Enlaces accesibilidad
La nueva sensación de la moda española

Arturo Obegero convierte en moda los telones de teatros que cerraron por la pandemia

Por
El modista asturiano Arturo Obegero con las prendas de su nueva colección. EFE

Malos tiempos para la moda. La pandemia obliga a que las colecciones se presenten en formatos digitales: algunos diseñadores graban sus desfiles y otros optan por el formato fashion film o una minipelícula, como hemos visto en la Alta Costura. Productos que tienen más recorrido en Instagram que en los medios de comunicación, digamos, tradicionales. A Arturo Obegero no le gustan las redes sociales, y esto resulta raro en un diseñador joven que está empezando y que en poco tiempo está logrando darse a conocer. Acaba de presentar su nueva colección en el calendario de la Semana de la Moda Masculina de París, es su quinto trabajo si contamos Palmira, la primera, con la que se graduó en 2018 en Central Saint Martins.

Arturo Obegero se graduó en Central Saint Martins en 2018 Maëlle Joigne

Londres y París son algunas de las paradas del Metro de su vida, que arranca en Tapia de Casariego, Asturias. Allí creció junto al mar, en una familia de surferos aunque su sensibilidad y su talento le han conectado más con el arte. Cose mientras sueña y mientras trabaja ve cómo se van cumpliendo sus sueños. "La verdad es que no me puedo quejar. No quiero parecer pretencioso pero pongo el doscientos por ciento en todo lo que hago. Y lo que espero es trasmitir con mi moda toda esta pasión", dice. Lanzó su marca en un momento difícil por eso cuando la Féderation aceptó su trabajo vio que se allanaba el camino. "En ese momento ves las nubes. Les presentamos la colección en diciembre de 2020 por probar pero les gustó lo que hacemos y nos dijeron que sí. Y solo tuvimos 23 días para hacerla". 

Arturo Obegero presenta 'Puro teatro' en París. RTVE habla con el joven modista.

Su nuevo trabajo se llama Puro Teatro. Es una propuesta de moda y vanguardia, un reto estético que conecta las prendas con distintas disciplinas artísticas. Las prendas están pensadas para el hombre y hacen guiños sutiles a la tauromaquia, que no a la Fiesta Nacional, al flamenco y a los grandes de la costura, desde Cristóbal Balenciaga a Alexander McQueen. "La colección está hecha con telones de teatros y salas de comedias de distintas partes del mundo que han tenido que cerrar por la pandemia, desde Sidney a Londres, también de países como Bélgica. Me gustan los telones porque son testigos del miedo de los actores, se llevan lo mejor y lo peor, el aplauso y el abucheo del público". Con ellos ha hecho piezas esculturales, algunas parecen corazas que rodean y atrapan el cuerpo, envolviéndolo en alta costura. Son siete looks, aunque dos de ellos son comerciales. El resto es la colección de imagen. Y mucho más. 

La figura de Antonio Gades se traslada a este look de Arturo Obegero. Maëlle Joigne

No todo es costura, Obegero también tiene prendas más comerciales. Maëlle Joigne

El telón cuando cae se transforma en prenda. Los pantalones son de talle alto, como de bailaor, y pata ancha, al gusto setentero. Las partes de arriba son sofisticadas y no entienden de géneros. Pliegues, cuellos gorguera, espaldas al aire, escotes que se alzan ocultando el rostro, guiños lenceros en forma de corsé... y lazos gigantes que 'atan' manos y cuello y 'callan' la boca. Y todo con un mensaje y mucha crítica social y al sector de la moda.

"Puro Teatro habla de cómo me he sentido en estos meses con lo que ha pasado a nivel mundial, y como me siento yo, como un joven diseñador entrando en la industria de la moda. Y hablo de las redes sociales, de que hoy la moda es toda desechable. Todo me parece un teatro, parece que estamos en una performance constante. Por eso utilizó el terciopelo muaré en rojo, como el telón del teatro, para decir que la moda busca el aplauso y ser viral las 24 horas del día. El lazo que te ata las manos y te tapa la boca es un símbolo de cómo me siento, parece que está situación no te permite moverte ni hablar. La industria obliga, por otro lado, a que los diseñadores seamos celebrities e influencers, como si todos ahora actuasemos desde casa. Pero yo no soy de selfie. Eso no me interesa".

Top con cuello gorguera en terciopelo muaré rojo. Maëlle Joigne

Arturo Obegero juega con los escotes, que van del pecho a la espalda. Maëlle Joigne

Aun así no siente rechazo por las redes sociales. Sabe que a la vez ofrecen un enorme abanico de oportunidades para darse a conocer e incluso vender. "Claro, y gracias a las redes me han salido cosas como vestir a cantantes internacionales, como la norteamericana Solange, el belga Tamino y la francesa Héloïse Letissier, conocida en la música como Christine and the Queens. "Sí, estoy contento. Poco a poco voy consiguiendo pequeñas metas. ¡Que no está mal para un chico que hace poco salió de un pueblo tan pequeños como Tapia de Casariego!".

Arturo Obegero no ha sido el único español en el calendario francés. Loewe, Oteyza y Alled-Martínez también han presentado ahí sus propuestas.