Enlaces accesibilidad
Turismo e historia

Ruta cultural por Barbastro, un destino mágico en Huesca

Un país mágico Un país mágico  

  • Descubre en esta ruta cultural el arte y la historia escondida en Barbastro, capital del Somontano en Huesca, con el mago Miguel de Lucas
  • Conoce la Catedral de la Asunción, el Monasterio El Pueyo, su Museo Diocesano y la Iglesia de San Francisco
  • 'Un país mágico', disponible en RTVE Play, también pasa por el Barrio de Entremuro, donde sucedió la primera cruzada de la Cristiandad además de ser la cuna de la Corona de Aragón

Por
Un país mágico - Barbastro

Barbastro, capital del Somontano y conocida como ‘ciudad del Vero’ por el río que la atraviesa, está a los pies de los Pirineos en la provincia de Huesca. Los musulmanes fundaron la ciudad en el siglo IX en una zona de asentamiento romano llamada Barbitania. En su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1975, convivieron cristianos, musulmanes y judíos que dejaron un rico legado patrimonial.

La ciudad ha sido testigo de grandes hitos en el pasado. Allí tuvo lugar la primera cruzada de la historia hace casi un milenio y también el nacimiento de la Corona de Aragón hace más de 800 años.

Además, en el siglo XVI Barbastro vivió su esplendor con la construcción de casas señoriales y palacios del Renacimiento aragonés, cuyo mejor ejemplo de este estilo es el palacio Argensola, la casa natal de los hermanos Argensola, importantes escritores del Siglo de Oro Español.

Todo esto hace que sea un destino perfecto para recorrer de la mano del mago Miguel de Lucas en ‘Un país mágico’ ¿Te apuntas a seguir la ruta cultural por Barbastro? Conocerás la Catedral de la Asunción, el Monasterio El Pueyo, el Museo Diocesano Barbastro – Monzón, el Barrio de Entremuro y la Iglesia de San Francisco.

La Catedral de la Asunción de Barbastro

La Catedral de la Asunción, es la joya de la ciudad y se considera uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótico renacentista de Aragón. Aunque la construcción principal data del primer tercio del siglo XVI, Sheila Ayerbe, restauradora y guía de la Catedral, explica que fue construida sobre una antigua mezquita. Fue en el siglo XII cuando se construyó un templo románico y la torre del campanario, que era el minarete de la mezquita, se conservó tal y como estaba originariamente.

Esta torre jugó un papel clave en la historia de Barbastro. En el siglo XIII y XIV se produjo la guerra de los dos Pedros’, una batalla que enfrentó a Pedro IV de Aragón y a Pedro I de Castilla. “Uno de ellos contrata a alemanes mercenarios para atacar la ciudad y el pueblo de Barbastro se refugia en la torre, creyendo que ahí los soldados no los verían y se podrían salvar del asedio. Se equivocaban. Los soldados alemanes no solo les vieron sino que decidieron quemar la torre con ellos dentro”, relata Sheila Ayerbe. Murieron 300 personas y la torre quedó destrozada. Posteriormente, se reconstruyó.

La Catedral de la Asunción de Barbastro - Un país mágico

Monasterio El Pueyo

A solo tres kilómetros de Barbastro se encuentra el Monasterio El Pueyo, un singular monumento que atesora numerosas joyas artísticas como su biblioteca, una de las más importantes de la comunidad autónoma.Tiene sus orígenes en el año 1.101, cuando sirvió de puesto avanzado a Pedro I de Aragón para la reconquista de Huesca, que estaba en poder de la Taifa de Zaragoza.

La escritora Inés Plana explica en ‘Un país mágico’ cómo los barbastrenses salvaron a El Pueyo de las expropiaciones de bienes de la Iglesia que estaba llevando a cabo Baldomero Espartero, regente del país, en 1843: “El Monasterio de El Pueyo salió a subasta y los barbastrenses quisieron evitarlo mediante una colecta. En una espectacular carrera de relevos a caballo, varios jinetes galoparon hacia Huesca, donde se realizó una primera puja. Cuando supieron cuál había sido la más alta, regresaron veloces a Barbastro para mejorarla en la subasta que se celebraría allí. Y lo consiguieron, así que el Monasterio continuó perteneciendo a la ciudad.”

Desde el año 2009, el Monasterio es el hogar de los monjes del Instituto del Verbo Encarnado. Además, forma parte del Camino de Santiago y es el destino de populares romerías a partir de cada lunes de Pascua hasta finales de mayo.

El Monasterio El Pueyo en Barbastro en 'Un país mágico'

Museo Diocesano Barbastro - Monzón

El Museo Diocesano Barbastro-Monzón es una parada indispensable para conocer el legado artístico de esta ciudad. Recorrer sus salas es emprender un viaje por los últimos 1.000 años de arte occidental, desde el romántico al barroco. La exposición muestra casi 300 piezas, entre las que destacan pinturas, tejidos, orfebrería, esculturas y vírgenes románicas y góticas.

La subdirectora del Museo, María Puértolas, apunta que alberga la lipsanoteca, una cajita de madera que guarda un pergamino con datos del tempo, de la Iglesia de Tella, una más antiguas de la dióceis del año 1080. También se pueden ver dos pinturas procedentes del monasterio de clausura de madres capuchinas de Barbastro, obras de taller flamenco de la escuela de Rubens'Sagrada familia de San Juan Bautista' y 'Virgen con niño y ángeles'.

Museo Diocesano Barbastro - Monzón en 'Un país mágico'

Barrio de Entremuro

El Barrio de Entremuro es el núcleo de la población dentro del recinto amurallado de origen islámico. Fue allí donde desarrolló la primera cruzada de la Cristiandad cuando Barbastro era una ciudad musulmana y el joven reino de Aragón quiso conquistarla. “Siendo Rey Sancho Ramírez, el papa Alejandro II auspicia la conquista de Barbastro y exhorta al orbe cristiano en su defensa, llamada a la que respondieron caballeros de toda Europa. En 1064 la ciudad amurallada asediada cae en manos cristianas”, comenta Nieves Juste, arqueóloga y técnica de patrimonio. Sin embargo, esta conquista duró poco porque el rey de Zaragoza Al-Muqtadir la recuperó en 1065. Finalmente, Pedro I conquistó la ciudad en 1.100.

Además, en el Barrio de Entremuro sucedió otro acontecimiento histórico de gran relevancia. La plaza de la Candelera es la cuna de la Corona de Aragón. En 1150 se celebró, el matrimonio entre la princesa de Aragón Petronila y el Conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV. El hijo de ambos, Alfonso II, fue el primer rey de la Corona de Aragón. Tal y como apunta Nieves Juste, esta institución política tuvo una hegemonía en el Mediterráneo hasta el siglo XV y se expandió por Sicilia, Cerdeña, Nápoles, ducados de Atenas y Neopatria, entre otros lugares.

Barrio de Entremuro de Barbastro en 'Un país mágico'

Iglesia de San Francisco

Cruzando el río Vero, en el Arrabal, se encuentra uno de los templos más importantes de Barbastro: la Iglesia de San Francisco. Su nombre deriva del convento de la orden franciscana que se estableció en el siglo XIII aunque el edificio actual es fruto de las reformas realizadas en los siglos XVI y XVII.

En su interior se encuentra la primera capilla en España dedicada a un beato mártir gitano: Ceferino Giménez Malla, conocido como el Pelé y beatificado en 1997 por Juan Pablo II. Destaca también la capilla funeraria de san Juan Bautista.

Iglesia de San Francisco en Barbastro

Iglesia de San Francisco en Barbastro RTVE.es

¿Quieres descubrir otros lugares de interés histórico y patrimonial alrededor de Barbastro? ¡No te pierdas ‘Un país mágico’ con Miguel de Lucas! Disponible en RTVE Play.

