Enlaces accesibilidad

¡Vuelve 80 cm con las mejores rutas de senderismo por nuestro país!

  • Empieza la cuarta temporada con Juanjo Pardo como presentador y con imágenes áreas captadas con un dron
  • En 80 cm descubrirás recorridos asequibles para poder caminar cuando acabe el confinamiento
  • Estreno el próximo sábado a las 18h por La 2 con dos rutas por el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Por

80 cm - ¡Empieza la nueva temporada!

¡80 cm ya va por su cuarta temporada y vuelve con dos novedades! Juanjo Pardo será el presentador y podrás ver imágenes aéreas captadas por un dron que le acompañará en todos los senderos.

¡Descubrirás recorridos asequibles en entornos fascinantes! Lugares con paisajes muy diferentes en los que el programa no había estado en temporadas anteriores. Existe un factor común en todas las rutas “en cuanto a encanto y a su belleza”, explica Juanjo Pardo. Viajarás a las Lagunas de Ruidera, la Isla de Ons, la Sierra de MontsantLa Sierra de GataBeceiteGran CanariaCalpeGrazalema Morella.

Las Lagunas de Ruidera

En el primer capítulo de esta cuarta temporada, Juanjo se trasladará a Castilla La Mancha para hacer dos rutas por el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, un tesoro único en Europa. Sus aguas transparentes y formas inverosímiles de las barreras que separan las lagunas crean un paisaje inédito y especial. Por cierto, ¿sabías que las lagunas embrujaron al propio Miguel de Cervantes? Consideró “que bien pudieran ser creadas como por encanto del mago Merlín.”

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, situado en Castilla La Mancha

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, situado en Castilla La Mancha 80 cm

La primera ruta se ubica en el margen derecho de las Lagunas y Juando Pardo estará acompañará por Juanjo Durán, experto geólogo que ha llevado a cabo numerosas investigaciones en la zona. El recorrido empezará en un enclave geológico llamado Plaza de Toros para luego pasar por la represa que separa la laguna Tinaja y la San Pedro, donde nuestro presentador explorá en kayak el interior de un túnel que separa ambas Lagunas. Más adelante, se encontrará con la Ermita de San Pedro de Verona y acabará en la Cueva Montesinos.

El segundo recorrido es por los nuevos senderos del lado izquierdo de las lagunas para poder visitar la parte más virgen y bien conservada de este espectacular enclave. Le acompañará unos de los responsables del parque natural, Emilio Braojos. El presentador de 80 cm se sumergirá en las transparentes aguas de las Lagunas, uno de los mejores sitios en todo el planeta para practicar el submarinismo en aguas dulces.

Juanjo Pardo practica submarinismo en las Lagunas de Ruidera

Juanjo Pardo practica submarinismo en las Lagunas de Ruidera 80 cm

80 cm vuelve este sábado

Lo que está claro es que después de ver cada capítulo de 80 cm, sólo querrás ir a practicar senderismo por las rutas que te va a proponer Juanjo Pardo y visitar estos preciosos lugares: “estoy convencido que cuando esto acabe y podamos salir al campo y a disfrutar de la naturaleza más de uno vais a querer disfrutar en primera persona de estos destinos”, señala.

¡No te pierdas el estreno de la cuarta temporada el próximo sábado a las 18h por La 2! Mientras esperas, recuerda que en #AlaCarta puedes encontrar los capítulos de las tres primeras temporadas. ¿Qué te parece viajar a Antequera para andar por el Torcal y el Caminito del Rey?

Para todos los públicos 80 Cm - Torcal y Caminito - ver ahora
Transcripción completa

Estamos en Antequera y que sea lo que Dios quiera.

Famosísima por sus dólmenes,

considerados Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Su monumento más emblemático: la Alcazaba.

Para comer: porra.

Este es el Arco de los Gigantes.

La Peña de los Enamorados.

Y ahora, el Museo de la Ciudad de Antequera.

(Música alegre)

Este es el Efebo de Antequera. Está considerada la escultura romana

más bella de la Península. Es lo más cerca que voy a estar

de 20 000 000 E, que es su precio de tasación.

Realmente hemos venido a conocer el Torcal de Antequera.

