Enlaces accesibilidad
Ciencia

¿Cómo podemos ser más optimistas?

 Reportaje   La hora de la 1  

  • ¿Qué es el optimismo? ¿Y el pesimismo?
  • La filósofa y escritora Elsa Punset nos lo aclara: "El optimismo no es buenista"
  • Las 4 claves para ser optimista en este post
  • Te contamos los detalles en La Hora de la 1

Por
¿Cómo podemos ser mas optimistas?

Por lo general el ser humano nace con una tendencia al optimismo o al pesimismo. Pero con buenos hábitos podemos entrenar nuestro optimismo. Hoy en La Hora de la 1, Elsa Punset, nos ha contado todos los detalles sobre este tema tan de actualidad.  

¿Para qué es útil el optimismo? 

El ver el lado positivo de las cosas, no sólo te hace más feliz, sino que trae benificios concretos. Así, una persona optimista tiene más amigos, mejor salud, menores tasas de depresión... Elsa Punset explica que "el optimismo no es buenista". No significa ver el mundo de color de rosa

El pesimismo es un mecanismo de protección 

"El pesimismo nos protege", afirma Elsa Punset. Con el pesimismo no cambias, no ves las oportunidades. Por ello, no es realista porque no te lleva a un mundo donde hay que reconstruir y reinventar. Este mundo pesimista nos lleva a una realidad infantilizada, en el que delegamos todo y "nos sentimos impotentes".

El pesimismo, el cinismo y la desesperanza nos llevan a un mundo infantilizado, en el que delegamos todo y nos sentimos impotentes. Así que en épocas difíciles, el optimismo es más útil que nunca.

¿Cuál es el secreto de los optimistas? 

Es la acción. Los optimistas tienen los mismos problemas que todo el mundo. Pero creen que tienen los recursos para hacer algo activamente para resolver o adaptarse a una situación.

Aquí te enseñamos 4 claves para ser más optimista:


1.- Ponte nota en una escala de optimismo del 1 al 10 

Pregunta a un amigo como te ve. Pasa más tiempo con personas optimistas (somos la media de las 4 o 5 personas que nos rodean).

2.- Líbrate de las palabras negativas 

Usamos miles de palabras negativas frente a las palabras positivas: no puedo, no se, nunca podré, lo que más odio, lo que no soporto… ¡Deshazte de ellas!

3.- Haz una película de tu vida 

Una de las estrategias más eficaces es el método de mi mejor versión. haces una película en tu cabeza de 30 segundos, en el que describes tu futuro habiendo logrado todas tus metas vitales y resuelto tus problemas. Crea esa secuencia imaginaria de tu vida ideal, con detalles específicos: quién está allí, el paisaje, dónde vives, qué has logrado… reproduce diariamente esta película en tu cabeza.
Hazlo durante al menos un par de semanas, para crear un hábito y conocer bien tu película.

4.- Felicítate 

Podemos ser nuestros peores críticos. Así que para evitarlo, ¡felicitate a diario! Pregúntate cada día: ¿qué he hecho bien hoy? Ese simple gesto refuerza tu optimismo, te dan autoconfianza y eso es muy importante para lograr tus metas.

Elsa Punset ha concluido con un final: "Gasta tu vida al servicio del optimismo y la utopía, porque solo esa energía cambia el mundo".