Para todos los públicos Un país mágico - Barbastro - ver ahora
Transcripción completa

Este es Miguel de Lucas.

El mago más curioso que viaja por España

contando las tradiciones, la cultura,

el arte y la historia escondida en nuestros pueblos y ciudades.

Barbastro es hoy nuestro destino mágico.

Descubriremos la belleza de su catedral.

Ellos dicen que es uno de los mejores ejemplos y más bellos

de la arquitectura aragonesa dentro esta tipología.

Recordaremos la Primera Cruzada de la historia

y visitaremos la cuna del Reino de Aragón.

Aquí se produjo un acontecimiento de carácter internacional

y fue que se firmaron los esponsales

entre la princesa Petronila, hija del rey Ramiro II,

con el conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV.

Aprenderemos los secretos de los tambores artesanos.

Utilizamos piel de cabra. Es la que mejor sonido saca.

La de cabra es mucho más fina, resistente también

y el sonido es mucho más potente. Qué curioso.

Probaremos su embutido más tradicional...

El nombre viene del chirador.

Chirador es un palo de boj que se utilizaba para limpiar

las tripas del cordero o los budillos, como decimos aquí.

Y nos dejaremos sorprender por la magia de Miguel.

¡Oh, qué bien!

Guau. -¡Qué bonito! ¡Muchas gracias!

¡Qué pasada!

De la mano de un invitado muy especial,

viviremos la esencia de esta tierra...

¡Guau! ¡Guau!

¡Tomate rosa! ¡Tomate rosa de Barbastro!

Ven. ¿Yo mismo?

Tú mismo. ¡Qué ensalada me voy a hacer!

Y disfrutaremos de su encanto medieval.

También conoceremos la leyenda del Monasterio de El Pueyo...

Salió de la cueva y se encontró a la Virgen

entre las ramas de un almendro.

Y volaremos sobre una muralla china

en pleno Prepirineo aragonés.

Bienvenidos a "Un país mágico".

Barbastro, puerta de los Pirineos,

capital del Somontano y ciudad del vino.

Enclavada entre las primeras estribaciones pirenaicas

y las llanuras de la tierra baja de la provincia de Huesca,

en ella confluyen los ríos Cinca y Vero.

Esta situación estratégica entre el llano y la montaña,

la convirtió desde hace siglos en un nudo comercial

gracias a las ferias y mercados.

Su nombre deriva de la antigua Barbitania,

una zona de asentamiento romano

sobre la que los musulmanes fundaron en el siglo IX la ciudad.

Testigo de grandes hitos en el pasado,

aquí tuvo lugar la Primera Cruzada de la historia

hace casi un milenio.

Y también el nacimiento de la Corona de Aragón

hace más de 800 años.

Fruto de la convivencia entre cristianos, musulmanes y judíos,

es el rico legado patrimonial que atesora esta ciudad.

En el siglo XVI,

vivió su esplendor con la explosión de la arquitectura civil

y los palacios del Renacimiento aragonés.

Una dilatada historia plasmada en un amplio patrimonio

que la convierte en un destino único y perfecto

para la visita de Miguel.

Comenzamos nuestra aventura en la ciudad de Barbastro

y lo hacemos en la joya de la ciudad,

en la catedral de la Asunción.

Monumento que data del primer tercio del siglo XVI

y, del cual, el arquitecto Chueca Goitia dijo:

"Es uno de los salones más hermosos de nuestra arquitectura religiosa".

Y yo ya estoy deseando comprobarlo. ¡Bienvenidos a "Un país mágico"!

Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien, ¿y tú?

Encantado de comenzar esta aventura en Barbastro

y hacerlo en un lugar tan importante como esta catedral.

¿Cuál su origen, su historia?

Para conocer la historia de esta catedral,

nos tenemos que remontar al siglo X,

cuando Barbastro era una ciudad musulmana.

En ese momento, el emplazamiento que hoy ocupa la catedral,

lo ocupaba la mezquita, el aljama de la ciudad.

Fue en el año 1100, cuando el rey de Aragón, Pedro I,

conquista la ciudad y lo primero que hacen

es que consagran la propia mezquita como catedral.

Pocos años después, cuarenta, cincuenta años después,

sustituyen la mezquita por un templo románico,

que, finalmente, en el siglo XVI, lo que hacen es desmontarlo

y construir este ejemplo de arquitectura gótica en su lugar.

Lo mismo que sucede con el templo y la mezquita,

pasa lo mismo con la torre.

En ese momento, el minarete es aprovechado.

No levantan un nuevo campanario,

sino que lo aprovechan para hacer la torre campanario de la catedral.

Esta torre, además, juega un papel muy importante

en la historia de la ciudad. Sí.

Durante el siglo XIV, en lo que se denomina la Guerra de los Pedros,

en la que se enfrentó Pedro IV de Aragón

con Pedro I de Castilla,

hubo un momento determinado en el que Enrique de Trastámara,

hermanastro de Pedro de Castilla,

quiere emprender luchas contra su hermano

para derrocarlo en el poder.

Este estaba apoyado por Pedro IV de Aragón.

Hay un momento determinado

en el que contrata a unos mercenarios europeos,

llegan a la ciudad y en ese momento, justamente,

una serie de personas de la población deciden esconderse dentro de la torre

pensando que así estarían a salvo.

¿Cuál es la sorpresa?

Que los mercenarios se dan cuenta de que están dentro

y lo que hacen es incendiar la torre con todos

y la fatalidad es que fallecen 300 personas en la torre.

A partir de ese momento se tuvo que reconstruir

y la torre que vemos actualmente es a partir del siglo XIV,

XVII y ampliaciones del XVIII.

¿Por qué se considera esta catedral

como un referente del gótico renacentista en Aragón?

Esta catedral se adscribe dentro de la tipología de Hallenkirche

o iglesias de planta de salón,

cuya característica principal es que las bóvedas de las naves

se cubren todas a la misma altura sean tres, sean cinco,

en este caso son tres.

Y, además, lo que hace es que avanza el concepto espacial, digamos,

del Renacimiento.

Y en palabras de especialistas como, por ejemplo,

el profesor de la Universidad de Zaragoza, José Luis Pano,

o bien, el arquitecto Fernando Chueca Goitia,

ellos dicen que es uno de los mejores ejemplos y más bellos

de la arquitectura aragonesa dentro de esta tipología.

A mí siempre me llama la atención cuando entro a una catedral,

a un templo como este, los retablos.

Y este retablo es como que te atrapa.

Este se divide en dos partes. Está hecho en dos fases.

La parte inferior, que se denomina basamento,

si te fijas es de un color más agrisado,

es la parte que diseña Forment y la ejecuta hasta la mitad:

La parte inferior a modo de zócalo

y la hornacina central que representa la Resurrección de Cristo,

porque, justamente, en 1540, también Forment fallece.

Se ponen en contacto con la hija de Forment.

Quien la va a finalizar el resto de basamento

es uno de los mejores discípulos de Forment.

Un alumno suyo. Eso es, un alumno.

Para que siguiera con su estilo, digamos.

Exactamente. Ella dice que es el único capaz...

De imitarle un poquito. ...de imitar la maestría de su padre.

Además, en la parte inferior, en los chaflanes lateral,

se encuentra el escudo de la ciudad de Barbastro.

ya que fueron los grandes promotores no solo del retablo,

sino, además, de todo el templo.

Si te fijas, es la cabeza con largas barbas.

Barbastro: barbas de astro.

Hay algo que también me llama la atención

y es que adyacente a la nave central nos encontramos diferentes capillas.

Tengo mucho interés en conocer la capilla del Santo Cristo.

Vamos, se encuentra a los pies. Vamos.