(Música alegre)

"El Torcal de Antequera es un paraje natural único.

Las rocas de El Torcal llevan aquí más de 150 000 000 de años.

Son piedras calizas que conforman un paisaje kárstico

que le da una personalidad única.

Además es un lugar privilegiado para observar el universo".

¿Eso es el Sol? Es el Sol.

Verás, el Sol tiene una temperatura de unos 5500 .

Además es una mancha impresionante. Es enorme.

Se ven alrededor unas líneas más claritas.

Ahí te iba a preguntar. ¿Qué son esos anillitos?

Se llaman fáculas. Son regiones más calientes de lo normal.

¡Ostras! ¿Y esa frase que tenéis, que la estoy viendo por todas partes

y no sé qué quiere decir?

"Salga el Sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera".

¿Qué quiere decir?

Bueno, viene... Cuando tú tienes que tomar una decisión,

a veces tienes que tomar una decisión

y la tienes que tomar con las consecuencias que sean.

¿Aquí se observa el Sol por alguna razón especial?

Estamos a 1200 m de altura.

Es un lugar maravilloso, El Torcal, para ver el cielo de noche.

Como estamos a 1200 m de altura también tenemos menos atmósfera

y vemos mejor el Sol. Quiero mirar por el tuyo.

¿Te quedas con el mío y yo me quedo con el tuyo?

Cambiamos. Cambiamos.

Estamos en una época de poca actividad.

Son como llamaradas de 10, 15, 20 veces el tamaño de la Tierra.

"Para conocer El Torcal, desde el Centro de Visitantes

arrancan varias rutas. Están bien señalizadas en varios colores.

Nosotros hemos optado por una mezcla de varias

empezando por el Tornillo, pasando por el Laberinto Kárstico

y acabando en la Cueva del Toro.

Para aprovechar la visita y evitar perdernos

lo mejor es contar con la ayuda de una guía.

Por eso hemos quedado con María".

¿Así que este es el famoso Tornillo? Sí, es la piedra más emblemática

de nuestro paraje natural.

Más que nada porque representa bien la formación de estas piedras

de esta montaña tan distinta. ¿Y cómo?

Cuando Europa y Asia chocan contra África

dio lugar a una montaña como si fuera un ladrillo gigante.

A medida que pasaba el tiempo, en este arrecife de coral

de la época de los dinosaurios se van sedimentando.

¿Qué pasa? En esas capas de sedimentos

hay sedimentos más blandos y sedimentos más duros.

Por eso se van limpiando los blandos y van formando esa... Es una tuerca.

Sí. Tornillo, también galleta, hamburguesa o molletes,

que para eso estamos en Antequera. (RÍE)

Qué chulo. María, tengo suerte de tenerte como guía

porque me han dicho que es enorme,

que incluso la gente se pierde. Hay mucha gente, montañeros,

que al ver la superficie de nuestro espacio natural,

20 km prácticamente no es nada, se confía un poco.

El problema es que se ha creado un laberinto de más de 300 km.

¿300 km? Para ello hace falta que los acabéis rescatando a alguno.

Claro. Se despistan echando fotos o se salen porque traen GPS.

Vamos, hay más de uno al mes.

(Música alegre)

¿Dónde me llevas?

¿Saltamos o qué? Saltamos.

Mira, mira. Fíjate. Está entrando niebla.

Ese es otro de los motivos por los que la gente se pierde.

Pueden empezar con un sol radiante y, por la cercanía al mar,

en cinco minutos entraría niebla y no nos veríamos ni los pies.

Hoy no me pierdo, que voy contigo, aunque haya niebla.

Por favor... (AMBAS RÍEN)

Ven por aquí, que te voy a enseñar una sorpresa.

¿Qué me vas a enseñar? Una huella y un fósil.

Ostras, es enorme. ¿Qué te parece?

Una prueba de que... Pedazo bicho.

Esta sería la segunda prueba de que está bajo el mar.

Aquí tienes la huella, que sería lo que deja, la marca que deja...

Vale, aquí ya no está. No, pero aquí, si te fijas,

hay uno pequeñito que sí sería. ¿Este sí que está?

Sí. Muchas veces las huellas nos dan más pistas que los fósiles.

