relato.

No 180°, sino 360.

Si esta escena nos queda bien...

-¿Pero...

por qué tenemos que ocultar nuestra historia...

si es la verdad?

-No. La consecuencia será...

que todo lo que Anwar y yo hemos afirmado siempre es falso.

Los comunistas no eran los crueles. -Pero es la verdad.

-Estoy completamente de acuerdo.

Pero no todas las verdades deben hacerse públicas.

Hasta el mismo Dios tiene secretos.

Soy plenamente consciente de que éramos crueles.

-Bueno.

-Es todo lo que tengo que decir.

-Vosotros decidís qué hacer con ello.

-Vale.

-No pretendo hacerte sentir incómodo, pero tengo que preguntártelo.

Al convencerte a ti mismo de que estabais en guerra,

no estás atormentado como Anwar, pero la Convención de Ginebra

define lo que hiciste como crímenes de guerra.

-No estoy necesariamente de acuerdo con esas leyes internacionales.

Cuando Bush estaba en el poder Guantánamo era aceptable.

Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva.

Esa era la verdad según Bush..., pero ahora sabemos que era falso.

La Convención de Ginebra puede ser lo moral hoy,

pero mañana tendremos la convención de Yakarta

y tiraremos la Convención de Ginebra.

Son los vencedores los que definen lo que es un crimen de guerra.

Yo estoy en el campo de los vencedores,

así que yo decido lo que es un crimen de guerra.

No tengo por qué acatar las definiciones internacionales

y, lo que es más importante,

no todo lo que es verdad es necesariamente bueno.

Algunas verdades no son buenas, como la reapertura de este caso.

Aunque todo lo que se descubra sea verdad, no es bueno.

-Pero para los familiares de millones de víctimas...

-Sí...

-Es bueno que la verdad salga a la luz.

-Vale, pero empecemos con el primer asesinato,

el de Caín y Abel.

¿Por qué centrarse en los asesinatos de comunistas?

¿Ha sido alguien juzgado por ello?

Que los castiguen a ellos.

En mi opinión, reabrir este caso es una incitación al conflicto,

pero estoy preparado.

Si el mundo quiere una guerra permanente,

estoy preparado. Si queréis hacernos pelear, estoy listo.

-¿Y si te llevaran ante la Corte Internacional de La Haya?

-¿Ahora? -Sí.

-Iría.

No me considero culpable, pero... ¿sabes por qué iría?

Porque me haría famoso.

(RÍE) Estoy preparado.

Por favor. Haz que me lleven a La Haya.

(Música)

-Más sensual.

¡Más sensual!

Esto me gusta. Son unas preciosidades.

Esto es saludable para un tipo como yo.

-Disfrute del paisaje, señora.

Vale. Uno, dos, tres.

(RÍEN)

Otra vez. Uno, dos, tres.

(RÍEN)

Me pidieron que fuera candidato al parlamento.

"¿Por qué yo?", pregunté.

"Tranquilo, puedes conseguirlo", me dijeron.

Entonces pensé: "¿Por qué no?

De hecho, soy el candidato perfecto porque soy muy conocido".

(Televisión en inglés)

No cierres el puño.

No lo cierres. -¡Cállate! ¡Ya casi lo tengo!

-Vale, pero no cierres el puño. -¡Te estás cargando el sonido!

-¡Pero es que...! -¡Basta ya!

Cállate. Eres una pesada. Cierra la boca de una vez.

-¡Larga vida al partido de los empresarios y los trabajadores!

Soy Herman y estoy listo para luchar por los derechos de los trabajadores.

Acordaos de votar por mí el día de las elecciones.

Si soy elegido y entro a formar parte de la comisión de urbanismo,

podré sacarle dinero a todo el mundo.

Por ejemplo, si un edificio se queda pequeño por 10 cm,

puedo exigir que sea demolido.

Entonces me dirán:

"Por favor, no nos denuncie. Aquí tiene su dinero".

Aunque el edificio no tenga el menor defecto,

si los amenazo, me darán dinero de todos modos.

Y no hablamos de calderilla.

En una manzana con 10 edificios,

si cada uno paga 10 000 , calcula lo que me embolsaré.

Ya serían 100 000 .

Y eso en un solo barrio.

-El Parlamento debería ser el lugar más noble de la sociedad,

pero si viéramos lo que hacen allí...

No son más que ladrones.

Ladrones con corbata.

-¿En qué negocios ilegales está involucrada Juventud Pancasila?

-Apuestas.