Llegamos a una capilla que es muy especial

para todos los barbastrenses, pues está llena de simbolismo.

Sí. Es la capilla más devocional que hay dentro de la catedral.

Cuenta el padre Faci, en el siglo XVIII,

que llegaron dos peregrinos y llega uno de los canónigos

y, recién construido el templo, imagínate,

lo primero que les preguntan que qué le parecía la gran obra

que acaban de construir.

Ellos dicen que preciosa, pero que les extraña que no haya un altar

que esté dedicado al Santo Cristo crucificado.

Entonces dicen que está dedicada a la Asunción de la Virgen.

Ellos le dicen que por el alojamiento y por la comida de unos días,

de tres días más o menos,

que ellos son artífices y que les hacen un Santo Cristo de madera.

Así que se encierran en una habitación

y empiezan a tallar.

Pasados unos días, ¿qué sucede? Sorpresa.

Cuando entran se dan cuenta que los peregrinos no están,

pero que la escultura está tallada y acabada.

Entonces empieza ahí la leyenda

de que eran dos ángeles que no necesitan alimento

más que el espiritual... Se me ha puesto la piel de gallina.

Claro, imagínate la gente del pueblo.

Le cogen gran devoción a esta talla.

Es la que utilizan para las rogativas de agua.

Cuando hay época de sequía es la que sacan en procesión por el pueblo

para que llegue la querida lluvia, ¿no?

Y, justamente, a comienzos del siglo XVIII,

dos años de una sequía que no se había visto nunca

y deciden sacar el Cristo en procesión.

Y justo, casi ni ha entrado por la puerta,

empieza a llover.

Entonces ya dicen: "Esto ya es el colmo de todo".

Y decide el pueblo... dar limosnas

y donativos para construir esta capilla de estilo barroco

para colocarlo exclusivamente para él.

Es decir, para que el Cristo esté aquí ubicado.

Pues ha sido un placer.

Es una manera inmejorable de comenzar esta aventura por Barbastro

y te estoy muy agradecido. Muchísimas gracias.

A ti por venir a vernos. Hasta pronto.

Hasta luego. Que vaya bien.

En la comarca de la Ribagorza, sin salir de la provincia de Huesca,

es posible admirar una obra única de la naturaleza:

la Muralla de Finestras.

Se trata de una maravilla geológica del periodo cretácico

formada por roca caliza.

La disposición vertical de las capas de roca

unidos a los procesos de erosión que han actuado sobre ellas

han dado lugar a su curiosa forma.

Por lo que se conoce a este lugar como la Muralla China de Finestras.

Dos inolvidables paredes de piedra verticales y paralelas

y, en medio de ellas,

las ruinas del castillo medieval y la Ermita de San Vicente.

Un derroche natural potenciado aún más

por su reflejo en el embalse de Canelles.

Barbastro es conocida como "la ciudad del Vero".

Un arte vía fluvial que ha articulado su historia

desde su fundación.

Su estampa junto a las fachadas de colores

es una de vistas más icónicas de la ciudad.

En su orilla derecha se levantaba fuertes murallas

sobre las que más tarde se edificarían las casas.

La protección de la ciudad se completaba con el mismo río

que, junto a las murallas, actuaba como pozo defensivo natural.

Antes de la canalización del río,

las casas se alzaban verticalmente sobre las aguas.

¿Y cuándo cambio este paisaje?

Hacia 1969.

A causa de las terribles inundaciones

que provocaban las crecidas, se decidió canalizar sus riberas.

Aguas arriba, encontramos el Puente del Portillo,

que fue reconstruido en el siglo XX

siguiendo los planos del antiguo puente.

También estaca el Puente de San Francisco

datado en el siglo XIII.

Un trazado de gran belleza,

que el río Vero dibuja a su paso por la ciudad.

Cada Semana Santa,

resuena con fuerza el eco de los tambores en Barbastro.

Un instrumento lleno de tradición que Miguel va a aprender a elaborar

de la mano de todo un experto.

¡Hola, Javier! ¿Cómo estás? Hola, Miguel.

No te imaginas las ganas que tengo

de descubrir esta tradición de tu mano.

¿Fabricas tambores o bombos? Bombos y timbales.

¿Y cómo llegaste a ello?

Yo empecé a los 14 años tocando

en la cofradía del Nazareno de Barbastro.

Allí aprendí a repararlos.

Cambiaba los parches de los tambores, de los bombos, cuando se rompían,

y con el tiempo y con los años, viendo cómo estaban hechos,

me decidí a hacerlos.

¿Qué importancia tiene para una tierra como Barbastro la percusión?

Para su Semana Santa muy importante.

Aparte de que atrae a mucha juventud a tocar estos instrumentos,

aparte son el acompañamiento de todas nuestras imágenes

en las procesiones.

Una curiosidad: ¿Cuál es la diferencia,

para alguien que no entiende, como yo, entre un tambor y un bombo?

Aparte del tamaño es la manera de tocarlo.

El tambor se toca con baquetas y el bombo con una maza.

Me voy a poner una bata que tienes por aquí para integrarme un poco.

A mí esto de la artesanía me encanta.

Primero vamos a hacer el casco del bombo.

El casco.

Utilizamos dos láminas de ocume

y vamos a poner unos aros de refuerzo de haya.

Si me ayudas por aquí un poco...

Así alrededor.

Ahora cogeríamos este aro,

que es el de refuerzo, que vamos a colocar dentro,

lo vamos a encolar. ¿Quieres echar la cola?

Aquí tienes cola. Le vas dando por todo el aro.

¿Cuánto tiempo llevas entonces haciendo bombos?

Pues llevo ya desde el 98. Jobar.

Desde el 98.

Y en plan profesional desde el 2012.

Bueno, yo creo que esto ya va estando, ¿no?

Ahora lo colocamos dentro... Sí.

¿Ahora tiene pegarse con...? Exacto.

Ahora lo vamos a grapar.

Venga. ¿Esto hace daño? Sí, esto hace daño.

Con cuidado. Ha que tener cuidado.

Le vamos a poner otras grapas.

¿Más grapas? Sí.

Vale. Venga, más grapas.

¿Me dejas a mí poner una? Sí. Mira.

¿Cómo se hace? Solo tienes que colocar aquí.

Exacto. Ponlo así en el medio.

Ahí está. Ostras.

Fuerte.

Ahí está.

Ahí.

Ya está la última.

¿Última? Sí. Muy bien.

El siguiente paso sería hacer los aros.

Los vamos a colocar.

Ya tenemos el aro aquí preparado y los ajustaríamos.

¿Otro aro más? ¿El tercero? Sí.

Estos ya son los que van a ir por fuera.

Ah, por fuera. Donde vamos a montar los parches.

Vale.

La piel que utilizamos es piel de cabra.

Es la que mejor sonido saca.

La de cabra es mucho más fina, resistente también

y el sonido es mucho más potente. Qué curioso.

Lo marcaríamos, lo encolaríamos y lo dejaríamos secar

Cuando lo tuviéramos acabado, haríamos los agujeros

y pasaremos la cuerda para poderlo montar y tensar.

Vale. Vale.

Y esta sería su posición.

Este sería uno de los aros

y llevaría dos, uno arriba y otro abajo.

El bombo ya estaría terminado listo para pintar.

Para la cofradía de Barbastro tiene sus colores propios.

Hay cofradías que los llevan todos negros,

hay otras que los llevan los aros morados y el caso amarillo.

Aquí está ya pintado de color negro. ¿Alguna pintura especial usas?

Pintura acrílica al agua. Acrílica al agua.

¿Momento muy especial con la colocación de la piel?

Exacto. La piel.

Para poder colocar la piel hay que humedecerla.

Sí, veo que está... Está húmeda, húmeda.