Este es enorme. Encuentras fósiles como botoncillos

pero también los hay como una rueda de camión,

de dos metros de diámetro. ¿Dos metros?

(Viento)

¿Y esto? Las fuentes del laberinto.

¿Las fuentes? La montaña es como una esponja

y no deja el agua en la superficie.

Gracias a estas formaciones de la erupción

se puede acumular agua y nadar los animales.

¿Hay muchos de estos? Un montón.

¿Son así de chiquititos o hay más grandes?

Puedes encontrar los pequeñitos. Más chiquirrines.

O gigantescos, de cientos de litros. ¿Un bañito, aunque sea en los pies?

(RÍE) Ahora no. Luego, luego.

(Música country)

"Caminando por El Torcal sentimos que nos adentramos

en un auténtico océano de piedras. A algunas ya las han bautizado".

Entre medio. Sí, el triangulillo.

Ese es el ojito del mono, que está mirando hacia allá.

El ojito, el hocico y la piedra de adelante que dicen los niños

que es el puño de King Kong. ¿Hay más?

Fíjate en la parte más alta. La más alta.

¿No ves que hay un coche que tiene boca? Rayo McQueen.

¡Ostras!

Ese sí lo he visto a la primera sin que me digas nada. Es un mono.

¿Qué personaje, de qué película? ¿Es una película?

King Kong. Allá veo una chirimoya, un aguacate.

Y el barco de vela. Ah, un barco de vela.

Este me lo has puesto más fácil, lo tengo muy claro.

El elefante. Venga, vamos a pasar a la otra pantalla.

"El Torcal se usaba como cantera de piedras desde la época romana

hasta bien entrado el siglo XX.

Este paraje natural ha sido un lugar de huida y escondite

en las guerras entre musulmanes y cristianos,

las guerras contra los franceses o la Guerra Civil española".

El burladero. ¿Y los toros?

(Toros)

Cuidado, cuidado, que vienen. (AMBAS RÍEN)

Nos estamos adentrando en la zona del Laberinto.

El Laberinto. Sí.

Suena misterioso. Por supuesto.

Cada vez se van a ir estrechando los callejones

y es fácil despistarse.

¿Hay como callejuelas por donde irse por otro lado?

Sí, se intentan tapar para que la gente no se meta pero...

María, esta pista de esquí ¿de qué color es?

Estamos en la ruta amarilla, en el Callejón del Tabaco.

¿El Callejón del Tabaco? ¿Por qué? Porque el contrabando se hacía aquí.

¿La gente fuma mucho o qué? (AMBAS RÍEN)

Puros habanos.

Ah, esto es lo que me querías enseñar.

El mar de nubes. Es superguapo.

¿Dónde queda África? Por allí, por allí, por allí.

(Música country)

¿Y este? Vamos a tener suerte.

Tenemos al personaje de los más emblemáticos del paraje.

¿Os conocéis, además? Este es el pastor. Un placer.

Mucho gusto. Igualmente. Soy Pepe.

¿Por qué está dando pedradas? Porque estoy ensayando

porque voy a Palma de Mallorca a un concurso de tiro con onda.

¿Hay concursos? Sí, hay un concurso internacional

de tiro con onda. El año pasado traje el primer premio.

¿El origen..., es decir esto para qué son, las pedradas?

Las pedradas son, para cuando están las ovejas lejos,

les tiras una piedra y para volver las ovejas.

¿Cómo funciona? Pones el dedo en esta...

Y se monta aquí la piedra y se lanza. Venga, coge, toma.

A ver, que huyan los cámaras.

Bien. Vaya churro patatero.

Quiero volverlo a probar.

Casi le doy. Te la regalo.

Muchas gracias por el aprendizaje y sigue dando pedradas.

Aparta, aparta, que nos da.

Araceli, estamos llegando a la Cueva del Toro.

Ve sacando el frontal. Cuidado que resbala.

Esta cueva, la Cueva del Toro, tiene restos arqueológicos

del sexto milenio antes de Cristo. Se han encontrado restos curiosos.

Hay una figurita, que es una Venus de El Torcal,

que está hecha en concha quemada y representa este paisaje.