Apuestas. -Apuestas, clubes nocturnos...

Supermercados...

-Pero eso no es ilegal.

Solo nos contratan como seguridad.

-¿Los ilegales?

-Sobre todo las apuestas. -Apuestas.

-¿Algún otro? -Contrabando.

-Pesca ilegal, tala ilegal,

apuestas ilegales...

y, si no pagan, los chantajeamos.

-Démosle la bienvenida a nuestro candidato Marzuki.

-¡Larga vida a nuestro partido! ¡Pancasila!

-Bien, listo.

-¿Qué se supone que tengo que decir?

¿Cómo empiezo?

Adi, ¿cuál es la primera frase?

-"Soy Herman". -Soy Herman.

-Ponte de pie, te verán mejor. -Señoras y señores...

¿Qué sigue? No me acuerdo.

-"Soy Herman, del partido de los empresarios y los trabajadores".

-Soy Herman, del partido de los empresarios y los trabajadores.

-¿Regalan camisetas?

-No. Señora, tome mi tarjeta.

-Camisetas. Queremos regalos.

-No se preocupen por el dinero y los regalos.

Volveremos con obsequios.

Recen por nosotros. -Sí.

-Con suerte ganaremos.

A las personas que piden regalos

diles que, si ganamos, volveremos con obsequios.

Coméntales que hoy estamos filmando.

-Tome, señora, no se olviden de votar por mí.

-¿Solo una tarjeta? ¿Y el incentivo? ¿No nos dan nada más?

-El incentivo vendrá después. -¿Después de ser elegido?

Cariño, ¿dónde te crees que estás? -Sí, es una promesa.

Muchos partidos sobornan a la gente para que los voten.

De hecho, todos lo hacen.

En esos mítines donde se ve a miles de personas...

los han pagado a todos para que asistan.

(Música)

Se lo toman como el que va a un trabajo.

Sin dinero no irían.

Se preguntan unos a otros: "¿Cuánto te han dado a ti?".

Y a los líderes les pagan más.

(Música)

Hoy en día...

nadie cree en aquello por lo que hace campaña.

Nos hemos convertido todos en actores de telenovela.

Nuestras almas se han convertido en actores de telenovela.

Parecen felices. Por dentro están cabreados.

Están pensando: "Vaya mierda".

-¿Dónde está el pato herido?

¿Dónde está el tullido?

-¿Cuál? -El pato herido.

-Ahí está.

-Patito... -No lo cojas así...

Le harás daño otra vez.

Está débil porque le rompiste la pata.

No hagas eso...

Es muy pequeño todavía.

Dile: "Lo siento, patito".

-Lo siento, patito. -Eso es.

-Ahora dile: "Fue sin querer. Me asusté y por eso te golpeé".

Díselo. "Fue sin querer". Alto. Para que te oiga.

-Lo siento, patito. -Y acarícialo un poco.

Ahora el comunista se ha convertido en un fantasma.

Le asesinaron y se convirtió en un espectro.

Y ahora te persigue. -Me persigue.

-¿Sientes algún trauma al ver esto?

-Si se me apareciera de noche... me sentiría... aterrorizado.

Los fantasmas deben odiarme,

porque en mi sueños sus voces son amenazadoras.

Se ríen, pero de forma escalofriante.

-Prueba a reírte.

(RÍE)

-Sí.

Eso es.

-Pesadilla de Anwar. Toma 2.

¿Preparados?

Motor.

Acción.

(RÍE)

-¡Creía que te había matado!

(RÍE)

-Aj...

-¿Qué he hecho mal? -Levántate sorprendido.

Y pregúntale: "¿Por qué estás vivo?".

No creo que sea tan difícil...

-Acción.

-¡Creía que te había matado!

Vale. Corten.

(Traqueteo tren)

¿Por qué voy a ese lugar?

Porque, de todos los lugares,

por el que dejó una huella más profunda en mí.

La forma en que se mataba...

era muy diferente

y por eso sufro siempre pesadillas.

¿Será porque os he estado contando mi historia

con tanta sinceridad?

¿O quizás...

es la venganza de los muertos?

Recuerdo que le dije: "Sal del coche".

Él me preguntó: "¿Adónde me llevas?

De pronto se negó a seguir caminando.

Vi que Roshiman me daba un machete.

Sin pensarlo, me acerqué a él...

y le corté la cabeza.

Mis amigos no querían ni mirar.

Corrieron hacia el coche.

Escuché un sonido parecido a este.