Sí, sí. Tiene que estar unas horas en agua

para poderla trabajar, porque si no es muy rígida

y no la podríamos colocar dentro del arillo

porque va toda incrustada dentro.

Entonces una vez está montada en el arillo,

la colocaríamos... Me está encantando este proceso.

Ya hasta suela y todo cuando golpeas.

Ya suena.

Y ya colocaríamos el aro, el otro parche de abajo, el otro aro,

y ya se nos quedaría preparado para pasar la cuerda.

Y el bombo terminado... quedaría así.

Guau. ¡Qué bonito! Vale, ya está montado.

¿Tienes una maza por ahí para...? Sí.

Yo sé que todavía no está afinado ni tensado, pero me hace ilusión.

Qué maravilla. El sonido es grave.

Qué bien. Te propongo lo siguiente.

Recoge un poquito esto, quita los bombos.

y yo tardo unos minutines en venir

porque si esto es mágico,

yo creo que lo que vamos a hacer a continuación,

si te atreves, también será mágico. ¿Te parece?

Perfecto. Prepárame sitio, que tardo nada.

Bueno, Javier, ya tengo aquí... todo listo.

Esto lo tengo que ver bien todo

porque va a ser un juego muy especial

de un artesano de los bombos y un artesano de las ilusiones.

Además con un elemento que conoces bien, ¿verdad?

Y que utilizas bastante la grapadora.

Entonces, mira.

Lo primero que vamos a hacer,

son grapadoras que están descargadas por seguridad.

Es muy importante.

Vamos a elegir una para cargar.

Entonces, voy pasando así y con toda libertad me dices

en cuál quieres que me pare. Pues esa misma.

¿Esta seguro? Esa.

Puedes cambiar. No. Esa.

Perfecto. La cogemos... y muy clarito...

así... vamos a ponerle una carga.

De tal manera,

que, ahora, de todas las grapadoras que tenemos,

solo hay una que está cargada.

Y además vamos a comprobarlo.

Ahí está. Se ve claramente ¿verdad?

Sí, sí. Ahí está. Claramente.

Claramente. ¿Vale?

Una: Si yo dejo la grapadora aquí, Javier,

así, todos sabemos cuál la que está...

Cargada. Sí. Mira lo que voy a hacer.

Yo no miro.

Giro otra vez.

Giro otra vez.

Javier, ahora te pido que me mires a mí.

para que no sepas dónde está la grapadora.

Ya me he perdido. Ya no sabes dónde está.

Nadie sabe dónde está ahora. Aquí empieza la magia. Mira.

Cinco grapadoras.

Cinco tarjetas con cinco números.

Elije una tarjeta, la que tú quieras.

Esta. Dale la vuelta.

¿Qué número es? El cinco.

El cinco, pero no sabemos cuál es la cinco.

¿Para ti cuál sería la cinco?

Voy pasando dedo a dedo y me vas diciendo.

Pues... esa.

¿Esta sería la cinco? Sí.

¿Por ejemplo?

¿Seguro?

Mira esto.

Otra tarjeta, la que tú quieras.

Esta. ¿Número?

El uno.

¿Para ti cuál sería la número uno?

Esta mismo. ¿Esta?

Esta. ¿Seguro?

Sí.

Para los magos las manos son muy importantes.

Y tanto. Pero me arriesgo. Mira.

Dale la vuelta a una tarjeta. La dos.

¿Cuál sería la dos? Esta de aquí mismo.

¿La de en medio?

Nos quedan dos.

Dale la vuelta a la que tú quieras. La cuatro.

La número cuatro. ¿Para ti cuál sería la número cuatro?

La de la derecha. ¿Esta?

¿Confías en mí? Sí.

Déjame tu mano.

Te le dejo.

¿Seguro? Seguro.

No. Me lo hago yo.

No quiero que haya ningún fallo. Ningún fallo.

Solo nos queda una. Una.

La número tres.

Mira.

Quiero... Quiero que veas esto.

Vamos a colocar y quiero que veas cómo...

Exactamente... Guau.

Es la única... Impresionante.

...grapa.

Javier, ha sido un placer. Igualmente.

Hasta pronto Gracias.

Volamos ahora a poco más de 30 kilómetros de Barbastro

para admirar una de las torres más espectaculares

y mejor conservadas de Aragón: la del Castillo de Abizanda.

Construido en plena edad de oro de los castillos, en el siglo XI,

esta construcción fue fundamental

para la vigilancia y defensa del Sobrarbe frente a los árabes.

La torre levantada por maestros lombardos

es de estilo donjon.

¿Y en qué consiste esta tipología?

Se trata de un modelo de origen francés

que designa las torres con función de palacio.

En lugar de tener las dependencias alrededor,

como la torre del homenaje de otros castillos,

son grandes torres que hacen la función también de residencia.

Es decir, son como rascacielos militares del siglo XI.

En su exterior, destaca su escasa decoración

al tratarse de un edificio con una finalidad defensiva,

del cual importaba su aspecto de fortaleza inexpugnable

más que su belleza.

Se trata de la torre más completa del periodo románico

se conserva prácticamente tal y como la construyeron

en el siglo XI.

Un vistoso retazo del medievo

donde recordar las gestas del pasado de esta tierra.

A tan solo tres kilómetros de Barbastro

y con una espectacular panorámica de la comarca de Somontano,

nos encontramos con el Monasterio El Pueyo.

Un singular monumento que en su interior acoge

grandes joyas artísticas y leyendas que ya estoy deseando conocer.

Hola, Inés. ¿Qué tal estás? Hola, ¿qué tal?

No te imaginas la ilusión que me hace comenzar esta visita

a este monasterio tan especial desde la iglesia.

Pero me gustaría hablar desde aquí de cuál es el origen del monasterio.

La palabra "pueyo" proviene del latín pódium,

que significa podio o lugar elevado.

Y realmente el monasterio está

sobre una colina de 603 metros de altura

desde donde se divisan los bellísimos paisajes del Somontano.

Aquí ya, en el siglo XII, se erigió una pequeña ermita

con su campana y su espadaña,

y se cree también que Pedro I

dirigió, precisamente desde lo alto de esta colina,

y desde esta ermita,

la reconquista de Barbastro, que estaba en esos momentos

en el poder de la taifa de Zaragoza.

También, luego, Jaime I de Aragón estableció aquí, en la ermita,

una capellanía, lo que permitió que subiera de valor,

y que se ampliara y se pudiera transformar en un templo románico

con un pequeño claustro.

Tengo entendido que los vecinos de Barbastro

de alguna manera unieron sus fuerzas y su ilusión

para cambiar el destino de este lugar.

Sí, eso sucedió en 1843,

cuando Espartero, que era regente del país,

durante la minoría de edad de Isabel II,

llevó a cabo una amortización

o la expropiación de bienes de la iglesia.

De tal manera, que el Monasterio de El Pueyo salió a subasta.

Entonces, una serie de prohombres de Barbastro

hicieron una colecta para lograr la puja más alta.

Así que una cabalgada espectacular de relevos,

de muchos jinetes que partieron de Barbastro hacia Huesca,

para enterarse de cuál era la puja más alta.

Cuando se enteraron,

regresaron galopando, corriendo a Barbastro,

donde se iba a realizar la segunda y definitiva subasta,

y lograron mejorar todas las pujas que había en la sala,

con lo cual, el monasterio volvió o se quedó en la ciudad,

y perteneció a la ciudad.

Este lugar también es muy importante para el peregrinaje.

Sí. Desde el siglo XVI hay una gran tradición

de al romerías a la Virgen de El Pueyo,

y persisten hasta hoy.