Un poquito más abajo tenemos un lugar especial

en el que se ha encontrado un cráneo

que ha sido descarnado y hervido post mórtem, y una mandíbula.

Se piensa que el cráneo era utilizado como para su ritual.

Tenemos también más amonites. Ahora ya las veo rápido.

Bonito sitio para despedirse. Aquí, delante de la cabeza de perro.

Perro me faltaba, era el último que me faltaba.

Pero tengo una sorpresa. Para ver más bichos en las piedras.

Y figuritas. Y figuritas.

(Música suave)

"El Torcal está lleno de historias, especialmente de guerrilleros.

En la guerra contra el ejército francés

destaca la lucha del capitán Moreno, traicionado por uno de los suyos;

o la leyenda del capitán Roa,

que dicen que robó todo lo que pudo y más a los franceses

y escondió su tesoro en algún rincón oculto de El Torcal.

Una pareja belga buscó el tesoro durante dos años sin éxito

o, al menos, eso dijeron ellos.

Dejamos atrás el Torcal y sus leyendas.

Nos dirigimos al próximo destino: el mítico Caminito del Rey.

El tren revitalizó esta zona hace dos siglos.

La construcción del ferrocarril fue especialmente difícil

en el Desfiladero de los Gaitanes que reside el río Guadalhorce.

Desde mi ventanilla descubro algunos tramos del caminito

que utilizaban los operarios para trabajar.

Cuando quedó abandonado se convirtió

en uno de los senderos más peligrosos del mundo.

Estamos en la Sierra de Huma, junto al Valle de Abdalajis,

zona de escaladores y parapentistas".

(Música suave)

Un brazo, otro brazo y a pasear.

(Continúa la música)

Qué tranquilito se está aquí arriba,

(Continúa la música)

Menos mal que no he comido postre.

Esta mañana he venido a apoltronarme aquí

para sentirme como una reina.

En este sillón se sentó Alfonso XIII que es el bisabuelo del Rey actual,

cuando vino a inaugurar el Pantano del Chorro en 1921,

hace unos 100 años.

"Nuestro reto, además de recorrer uno de los caminos más populares,

es comprobar que con una discapacidad visual

también se puede disfrutar de un lugar como este".

¿Y quién es él? Él es mi guía.

¿En qué lugar se enamoró de ti? (TODOS RÍEN)

Ah, es tu guía. Es verdad, que con una deficiencia visual

necesitas que alguien te acompañe. Si te tengo que llevar yo,

vas "apañá". No, pero lo traigo a él también.

¿Lo has hecho ya el Caminito? Yo no. No. Vine un día,

pero llovía y me tuve que volver. Estoy deseando conocerlo.

Hoy vamos a tener más suerte. Sí. Pinta bien el día.

Nos guías tú, ¿no? A las dos. Sí, claro. Encantado.

"Salimos del restaurante El Kiosko y entraremos en el Caminito del Rey

por el acceso norte, en el municipio de Ardales.

Recorreremos casi ocho kilómetros, con tres kilómetros de pasarelas,

para salir por el acceso sur, en El Chorro.

En algunos tramos caminaremos a más de 100 m sobre el Guadalhorce.

Alicia trabaja como coordinadora deportiva en la ONCE de Málaga.

A los nueve años le diagnosticaron la enfermedad de Stargardt,

una dolencia degenerativa que afecta a las células de la retina.

Alicia solo tiene cierta visión lateral

que le permite distinguir formas, pero no en detalle".

¿Haces a menudo senderismo? Siempre que puedo.

Cuando no tengo trabajo los fines de semana, suelo ir al campo.

No es algo que te viene de nuevo ni mucho menos.

No. Soy de un pueblo de la sierra y desde pequeñita

nos íbamos el finde de campo, senderismo.

(Música alegre)

Habría que ir poniéndose el casco. Ah, está ahí Pedro. ¡Pedro!

Ay, Pedro se ha quedado enganchado. Lo lamento mucho.

¿Qué tal? Bien.

Te presento a Pepe. Os estaba esperando

para hacer el Caminito del Rey. Y a Alicia.

No sé si lo sabéis, pero es mundialmente conocido

como El guía de los guías. No tenemos a cualquier persona.

Llevo muchos años. Oye, ¿lo del casco?