(HACE RUIDOS)

Su cuerpo se había desplomado.

Pero sus ojos permanecían abiertos mirándome.

(SUSPIRA)

Mientras volvía a casa no dejaba de pensar

en por qué no le había cerrado los ojos.

Lo único que pensaba era: "¿Por qué no le cerraste los ojos?".

Y ese es el origen de todas mis pesadillas.

Esos ojos que no cerré me están siempre mirando.

Es una imagen... que nunca deja de perseguirme.

(Grillos)

(Estertores)

(Gritos)

(RÍE)

¿Lo has sacado? ¿Ha quedado bien? Gracias.

-No, gracias a usted, señor. -No, con una chica tan guapa...

Soy yo quien debería darte las gracias.

Es una pena que se aclare el pelo. Así parece una puta.

-Cuéntale lo del coche.

-¿Qué pasó? -Había una chica...

chupándosela seis tíos sin dejar caer ni una gota de semen al suelo.

-¿Seis? ¿Seis tíos? -Se lo tragó todo.

Después de que el último tipo se corriera, ella seguía chupando.

(RÍEN)

Como si quisiera más.

-Dios, convierte a nuestra organización

en uno de los pilares de esta nación.

-¿Sabes el precio de la tierra?

200.000.000 .

Se la he donado a las aves.

Si ellas son felices, yo también.

Todo el mundo tiene terror a los paramilitares.

Cuando un empresario quiere una tierra

donde hay personas viviendo,

le sale caro pagar el precio que se pide por ella.

Pero nosotros podemos solucionar su problema

porque la gente nos tiene pánico.

Cuando nos ven dicen:

"Quedaos con la tierra.

Pagad lo que queráis".

Una rosa.

Es muy exclusiva.

Un elefante.

Es una pieza muy exclusiva.

Compro estos objetos en cada país que visito.

Esto lo compré en Hungría. Me costó 2250 .

("Don't Worry Be Happy")

Me has cortado la cabeza...

Tienes que estar furioso, pero también triste.

Deberías estar enfadado y triste. Eres un sádico.

-Mira tu sangre...

(RÍE)

Mira lo que he encontrado en tu estómago.

Mira esto.

Es tu hígado.

(Trinos)

Está podrido.

(RÍE)

(Sonidos naturales)

(Música)

Con maquillaje parece que viene de Etiopía.

-De Tanzania, como Idi Amin.

(RÍE) -Idi Amin Dada. -Sí.

-Cámara tres sobre Citra.

Primer plano de Citra para la apertura.

Bien, ¿todo el mundo preparado? Dentro cabecera.

(Música cabecera)

Bienvenidos al programa

"Diálogo especial" de la televisión Indonesia.

Hoy conoceremos a gánsteres de cine que están rodando una película

para conmemorar el aplastamiento de los comunistas.

Vamos directamente con el cabecilla

y protagonista de la película, Anwar Congo.

Démosle la bienvenida a Anwar Congo.

(Aplausos)

En aquellos días los gánsteres de cine

eran muy conocidos pero, ¿cuál es el origen de la palabra gánster?

-En realidad gánster significa "hombre libre".

Por eso usamos una canción especial en nuestra película.

La canción se llama "Born Free". -"Born Free".

-Significa "nacido libre".

-¿Llevaba a los comunistas directamente a su oficina?

-Sí, y después de interrogarlos...

y decidir que no merecían vivir,

teníamos que matarlos.

-¿Sus métodos para matar

estaban inspirados en las películas de gánsteres?

-Algunas veces. -¿Algunas veces?

-Algunas veces.

(Aplausos)

Increíble. Se inspiraba en películas.

-Cada género tiene su propio método.

Por ejemplo, en las películas de mafiosos,

estrangulan al tipo en un coche y tiran el cadáver.

Nosotros hacíamos lo mismo.

-Lo que significa que Anwar y sus amigos

desarrollaron un sistema nuevo y más eficiente

para exterminar comunistas. Era más humano, menos sádico...

y evitaba el exceso de violencia,

pero sirvió para borrarlos del mapa igualmente.

(Aplausos)

-¿A cuántas personas mató?

-A unas 1000.

-¿Cómo puede dormir? ¿No se siente atormentado?

-Muchos de ellos se volvieron locos. -Sí.

-No, se hicieron ricos...

-Sí...

-Ricos de lo que robaron.

-Pero matar a todas esas personas también los volvió locos.

¿Cuál es el mensaje especial de esta película para la juventud?

-Los jóvenes

deben recordar la historia.