Hay que decir que este monasterio forma parte del Camino de Santiago

y en la hostería del monasterio reciben a los peregrinos,

que, aprovechando la ruta,

han querido conocer este monasterio,

por disfrutar de la calma contemplativa

a la que invita este lugar.

Oye, un lugar con tanta historia, con tantos sucesos,

seguro que hay alguna leyenda asociada a él.

En 1101,

la Virgen se le apareció a un pastor, a un joven pastor,

que había llevado a las ovejas a pastar encima del monte.

El chico estaba durmiendo en una cueva

cuando escuchó una voz que no le parecía de este mundo,

y esa voz pronunciaba tres veces su nombre.

Salió de la cueva y se encontró a la Virgen

entre las ramas de un almendro.

Le transmitió el mensaje

de que quería que se erigiera allí una capilla

para rendirle culto.

Bajó a Barbastro y le planteó al Concejo

la visión sobrenatural que había tenido.

Erigieron una ermita justo en el almendro

y Balandrán permaneció en la ermita como ermitaño

hasta el fin de sus días.

A mí me gusta mucho creer en este tipo de cosas.

Inés, ¿qué te parece si continuamos y me llevas hasta la biblioteca,

que he oído que es un lugar muy mágico?

Sí. ¿Te parece?

Muy bien. Estupendo.

Inés, llegamos a un lugar muy especial,

a un lugar que respira magia por la cantidad de libros,

pero, antes de ello,

me gustaría saber cuántas órdenes religiosas

ha acogido este monasterio.

Las primeras fueron los benedictinos, luego vinieron los claretianos,

y ahora mismo hay una orden de clausura

que tiene 20 monjes de muchas nacionalidades.

Todas las órdenes custodian al santo, a San Balandrán.

Ese sepulcro tiene una leyenda curiosa, popular,

porque dice que si no abarcas

lo que es el sepulcro de la cabeza a los pies, nunca te casarás.

Inés, estamos en una biblioteca. Tiene más de 30 000 volúmenes.

¿Qué podríamos destacar de ella?

Bueno, primero que es una joya bibliográfica,

es una de las más importantes de Aragón

y alberga varios incunables.

Uno de ellos, es uno editado en Basilea,

del cual solo existen siete ejemplares en el mundo.

Recoge las sentencias de un teólogo, Pedro Lombardo,

y que tiene muchísimo valor.

Inés, qué afortunado me siento

visitando lugares como este tan especiales

y hacerlo además con alguien como tú.

Voy a seguir descubriendo la biblioteca.

Muy bien. Hasta pronto.

Gracias. Gracias.

El casco histórico de Barbastro está jalonado por casas señoriales

y palacios que fueron levantados por las familias nobles

en pleno esplendor del siglo XVI.

El Palacio Argensola, localizado en la calle del mismo nombre,

es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil

del Renacimiento aragonés.

Conserva el zaguán de entrada a modo de recibidor

con techos de gran altura y portones muy anchos.

¿Y a qué se deben estas dimensiones?

Gracias a este tamaño,

en su momento, permitía la entrada de carruajes.

Destaca sobre todo su alero labrado en madera.

Uno de los más monumentales por la fuerza plástica

de su espléndida decoración renacentista.

Además de su potencial artístico,

este palacio es la casa natal de los hermanos Argensola.

Importantes literatos del Siglo de Oro español

admirados por Lope de Vega y Cervantes.

Un lugar imprescindible

donde admirar el poso cultural de Barbastro.

La Plaza del Mercado es el corazón comercial de Barbastro

y también el punto de encuentro de la ciudad.

Es el lugar donde se produce la venta de los exquisitos productos

de la huerta del río Vero.

Y no se me ocurre un lugar mejor para que conozcáis a un buen amigo

campeón del mundo de magia de calle:

Ismael, de la compañía Civi-Civiac,

quien, además, nos va hacer una magia

relacionada con un producto de la gastronomía local.

Ismael, ¿qué tal? ¿Cómo estás? Encantado de estar aquí contigo.

Qué bonita tierra tenéis aquí, qué maravilla.

Auténtica belleza.

Además, estamos en un lugar que es especial para los artistas como tú.

Cuéntame qué significa esta plaza para ti.

La Plaza del Mercado de Barbastro es el epicentro de la fiesta

y aquí hay una programación fantástica en las fiestas,

y he tenido la oportunidad de disfrutar y de actuar muchos años,

y ya no es un público, sino que muchos son amigos

que vienen a ver nuestro espectáculo.

Es el mejor sitio donde te puedo enseñar mi magia.

Antes de que me enseñes tu magia, que estoy deseando,

una pregunta: En este camino de "Un país mágico",

tengo la oportunidad de compartir unos instantes con algunos magos,

de muchas especialidades, grandes ilusiones,

magia de cerca,

pero contigo va a ser magia de calle. ¿Qué es la magia de calle?

La magia de calle es una especialidad muy, muy compleja.

Hay que hacer magia rodeado 360 grados,

incluso, en algún momento,

hay alguien en un balcón que puede ver todos los efectos.

Tienes que tener capacidad de improvisación,

tienes que ser muy rápido, muy ágil

pero para mí, desde luego, es la magia con la que mejor me encuentro

y con la que he actuado en toda Europa.

Así nació la magia, ¿no? En la calle.

Así es. Así tiene que continuar.

Deseando ver tu magia, Ismael. Muy bien.

He traído aquí, Miguel, para que veas bien,

estos boles o ensaladeras.

Fíjate, son muy grandes.

Mira, unos boles o ensaladeras.

Además de esto, he traído el elemento imprescindible

que es una gran varita mágica.

Esta varita hay que frotarla.

¡Guau! Mira.

Es mágica, eh. Sí, sí.

Mira, mira.

Otra. Guau.

Muy bien. Ahora me gustaría aquí, muy cerquita,

que se vea muy bien, ¿vale? Fíjate bien.

Preparados. Sí.

Mira, así...

Atención. ¡Guau!

Aquí viene. Me encanta.

Y viene rápido. Vamos a repetirlo.

Vamos a repetirlo para que no se quede ahí,

sino que vamos a hacerlo... nuevamente.

Bola. El bol, que se vea muy bien.

Este bol. Atención, preparados, eh.

Y ahora...

Muy bien, ¿dónde está la pelota?

No, en la mano no.

Mira, mira, mira.

Ahí está. Guau. Me encanta. Qué bonito.

Muy bien, muy bien. Vamos a hacer lo siguiente.

Vamos a colocar una bola, un bol. Sí.

Y me gustaría que fueras tú el que que colases este bol aquí,

cubriendo esa bola. ¿Aquí encima?

Sí, por favor.

Muy bien.

A veces, solamente a veces,

haciendo el ritual mágico

suceden cosas... como esta.

¡Guau! Si lo acababa de poner. ¡Mola!

Sí, es que las bolas son amigas. Viajan siempre donde está la otra.

Mira. Vamos a intentar...

Digo intentar porque, claro, voy a colocar esta bola aquí debajo, ¿vale?

Esta bola la colocamos..

Mira. Ahora...

Hacemos así y la bola viene aquí debajo.

¡Guau! ¡Me encanta!

Vamos a intentar complicarlo un poquito solo

porque he traído para ti...

Una cajita. Sí. Abre esta caja.

Eso es. No hay nada.

No. Eso es.

Para que sea vea muy limpio y muy claro, ¿vale?

Vamos a coger así, colocamos la bola... aquí.

Sujetamos así. Una bola en el interior.

Perfecto. Ahora preparamos bola, bol, bola y bol.

El ritual mágico viene así y vamos a ver si atraviesa el sólido.

No solamente atraviesa el sólido... No me digas.

No me digas. La abro, eh. Abre.

Y está... ¿Cómo está? ¡Guau!

¡Las dos! Las dos bolas.

¡Qué bonito! Déjame por aquí, enséñalas bien.