Sí, hay que ponérselo porque hay pequeños desprendimientos

en el desfiladero. Hoy, con el día tan bueno no...

Pequeños, ¿eh? Sí, sí, son pequeños,

pero estamos en unos cañones. Es lógico.

¿Para qué se construyó esta...? Pasarela.

Fue una cuestión industrial. Esto no es una cosa turística.

No es turístico. No. En 1901

empezó una construcción de un canal que tenía que atravesar las montañas

y el camino de servicio tenía que ir volado sobre el precipicio.

Es el camino de servicio para un canal, ¿y el canal era?

Para una central hidroeléctrica que se puso en marcha en 1905.

En el Caminito una leyenda cuenta que si murió mucha gente y demás...

Siempre muere gente. (RÍE) No, no, no.

No murió nadie afortunadamente. ¿No murió nadie?

Eran especialistas de la marina de vela.

Estaban acostumbrados a colgarse. Primeros trabajadores verticales.

Se colgaban de cuerdas encima de una especie de columpio

y podían trabajar.

Aquí está el camino original, debajo. Es más estrechito.

Era prácticamente igual que este en algunos tramos.

En otros tramos, más estrecho.

Antes, este estaba considerado uno de los caminos más peligrosos.

¿Por qué? Porque dejó de tener mantenimiento.

Desde los años 70 no tenía barandilla,

algunos tramos del suelo estaban totalmente destruidos.

Con la rehabilitación se ha conseguido, creo,

no perder ni un gramo de emoción

y aumentar muchísimo la seguridad. -Pedro, ¿cuánto han tardado

en reconstruir el camino? -Un año, un poco más de un año.

Veo que está muy concurrido. Sí, hay un cupo

que regula la administración de 1100 personas al día.

(Música alegre)

Araceli, aquí termino yo. Te quedas aquí.

En el Puentecillo del Rey, el lugar por donde Alfonso XIII

terminó su visita protocolaria a todo el recinto hidroeléctrico

y al Caminito del Rey. Hizo la mitad del camino.

Porque llovía mucho y estaba preparado que se fuese

desde el tren aquí. Muchísimas gracias.

Gracias a vosotros. Ha sido un placer.

¿Has descubierto algo que no pensabas

que encontrarías en tu trabajo? ¿Cosas buenas?

Cuando tienes una discapacidad visual

piensas como que no vas a encontrar el trabajo de tu vida,

porque como no ves... Ahí somos muchos los que no vemos

y hacemos el trabajo como otro, con adaptaciones.

Los ordenadores hablan, los móviles hablan, todo habla.

Es muy gratificante cuando ves a un niño con otras discapacidades

y lo ves haciendo pádel surf, una piragua, tú con el niño encima,

y que lo pueden hacer. El deporte, solo el practicarlo de base,

te da muchísima más autonomía, independencia, seguridad en ti.

El poder hacer algo que se supone que no puedes hacer porque no ves.

Cuando empiezan a competir, a viajar desde pequeñitos,

esa autonomía, esa independencia, el despegarte de las familias

un fin de semana les viene superbién a ellos y a las familias.

¿Los padres sobreprotegen? Yo creo que sí.

Hay muchos casos en los que claramente...

Yo creo que los miedos a esa enfermedad o discapacidad

hacen crear esa protección.

Hola, ¿qué tal? Qué calorazo.

¿Qué venís, de paseo o qué? Un poquito.

Estamos grabando un programa con la tele.

¿Usted está haciendo el camino? Yo vengo de vez en cuando

porque me crié en la zona esta. ¿Usted es de aquí?

Sí, y cada vez que puedo vengo a dar una vueltecita por aquí.

¿Qué vivía, aquí...? En una casa un poco más abajo.

Ah, dentro. Sí, dentro, dentro.

¿Qué dices? Sí, sí.

Estoy hablando con un habitante del desfiladero.

¿Cómo se vivía aquí, dentro del desfiladero?

Vivíamos muy bien porque teníamos cabras, ovejas,

teníamos guarros, que decimos aquí. ¿Cuándo se fueron de aquí?

Nos fuimos de aquí... Yo creo que cuando yo... Yo fui el último.

Fui a casarme y se quedó mi madre sola, que estaba enferma.