Nunca deben olvidarla.

Es más, Dios debe estar contra los comunistas.

-Sí, Dios odia a los comunistas.

Por eso ha hecho que esta película sea tan hermosa.

(Aplausos)

Según el general Sarwo Edhie

2 millones y medio de comunistas fueron asesinados.

¿Por qué los hijos de las víctimas nunca han intentado vengarse?

-No es que no quieran vengarse...,

es que no pueden.

-Porque los exterminaríamos a todos. (RÍEN)

(Aplausos)

Este es el único rodaje

que será visitado por un miembro del gobierno.

Vendrá aquí solo por vosotros.

Para motivaros y apoyaros.

Deberíais estar orgullosos.

Y todos saldréis en la película.

¡Estos son los paramilitares de Sumatra del Norte!

El mundo entero verá esto. En Londres, Inglaterra...

Olvidaos de Yakarta. Yakarta no es nada.

(RÍEN)

-Vaya, todos los asesinos están aquí.

(GRITAN)

Improvisad y expresad vuestra ira.

Gritad: "¡Aplastemos a los comunistas!

¡Acabemos con ellos!".

Está bien. Vamos a probar. -Por favor.

-Ataque a Kampung Kolam. Toma 1.

¡Acción!

-No dejéis escapar a ningún comunista.

(GRITAN)

-¡Masacrémoslos!

-¿Estáis listos para atacar?

-¡No hagáis prisioneros!

¡Aniquiladlos a todos!

¡Incendiad sus casas!

-¡Matad a los comunistas!

¡Descuartizadlos!

¡Matadlos a todos!

-¡Exterminadlos a todos!

¡No dejéis a nadie con vida!

-¡Cortadles la cabeza!

¡Quemadlos!

¡Matadlos a todos!

(GRITAN)

¡Venceremos!

-Corten, corten, corten.

-Corten, corten, corten, corten, corten, corten, corten, corten.

-Joshua y equipo,

ahora hablo como líder de Juventud Pancasila,

lo que acabamos de mostrar no es propio de nuestra organización.

No deberíamos aparecer como un atajo de salvajes sedientos de sangre.

Eso...

es peligroso para la imagen de nuestra organización.

Pero debemos exterminar a los comunistas,

debemos borrarlos del mapa,

pero de una manera más humana.

Me he sentido fatal con lo que acabamos de filmar.

Sobre todo con mi imagen justo en el centro de todo.

Vale, Joshua, esta es la verdadera historia.

Es lo que todos queremos, ¿verdad? -Sí, por supuesto.

-No borres lo que acabamos de filmar.

Úsalo para mostrar lo fieros que podemos ser.

De hecho, podemos ser incluso peores.

Considerarlo una demostración de nuestra ira...

si alguien se atreviera a desestabilizar nuestro país.

-Si fueran guapas las violaría a todas,

como hacíamos entonces, cuando éramos la ley.

(RÍEN)

Me las follaba.

Me follaba todo lo que se me ponía por delante.

-¿Eres una chica comunista?

¿A ver qué escondes ahí?

¿Qué escondes ahí?

(RÍEN)

Así se habla.

Especialmente si pillas a una de solo 14 años.

(CELEBRAN) Ou...

-Delicioso.

-Diría: "Va a ser un infierno para ti...,

pero el paraíso terrenal para mí".

-Tenéis que ofrecer resistencia.

Nadie quiere que le torturen, ¿verdad?

Si os podéis salvar, debéis hacerlo

y, si podéis huir, adelante.

-Atención todo el mundo:

mientras actuáis, acordaos de las cámaras.

-Señoritas, pensad en positivo.

Si lo hacéis así, vuestra interpretación quedará fantástica

y la escena saldrá bien.

En positivo. Pensad en positivo.

(Gritos)

¡Coged a ese!

¡Cogedlo!

(Continúan los gritos)

(Pitido agudo)

¡Corten, corten, corten!

-¡Corten!

-¡Corten, corten corten!

-¡Corten, corten!

¡Bakti!

¡Trae agua!

(Conversaciones superpuestas)

Dejadla descansar.

Dejad que descanse.

(Conversaciones superpuestas)

Febby, tu interpretación ha estado genial,

pero deja de llorar...

Me estás avergonzando.

Las estrellas de cine solo lloran un ratito.

(Conversaciones superpuestas, llantos)

Lo que lamento sinceramente

es que nunca imaginé

que la escena fuera tan terrible.