Sí, sí, está claro. Son rojas.

Me encanta. Son unas bolas rojas muy chulas.

Mira bien. Vamos a... Que se vea aquí muy cerquita.

La bola la colocamos aquí debajo. Sí.

Esta otra bola aquí y ahora va a atravesar...

Mira, es aquí...

Es que atraviesa el sólido. Eso es lo que sucede.

La dejo aquí, que por el viento no se nos vaya a mover.

Así es la magia de calle. Así es.

Y ha atravesado el sólido. Mira, esta aquí.

Coloco...

Ahora va de aquí a aquí, Miguel.

Atraviesa por arriba. Sí.

Mira.

Polvos mágicos: uno, dos y tres.

Ha atravesado. Mira, mira, mira.

Otra vez ahí. Las dos.

Pero, mira, me voy a llevar las dos bolas.

Las llevo aquí dentro, ahora toco aquí...

Chan y chan.

Sí, sí. Mira, mira.

Vamos a ver. Vamos a ver.

¡Guau! ¡Guau!

¡Tomate rosa de Barbastro! ¡Tomate rosa! ¡Ven, ven!

Ven. ¿Yo mismo?

Tú mismo. ¡Qué ensalada me voy a hacer!

¡Tomate rosa de...! ¡Dos tomates! ¡Gracias, Ismael!

¿Hay más o qué? A ver, a ver, veces...

Solamente a veces. ¡Guau!

¡Tres tomates! ¡Maravilloso!

Tomate rosa de la huerta de Barbastro.

Muchísimas gracias. Me llevo una joya de la tierra.

No solo tu magia, sino también este producto local.

Maravilloso. Gracias, Ismael. Muy bien.

Hasta pronto. ¡Gracias!

Qué contento me voy con mis tomates. ¡Qué contento!

En pleno Prepirineo

y al norte del Somontano de Barbastro

se esconde el mayor espacio natural protegido de Aragón:

el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

¿Y por qué es tan especial este paraje?

Estamos ante un auténtico referente mundial del barranquismo,

ya que sus cañones están calificados como los más atractivos de Europa.

Una sucesión de ríos furiosos que excavan la roca,

presas de color azul turquesa pozas de ensueño

y cascadas inesperadas cruzan todo el paisaje de norte a sur.

Una riqueza natura que también se refleja

en la flora y fauna autóctonas

entre las que destacan las aves rapaces

constituyendo una de las reservas de aves más importantes de Europa.

Todo un paraíso de agua, roca y naturaleza,

que cautiva a primera vista.

El Museo Diocesano Basbastro-Monzón es una parada indispensable

para conocer el legado artístico de esta ciudad.

Recorrer sus salas es emprender un viaje

por los últimos mil años de arte occidental

desde el románico al barroco.

Un viaje que Miguel ya está a punto de comenzar de la mano de María,

la subdirectora del museo.

Hola, María. ¿Qué tal? Hola, Miguel.

Encantado de acompañarte en esta visita

por el Museo Diocesano Barbastro-Monzón.

Es así, ¿verdad? Es así. Correcto.

¿Cuál fue el origen de este museo tan especial?

Como la mayoría de los museos diocesanos,

nace el los albores del siglo XX

y las primeras piezas se llevan al seminario a conciliar.

Después, habrá un primer museo en las dependencias de la catedral,

que se inaugura en el años 1978.

En el año 2010, todas las piezas ya pasan a este nuevo espacio,

que, anteriormente, había siso el palacio episcopal de Barbastro.

En esta estancia se pueden destacar muchos aspectos,

pero me gustaría saber que es una lipsanoteca.

Es un tipo especial de relicario que contiene dentro reliquias.

Normalmente, suelen ser de un mártir

y en ellas encontramos también una noticia de la consagración,

que es un fragmento de pergamino normalmente,

en el que se inscribe el obispo que consagró esa iglesia,

a quién la dedicó y en qué año aconteció ese...

ese evento histórico. ¿Lo podemos ver?

Sí, sí, por supuesto.

Como verás, también tenemos un fragmento de tejido.

Este en concreto es del siglo XII.

Como muchos de esta época, suelen ser de origen musulmán

que aparecía envolviendo las reliquias del santo mártir,

que después eran depositadas en la lipsanoteca

acompañados de este pergamino, esta noticia de consagración.

Esta cajita después se depositaba en la mesa de altar

y, a partir de ese momento, era un espacio sacro.

Se producía la consagración de la Iglesia.

Estoy viendo desde aquí, mientras te escucho atentamente,

porque es muy interesante, una talla de San Miguel.

Esa talla es muy interesante y muy representativa

por la decoración que tiene;

la decoración que denominamos brocado aplicado.

Los estaños aplicados comenzaron a utilizarse en Europa

a mediados del siglo XII.

Pero la técnica completa del brocado aplicado,

que es un tipo especial de estaño en relieve,

se utiliza a partir del siglo XV,

cuando se ponen de moda los textiles brocados.

Esta técnica pretende imitar en escultura

esos untuosos tejidos que las altas clases sociales y el alto clero

llevaba en su indumentaria.

Esta técnica, en concreto esta escultura

está considerada la más antigua que se conserva en Aragón.

Bueno, María, esto es espectacular.

¿Plata? ¿Es plata? Es plata. Todo plata.

¿Pero cómo llega esto a este museo?

Las dotaciones de la catedral en el siglo XVIII

sobresalen por su riqueza y por el volumen, ¿no?

Esto forma parte de estas dotaciones.

Es una obra de principios del siglo XVIII

donada por un obispo de esta sede, don Carlos Alamán y Ferrer,

y esto estaba dedicado a colocarse

en el altar de la Catedral de Barbastro.

San Ramón, patrón de Barbastro. Eso es.

El busto relicario de San Ramón y el de San Valero.

San Ramón es el patrón de Barbastro

y San Valero es el patrón de Zaragoza.

Pero, concretamente, ¿cómo llega hasta aquí?

Esto debe ser muy curioso.

En febrero del año 1939 sale una noticia

en el que se han hallado varios tesoros en un pozo.

Dos niños jugando, acompañando a su padre en las labores del campo,

estaban jugando a echar piedras a un pozo.

De repente, una de las piedras que tiraron,

produjo un sonido metálico que despertó el interés de los niños.

El mayor de ellos bajó a ver qué era.

Cuando vio que había objetos de plata dio la voz de aviso.

Dentro aparecieron no solo muchas alhajas de la catedral,

sino de otras parroquias, incluso de particulares,

a lo mejor cuberterías y otros objetos,

y la catedral y otras parroquias pudieron recuperar

todas esas alhajas que habían perdido en la Guerra Civil.

También podemos hablar estando aquí de pintura.

¿Cuál es la relación de esta estancia con la Escuela de Rubens?

En el año 1616,

Rubens pinta una tabla, una pintura sobre tabla,

que se titula: "Sagrada familia con cesto de ropa".

En el museo conservamos una versión,

porque en vez de cesto de ropa hay un cesto con uvas,

que está inspirada en la genial obra del pintor flamenco.

Al rey español le encantaba la pintura flamenca,

Rubens, Van Dyck,

pero pocos eran, los que exceptuando la corte,

podían acceder a las obras de los geniales pintores flamencos.

Así que surgió una escuela en torno a ellos

que hizo muchísima producción de obras

y en ese momento había un comercio muy interesante,

sobre todo a través de Cádiz,

y las obras pudieron llegar aquí a través de allí

porque las obras pertenecen al Convento de Madres Capuchinas

de aquí, de Barbastro.

Pues ha sido un placer

hacer un recorrido a través de la historia de Barbastro

y al final la historia de este país mágico.

Muchísimas gracias. Muchísimas gracias.