¿Vienen a ver la casa? Yo sí vengo, yo sí vengo.

Las otras casas no están, solo está la suya.

Las otras las derribaron todas. Y la suya, no.

No. Hicieron echarla, pero hubo un pequeño... Les dije que no.

Digo "no, eso no se va a llevar porque es de toda la vida..."

(EMOCIONADO) Ay, Julio.

Muchos recuerdos, ¿no, Julio? -Muchos.

Muchos recuerdos, ¿no?

¿Usted trabajó aquí, en toda esta zona?

Yo trabajé en una cantera que hay aquí enfrente.

Trabajé en esa cantera desde que salí de la escuela

porque con 12 años te echaban. ¿Le gusta ver cómo está ahora?

Esto es un paraje que es muy bonito.

El Caminito del Rey lo he pasado yo en bicicleta.

¿Qué dice? En bicicleta.

Y luego dice que los alpinistas estamos "pa'lla".

Me cogía mi bicicleta. Cuando llegaba a las escaleras

me la ponía aquí, la bicicleta, la bajaba y salía otra vez con ella.

Julio, muchas gracias. Ha sido una gran sorpresa

encontrar esta historia en este camino.

Es el Camino del Rey, pero también el de las sorpresas.

Muchas gracias, Julio. Seguimos, ¿no?, nosotros.

(Música suave)

"El Desfiladero de los Gaitanes es un cañón de unos 3 km de longitud

excavado por el río Guadalhorce.

Las altas paredes verticales llegan hasta los 300 m de altura.

Hace millones de años estas paredes eran un fondo marino

formando una playa jurásica. El mar no bajó su nivel

sino que fueron las montañas las que emergieron

formando este impresionante desfiladero".

(Continúa la música)

"Llegamos al punto más impresionante del Caminito: el Puente Colgante.

Los que tienen vértigo mejor que crucen estos 30 m de acero

mirando al frente. Los que no, que miren hacia abajo: al abismo".

Ali, una cosa. Dime.

Una de las cosas que tienen estos paisajes

es percibir el vacío. ¿Cómo lo haces?

Bueno, por el sonido. ¿Por el sonido?

Por el sonido percibo la distancia a la que estoy ahora del suelo

o la profundidad que puede haber. ¿Ahora notas que debajo de tus pies

hay unos 150 m de aire?

(Viento)

No tan exacto, pero noto. Diría 148. (TODOS RÍEN)

De estos deportes de la naturaleza, ¿cuál es el que más te gusta?

¿A mí? ¿Cuál percibes más intensamente?

Creo que escalar. La escalada.

Me siento muy segura porque soy yo con mi tacto, mi cuerpo

y mi confianza es como la que... A mí, de hecho,

lo que me gustaría poder hacer hoy contigo

es que me llevases a escalar. Claro, encantada.

¿Vamos a escalar después? ¿Nos va a dar tiempo?

¿Qué hora es? Pepe, ¿tú te enrollas?

Yo me enrollo. Vamos a escalar. -Vamos a escalar.

"En mi paso por Antequera

he vivido el contraste de dos paisajes muy distintos:

el increíble paraje natural de El Torcal

y el sorprendente camino forjado por la mano del hombre

en el Desfiladero de los Gaitanes.

Me he pasado el programa visitando piedras milenarias

y refrenando las ganas de escalar.

El mejor homenaje que se me ocurre hacerle a esta tierra malagueña

es hacer una de las cosas que más me apasiona: escalar.

Pero acompañada de Alicia".

(Viento)

Si me va a adelantar la bicha...

Más abajo, aquí, hay unas más buenas.

Mira, aquí. Vale. Aquí. Ahí voy.

Mira. Vale, mano izquierda arriba. Ahí.

Ahí sigue subiendo, que yo me aseguro.

Vale. Más, más, más, más. Ahí.

Empuja el cuerpo, incluso la repisa donde tienes el pie.

Estamos en el final. Oye, Alicia, caray, qué gusto.

De verdad, un superplacer todo lo que me has enseñado.

Gracias. Y vosotros a mí. Muchísimas gracias.

No, qué va. Qué guapa.

80 Cm - Torcal y Caminito - ver ahora
-->