Enlaces accesibilidad
Madrid Fashion Week

El desfile de Malne calienta la pasarela con una propuesta sexy, atrevida, rebelde y provocativa

Por
La colección de Malne para la primavera y el verano de 2022. Gtres

Primero ha sido Ágatha Ruiz de la Prada quien ha celebrado el 'made in Spain' en la moda. Después, Malne, la firma de Paloma Álvarez y Juanjo Mánez. Los diseñadores de la pasarela madrileña ponen en valor lo español, apoyando la artesanía y el buen hacer de los oficios tradicionales. Su colección navega entre dos tiempos, pasado y futuro. Echan la vista atrás para rescatar tejidos y técnicas de confección, y piensan en un futuro donde es posible la costura tradicional con las vanguardias. 

MBFWM:  MBFWM: DESFILE MALNE

Malne trabaja las prendas con tejido de arpillera y yute. GTRES

Arpillera y yute

Su nueva propuesta sigue la estela de las anteriores: es sofisticada, potente, femenina, brutal. Primero la vemos en colgada de los percheros, e impacta por su calidad. Luego en la pasarela, donde seduce por su poderío. La paleta de color es muy contenida y eso es un punto a su favor, porque nada quita protagonismo a las prendas. Los negros contrastan o combinan con tonos naturales, los del yute y la arpillera, tejidos que tienen un gran protagonismo en esta ocasión. 

MBFWM - DESFILE MALNE GTRES

Han hecho una cazadora con tela de saco, una biker en tono tierra que combinan con una falda de flores con pétalos de plumas de avestruz y estambres de cristal y azabache. Colaboran con artesanos de todos los oficios y ha rescatado piezas vintage que aplican a sus diseños, piezas únicas para prendas únicas, como en la alta costura de París. "La idea es ensalzar España, amamos nuestra artesanía", dice Juanjo. Y se nota. Vemos un bolero, irresistible, decorado en azabache. Camisas cortadas con rebeldía bajo el pecho que se llevan con pantalones de saco y seda. Hay juegos de contraste y también se propone el total look, siempre buscando el impacto estético: y logran con looks monocromáticos y con otros que mezclan prendas de arpillera con un short de lentejuelas de plata. 

MBFWM:  MBFWM: DESFILE MALNE

Malne apuesta por el sastre con pantalón palazzo. GTRES

Su icónica chaqueta

Su famosa chaqueta, o blazer, se convierte en un esmoquin que cambia el pantalón largo por un short. O la vemos, siempre en patrón 'Big size' forrada de seda estampada con leopardo, tejido con la que hacen la braguita que lleva a juego. Hay un sastre con lentejuelas plata y nude que hacen un guiño a la estética torera y otro de esos que 'empoderan' con pantalones palazzo y una chaqueta que esconde un sujetador de cristales antiguo, de esos que llevaban las vedettes. "No nos gustan los toros", que quede claro. 

MBFWM - DESFILE MALNE GTRES

Con yute hacen camisas y faldas decoradas con plumas, y con sedas en tono beige crean un vestido que es pura fantasía. "Va muy corto por delante pero lleva una larga capa que sale de los hombros y se recoge en la espalda para luego caer en forma de cola. ¡Es una maravilla!", dice el modista mientras hace bailar su vestido, liviano, seductor, atrevido. Pero no todo es negro y beige. Malne hace un último guiño, ahora a Ibiza, a la fiesta, y propone vestidos y blusas en tonos flúor, tintados en lima, azul, buganvilla, naranja... Lo malo es que no encajan en la colección, no aportan nada, restan.

MBFWM:  MBFWM: DESFILE MALNE

Vestido asimétrico de Malne. GTRES

Toros y religión

Atrevidos son las prendas que beben de la estética religiosa. Como el minivestido negro combinado con un jersey de encaje, todo transparente, que se lleva con una mangas de flores 'arrepujadas' en los hombros, un motivo que recorre mimoso la colección. Una silueta que se repite en una cazadora mini que "parece un elefante de ébano", dice emocionado. 

MBFWM - DESFILE MALNE GTRES

En negro vemos vestidos muy seductores, con cortes en la cadera y asimetrías en el escote, y más 'fuerte' es el body de lentejuelas y flores, todo en negro, que se lleva con una mantilla antigua y unos guantes largos. Una versión de Gilda, más sexy, si cabe, más provocativa, si cabe. Y en negro vemos superposiciones que juegan con los tejidos opacos y las transparencias, que dejan ver bordados en cristal colocados en zonas 'picantes'. Con su desfile, con Nuria March como invitada, ha terminado la primera jornada en Ifema de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, en la que ha destacado la colección de Duyos, una de las firmas relevantes que han vuelto a esta pasarela.