Hasta pronto, María. Hasta pronto. Gracias.

A extramuros de la ciudad de Barbastro,

en el barrio de San Juan, muy próxima al río Vero,

se esconde una curiosa construcción del siglo XVII:

el Pozo de Hielo.

Se trata de una de las antiguas neveras más monumentales

de la provincia de Huesca.

¿Y a qué se debe su existencia?

Barbastro fue el centro neurálgico del comercio del frío

a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Y estos pozos eran depósitos que servían de abastecimiento de hielo

a lo largo del año.

El comercio de la nieve se sustentaba en la necesidad

de conservar los alimentos y combatir diversas enfermedades,

por lo que resultó fundamental hasta los inicios del siglo XX.

Custro siglos después de su construcción,

las obras de rehabilitación y el montaje museístico

permiten descubrir los secretos

sobre el antiguo negocio de la nieve y el hielo en la ciudad.

El barrio de entre muros es el germen de la ciudad de Barbastro,

allá donde los musulmanes fundaron la ciudad en el siglo IX.

Además, es la cuna de la Corona de Aragón.

El trazado medieval de sus calles nos da pistas sobre las curiosidades

que se esconden en su fachadas.

Una historia en piedra que estoy a punto de descubrir.

Hola, Nieves. ¿Qué tal? ¿Cómo estás? Hola. Muy bien.

No te imaginas las ganas que tengo de saber

por qué donde nos encontramos es el barrio de Entremuros.

¿Por qué se llama así? Porque hace referencia

a la zona de la ciudad que estuvo intramuros de la muralla medieval

que fue construida por los musulmanes en el siglo X.

Esta muralla fue la que se encontró Pedro I

cuando conquistó definitivamente la ciudad para el Reino de Aragón.

Estamos en la Plaza Candelera, una plaza llena de simbolismos.

Concretamente, aquí, hace ya algún tiempo

se dio un acontecimiento muy especial.

Pues sí. Primero es una de las plazas más antiguas de Barbastro

porque en la zona alta estuvo la zona musulmana

y los primeros espacios abiertos que se crearon

antes de crecer la ciudad y convertirse en ciudad,

fue uno de estos espacios como la Plaza de la Candelera.

¿Y qué ocurrió aquí?

Se produjo un acontecimiento de carácter internacional

y fue que se firmaron los esponsales entre la princesa Petronila,

hija del rey Ramiro II de Aragón, cuando tenía un año,

con el conde Barcelona, Ramón Berenguer IV.

Esto supuso la creación de la Corona de Aragón.

De hecho, el hijo de ellos, que fue Alfonso I,

es el primer rey de esta institución,

que fue una institución adelantada a su época,

y que, bajo el soberano aragonés,

se incorporaron diferentes territorios

cada uno con su jurisdicción.

De tal forma, que fue una potencia que fue hegemónica en el Mediterráneo

hasta, prácticamente, el siglo XV.

Algo que sucede en esta plaza tiene consecuencias nacionales

e internacionales para la historia. Increíble.

Es un hecho que se produce el 11 de agosto de 1137.

Es un hecho verídico, real y documentado.

Pero también en las paredes hay cosas muy curiosas, ¿no?

Un escudo pontificio, que, además, estoy viendo desde aquí.

¿Qué podríamos destacar de él?

Es una curiosidad.

No es un escudo nobiliario, sino pontificio,

porque lleva la tiara papal,

lleva también las llaves apostólicas cruzadas

y los expertos en heráldica lo relacionaba con los inmuebles

que, fundamentalmente, tenían los reyes

y allí se alojaban el nuncio del papa,

los diferentes estamentos religiosos, señores principales,

cuando se hacían cortes en la ciudad o en la vecina ciudad de Monzón.

Podemos decir que nos encontramos en el barrio de la Judería.

Si, exactamente. ¿Cuál sería su estructura?

Aquí ya sabemos que en la época musulmana de la ciudad

ya había población judía.

Después de la Reconquista,

se convirtió en una aljama importante.

Sabemos que la judería estuvo instalada en toda esta zona,

en torno a la Plaza de la Candelera,

toda la calle de los Hornos...

Toda la zona de intramuros forma parte de la judería.

Me encantaría seguir conociendo este barrio,

hacerlo de tu mano, y hay un lugar que es especial

por su nombre, que es la calle del Rollo.

¿Podemos ir a visitarla? Sí, sí, por supuesto.

Nieves, estamos en lo que, antiguamente,

se conocía como la calle del Rollo, hoy tiene otro nombre,

¿pero por qué se llamó en aquella época la calle del Rollo?

Los rollos eran unas columnas de piedra

que estaban rematadas o bien en bola o en forma de cruz,

y que eran un emblema de la capacidad administrativa

de la ciudad o de la villa.

Y también hacían alusión al tipo de clase que tenía:

si era una ciudad de realengo, de señorío, eclesiástica, etcétera.

Y a veces estas estructuras también tenían que ver con las picotas,

que era donde a los reos se les exponía atados

a la vergüenza pública.

Estos tipos de rollos desaparecieron con las Cortes de Cádiz.

¿Podemos decir que en este lugar

tuvo lugar la Primera Cruzada de la cristiandad?

Es algo en lo que todavía los autores discuten:

si fue una cruzada, una protocruzada...

Pero lo que tenemos que tener en cuenta

es que Barbastro fue una ciudad muy importante

de la marca superior de Al-Ándalus,

fue la zona de frontera y el joven reino cristiano de Aragón,

en su afán de expandirse,

puso sus ojos en Barbastro como plataforma también

para conquistar después las ciudades del llano mayores

como Huesca, Lérida y Zaragoza.

¿Qué ocurre? Que en el 1064, como ayuda al rey Sancho Ramírez,

el papá Alejandro II exhorta a toda la urbe cristiana

para crear un ejército internacional que venga a conquistar Barbastro

y salvarla de ese mundo musulmán,

en el sentido en el que se encontraban.

Pero, digamos, que esta conquista duró muy poquito

porque pronto hubo una reacción del mundo musulmán muy importante

capitaneado por el rey de Zaragoza, Al-Muqtádir,

y en el año siguiente conquistó de nuevo la ciudad.

Se puede decir que aquí, en Barbastro,

se vivió la Primera Cruzada o protocruzada de la cristiandad.

Nieves, qué bien me lo cuentas. Ha sido un placer.

Muchísimas gracias. Muchísimas gracias a vosotros.

Al este de la provincia de Huesca,

a las puertas del Pirineo y rodeada por el Montsec de Aragón,

se levanta Benabarre.

La capital cultural de la Ribagorza.

Su casco histórico de cuento

conserva el carácter medieval de su pasado.

Fachadas renacentistas y barrocas, el Pozo de Hielo

o los molinos de harina y aceite, son algunos de sus reclamos.

Y coronando todo el caserío,

se alza imponente su castillo gótico:

antigua residencia de los condes de la Ribagorza.

Testigo de numerosas batallas,

se trata de un conjunto monumental

formado por la iglesia románica y la fortaleza

que datan del siglo XII.

Una histórica villa donde es posible viajar siglos atrás

gracias a su rico legado patrimonial y que cautiva con su belleza.

La cocina de Barbastro se nutre de lo mejor de sus campos

para ofrecer recetas con una esencia inigualable.

Uno de sus platos más reconocidos son la chiretas.

Miguel ya está punto de conocer

todos los secretos de su elaboración.

Estamos en la Bodega del Vero.

Llegó un momento muy especial: la gastronomía.

Además, con un plato que tiene mucha historia

y un nombre un tanto curioso: chiretas.

¿De dónde viene este nombre?

El nombre viene del chirador.

El chirador es un palo de boj que se utilizaba para limpiar

las tripas del cordero o los budillos, como decimos aquí.