Mis amigos insistían en que actuara con más sadismo,

pero entonces veía a las mujeres y a los niños...

Imagina el futuro de esos niños...

Han sido torturados...

Y ahora incendiarán sus casas.

¿Qué futuro les aguarda?

Nos maldecirán el resto de sus vidas.

Ha sido muy duro.

(Fuego crepitando)

La palabra "karma",

¿qué significa para ti? ¿A que le temes?

-El karma es...

como una ley de la naturaleza.

Es una ley que emana directamente de Dios.

Mira toda esta oscuridad.

Es como si viviéramos

en el fin del mundo.

Cuando miras a tu alrededor solo hay oscuridad.

Es bastante aterrador.

(Lluvia)

Golpea la mesa para asustarme.

Empieza golpeando fuerte la mesa.

(Estruendo)

¿Queréis prohibir las películas americanas en Indonesia?

¿Qué intentáis hacer? ¿Eh?

-¿Eh? -¡Cállate!

¿Qué intentáis hacer?

-Por favor, señor...

-No te pongas amigable conmigo. No somos amigos.

¡Vamos!

¡Responde a las preguntas!

¡Date prisa o te romperé las piernas!

¡Vamos!

Dana, pregunta.

-Aparte de Titi Kuning,

¿en qué otros sitios lleváis a cabo vuestras actividades?

-En Hamparan Perak.

-¡Un comunista en toda regla!

¡Rápido! ¡No nos hagas perder más el tiempo!

-Habla o será peor. -¡Levanta la mano o te la corto!

Mira...

Es de oro.

Vamos, quítate el reloj.

Ponlo sobre la mesa.

¿Qué más tienes?

¿Un anillo?

¿Oro? ¡Oro! -Habla.

-Habla o te rajo la cara. Vamos, habla. Habla, habla.

Cuéntanoslo todo.

-Desembucha. -Por favor... No lo haga...

-Vale, no lo haré, pero habla. Habla, habla.

-Habla, confiesa de una vez. -Corten.

(SUSPIRA) Vale, vamos allá.

Cuelgo esta medalla

de tu cuello.

(GRUÑE)

(PREOCUPADO) ¿Estás bien?

-No puedo. (SORPRENDIDO) -¿Qué?

-No puedo volver a hacerlo.

Traedle un poco de agua. Traedle agua.

Toma, bebe un poco de agua.

(Música ambiental)

"Les metíamos palos por el ano hasta que morían.

Los desnucábamos a palos. Los ahorcábamos.

Los estrangulábamos con cables. Los degollábamos.

Los atropellábamos con coches.

Se nos permitía hacerlo.

La prueba es que matamos a toda esa gente y quedamos impunes.

No se puede hacer nada respecto a los crímenes que cometimos.

Tienen que aceptarlo.

Quizás sea solo un intento por sentirme mejor, pero funciona.

Nunca me he sentido culpable

ni deprimido ni he tenido pesadillas".

("Born Free", John Barry y Don Black)

Gracias por ejecutarme

y enviarme al paraíso.

Te doy mil veces las gracias

por todo.

(Continúa la canción)

Es genial, Joshua.

Ha quedado muy bien.

Nunca imaginé que pudiera hacer algo tan fantástico.

Una cosa que llena de orgullo es cómo la catarata

expresa sentimientos tan profundos.

¿Recordáis la escena

en la que me estrangulan con un cable?

-Sí.

-¿La tenéis aquí? -¿La escena de tu estrangulamiento?

-Ponedla, por favor.

¡Yan!

Quiero que vea esto.

¿Yan? -Está en la cama.

Yan, ven a ver la escena en la que torturan y matan al abuelo.

Ami, Ven a ver al abuelo apaleado y sangrando.

-Es un poco violento para ellos.

-Mirad esto. Al abuelo le pegan una paliza.

Subid el volumen.

-Es demasiado violento, Anwar. ¿Estás seguro?

-No pasa nada. ¿Te asustarás, Yan?

(Gritos)

Es solo una película. Mirad.

El abuelo parece muy triste, ¿verdad, Yan?

-Da mucho miedo.

-Es muy triste, ¿verdad? Ese es vuestro abuelo.

Ese gordo le está pegando una paliza al abuelo.

Le aplastan la cabeza al abuelo.

(RÍEN)

(Gritos, golpes)

¿Las personas que torturé...

se sintieron igual que yo aquí?

Puedo sentir lo que sintió la gente a la que torturé...

porque aquí... mi dignidad... queda completamente destruida.

Y en ese instante aflora el miedo.

De repente todo el terror se apoderó de mi cuerpo.

Me envolvió y se apoderó de mí.

-En realidad,

las personas a las que torturaste se sintieron mucho peor

porque tú sabes que se trata solo de una película,

ellos sabían que iban a morir.

-Pero puedo sentirlo, Josh. De verdad, lo siento.

¿O...

acaso he pecado?

(SOLLOZA)

Le hice esto a tanta gente, Josh...

(SOLLOZA) ¿Se está volviendo todo eso contra mí?

Espero que no.

No lo deseo en absoluto, Josh.

(Tráfico)

Aquí es...

Aquí torturábamos

y matábamos

a los que capturábamos.

Sé que estuvo mal...

Pero tenía que hacerlo.

(TOSE)

(TIENE ARCADAS)

Esta es...

una de las formas más sencillas

de arrebatarle la vida a un ser humano.

Y esto...

lo usábamos para llevarnos....

a las personas que matábamos,

porque sin esto...

quizá la gente se habría enterado.

(TIENE ARCADAS)

(Ladrido lejano)

(Tráfico)

(Tráfico fuerte)

Somos documentales - El acto de matar - Ver ahora

Han destrozado a tanta gente y ahora disfrutan de la vida

Hablar de este episodio de la historia del país en Indonesia es tabú. No ha habido justicia. Nunca hubo juicios ni comités de la verdad y los asesinos son considerados héroes nacionales. Quienes gobiernan son los triunfadores. Actualmente, los supervivientes conviven con sus asesinos. “Les veo todos los días. Es horrible”, dice la madre de Adi Rukun en ‘La mirada del silencio’. “Han destrozado a tanta gente y ahora disfrutan de la vida”, añade.

Olvidar el pasado. Esto es lo que le remarcan a Rukun diferentes personas. “El pasado, pasado está. No quiero recordar. Hacerlo es buscarme problemas”, alerta un superviviente. El portavoz del gobierno regional en ese momento, M.Y. Basrum, le advierte que si sigue dando importancia al pasado, le volverá a ocurrir. Y el hijo de uno de los asesinos de su hermano le remarca “llevémonos bien como nos enseñó la dictadura militar.”

 Adi Rukun, protagonista del 'La mirada del silencio', con un superviviente en el lugar donde asesinaron a su hermano

Adi Rukun, protagonista del 'La mirada del silencio', con un superviviente en el lugar donde asesinaron a su hermano RTVE.es

Responsabilidad y perdón

El protagonista se encuentra con los líderes del escuadrón de la muerte de la aldea y otros responsables del asesinato de su hermano. Todos eluden su responsabilidad moral y no muestran arrepentimiento pero, ¿conseguirá el perdón de alguno de ellos? Justifican sus acciones diciendo que los miembros del Partido Comunista eran ateos y no musulmanes. Adi Rukun recrimina a su tío materno que ayudó a matar a inocentes por ser el guarda de la prisión donde estaba encarcelado su hermano. “Lo hice para defender al estado así que no me siento así (…) De haberme negado, me habrían acusado. Lo mejor era seguir órdenes, pero yo no maté a nadie”, le responde su tío.

El director Joshua Openheimer, en una entrevista en Días de Cine en 2015, afirmó que ‘La mirada del silencio’ “muestra lo desgarrada que está la sociedad indonesia y lo urgente y necesario que es un proceso de verdad de reconciliación y alguna forma de justicia.”

Montaje especial para RTVE.es de la entrevista de Eva Nuñez con Joshua Oppenheimer sobre el documental 'La mirada del silencio', estrenado esta semana. Después de que el documental "The Act of Killing" sacudiera conciencias en 2012 y estuviera nominado al Oscar, llega su segunda parte con "La mirada del Silencio", que cuenta con el testimonio de las víctimas del fallecido presidente indonesio Suharto. Esta cinta, dura y emotiva, fue elegida mejor película en el festival DocumentaMadrid y forma pare del díptico de Joshua Oppenheimer sobre el genocidio que tuvo lugar en Indonesia después del golpe de estado militar de 1965.

A raíz de la repercusión internacional de su anterior trabajo, Oppenheimer ha sido declarado persona non grata en Indonesia y no puede volver al país. Consciente de las consecuencias que podía conllevar el documental, rodaron ‘The Look of Silence’ principalmente en 2012 antes de que se publicara ‘The Act of Killing’. Tienes disponibles los dos documentales gratis en RTVE Play.

-->