Otra teoría es que viene de la zona del Magreb.

Y también hay otra teorías que dicen que tiene su origen en Escocia

porque hacen una especie de chiretas que se llaman "haggis".

Esto, si no me equivoco, es un tradición artesana,

pero con el paso del tiempo,

¿cómo se ha mantenido esta tradición?

Es un producto que deja muy poco margen a la industrialización.

Es un producto fresco que se hace con casquería

y no cabe la industrialización.

Creo que es la magia, la magia.

Todo a mano. Todo a mano.

Y una curiosidad:

¿Cuál es la relación de las chiretas con la literatura?

Hay un autor barbastrense, Ildefonso García Serena,

que ha escrito un libro titulado: "Elogio a la chireta

y otras crónicas sentimentales del Somontano".

Él explica crónica sentimentales,

historias de la gente de aquí,

cómo guardan en su recuerdo el sabor de la chireta y otras cosas.

Hablando de sabores, Rosita, cuéntame paso a paso,

detalle a detalle, cómo podemos elaborar una chireta.

Las más ricas del mundo. La chireta es la tripa de cordero.

Primeramente se lava con agua templada y sal,

bien lavada porque aquí el tema es que se haga todo

con muchísimo cariño, con mucha limpieza

y con mucha calidad del producto.

Una vez lavada la tripa, se escurre,

y, una vez que la gurdas escurrida,

preparamos los condimentos para el relleno de la chireta.

Es el pulmón del cordero, el corazón del cordero,

la falda que se dice del cordero,

que es una falda sin hueso que se corta a trocitos.

y se pone en la chireta,

panceta fresca, se hace a trocitos,

taquitos de jamón, que eso le da un sabor muy bueno, muy bueno,

luego se echan especias que consiste en:

pimentón dulce, canela,

pimienta blanca,

sal y, básicamente, el arroz.

El arroz es el complemento de la mezcla.

Una vez ya hecho esto, se amasa,

se mezcla todo, se remueve bien para que quede...

una mezcla uniforme.

Una vez que está hecho esto,

cojo, se corta la tripa,

la coso un poquito más...

¿Pero primero la rellenas o no?

Primero la coso y dejo un poquito abierto

para rellenar y luego terminarlo de coser.

¿Rellenamos una, Rosita? Vale.

Rellenamos una. Vamos al lío.

Vamos al lío.

Vamos a rellenar ahí bien la chireta.

Luego hay que tener mucho cuidado al comérsela

para que uno no se trague el hilo.

¿Cómo se come? ¿Se muerde así entero?

¿O se corta con cuchillo y tenedor? ¿Cómo se suele hacer?

Cada uno se la come como quiere.

Normalmente, se quita el hilo, queda abierta,

y tú vas cogiendo con el tenedor.

¿Pero la tripa no se come? ¡Sí!

Ah, se come todo, ¿no? ¡Es lo mejor!

Ahora la pincho,

porque cuando la echas en el agua, se reviene un poquito la tripa,

se pincha y se pone a cocer.

De 45 a 60 minutos en el agua con el hueso se jamón.

Un buen hueso de jamón.

Una vez que se ha cocido, las escurres y las pones en un plato.

Sí. Y ya... a comer.

Te las puedes comer. ¿Directamente?

Directamente. Es lo mejor.

¿Quieres probar a coser tú? Venga, yo por probar, sí, pero...

Venga. ¿Te lo alcanzo? Sí, sí.

Vale. A ver. Así...

Muy bien. Pues esto no te creas que...

Bueno, pero lo haces bien. Lo haces muy bien.

No me puntúes muy bajo, que es mi primera vez.

No, que lo haces bien.

Qué bien. Y yo creo que ya está todo.

Pues me ha quedado muy claro. No está todo.

¿No está todo? ¿Qué falta? Falta algo, falta algo. Mira.

Yo voy a coger esto... Lo has hecho bien, eh.

...esta bobina de hilo, voy a cogerme esta vela,

y en dos minutos os espero en este saloncito que tenemos aquí.

Vale. -¡Sorpresa!

¡Qué bien!

Bueno, chicas. Qué placer haber aprendido...

esta receta tan especial y con tanta historia.

Hay varios ingredientes que son protagonistas

aparte de los elementos tradicionales de la matanza.

Pero me ha llamado mucho la atención la agujas y el hilo.

Y por eso, he querido traer un hilo para hacer esta experiencia.

Quiero que lo veáis bien

porque un hilo puede representar muchas cosas.

Mirad. Vamos a cortarlo por aquí...

A cortarlo por aquí...

Bien, que se vea bien.

Quiero veáis que esto no es una ilusión óptica,

que realmente el hilo se ha cortado. Sí.

Que se corte bien, que se corte bien,

que se corte bien...

Es que tengo mucha maña.

Al igual que tú cosiendo, yo tengo mucha maña.

Vamos a hacer una bolita.

Así... Así... Así...

Así... y vamos a ponerlo...

Aquí lo ponemos.

Bien apretadito. Huy, huy, huy.

Así, bien apretadito.

Hemos hecho una bolita con todos los hilos que se han cortado.

Quiero que veáis esto porque otra parte de la receta

muy importante es el fuego.

El fuego siempre ha estado presente en las tradiciones.

Y más, en las tradiciones gastronómicas.

Mirad, a veces la vida... es como un hilo.

Se puede romper porque es frágil

y solo con la magia que vosotras desprendéis...

se puede hacer esto. Mirad.

¡Guau!

¡Guau! ¡Qué bien!

¡Guau! ¡Qué bonito!

¡Muchas gracias! ¡Qué pasada!

Muchas gracias. -Estoy alucinada.

Muy bueno. Muy genio, eh. Muchas gracias.

¿Cómo lo has hecho?

Magia.

Me has dejado...

Muy bien.

Cruzando el río Vero, en el arrabal,

se encuentra uno de los templos mas importantes de Barbastro:

la Iglesia de San Francisco.

Su nombre deriva del convento de la orden franciscana

que se estableció en el siglo XIII.

El edificio actual es fruto de las reformas realizadas

en los siglos XVI y XVII.

En su interior se encuentra la primera capilla en España

dedicada a un beato mártir gitano: Ceferino Giménez Malla,

conocido como El Pelé

y beatificado en 1997 por Juan Pablo II.

Destaca también la capilla funeraria de San Juan Bautista

edificada por la familia Claramunt

y decorada con las pinturas murales de Rafael Pertús,

pintor renacentista zaragozano.

Por una escalera se desciende a la cripta abovedada.

Allí hay un banco corrido dividido en quince sitiales

talados en piedra,

donde se colocaban los cuerpos de los difuntos.

La iglesia de San Francisco es una de las parroquias más populares

de Barbastro y un enclave único

donde recordar el pasado de la ciudad.

Llegó el momento de decir adiós a la ciudad de Barbastro.

Una ciudad que me ha sabido acoger con todo el cariño

y me ha mostrado todos y cada uno de sus reclamos.

Me voy desde un lugar muy especial

con una fantástica panorámica de la ciudad,

desde el Mirador de La Peñeta.

Y desde aquí, me voy sabiendo que muy pronto volveré

para segur disfrutando de su arte, de su cultura, de su patrimonio,

de su gastronomía y también de sus gentes.

Ha sido un placer, gracias por todo y hasta pronto.

Miguel dice adiós a Barbastro,

corazón del Somontano a los pies de los Pirineos.

La ciudad del Vero hunde las raíces de su historia

en un pasado de gestas y leyendas que curtió su carácter para siempre.

Cuna de la Corona de Aragón, la ciudad del vino,

es hoy el legado en piedra de sus hazañas

y la promesa de mil razones para volver.

(Música créditos)

Un país mágico - Barbastro - ver ahora
-->